Archivos Mensuales: septiembre 2017

Cree Solamente y No Temas

Jairo, un principal de la Sinagoga había venido a Jesús para pedirle que sanara a su hija que estaba gravemente enferma, El accedió a esa petición. Se encaminaron hacia donde se encontraba la niña. Posteriormente, vinieron de la casa de Jairo y le dijeron que ya no molestara al Maestro, porque su hija había fallecido. Cuando Jesús escuchó lo que se le decia, se dió vuelta y le manifestó a Jairo: "No temas, cree solamente".

No se como te encuentras en este momento, talvez estas pasando por un tiempo dificil, estas preocupado por las cosas que estan ocurriendo en otros paises (terremotos y huracanes), o no tienes un trabajo, o has padecido por una enfermedad durante tanto tiempo.

Pero asi, como Jesús le dijo a Jairo, NO TEMAS, CREE SOLAMENTE, lo mismo te está diciendo a tí ahora. No te enfoques en las circunstancias, céntrate en El, confia en Dios, porque El tiene el control de todas las cosas.

Ahora mismo, habla pálabras de esperanza, ignora totalmente esas situaciones que te atormentan y quita tus ojos de eso.

No ignoras los hechos, pero te vuelves a Jesús y te enfocas en El. Tienes que tener determinación. Cuando lo haces, nada puede pararle de llegar a tí. Porque El está viniendo con salud, con liberación y está viniendo con el poder de la resurrección.

Marcos 5:41-42 "Y tomando la mano de la niña, le dijo: Talita cumi; que traducido es: Niña a ti te digo, levántate. Y luego la niña se levantó y andaba, pues tenía doce años. Y se espantaron grandemente".

En otras palabras, se maravillaron y eso es lo que te va suceder, te vas a quedar maravillado de lo que Dios va hacer contigo.

Tú te vas a quedar maravillado en esta semana, se te va a mostrar en tu casa con sanidades, salvación, gozo, alegría y provisiones sobreabundantes. Se va a mostrar a tus hijos por los cuales, tú has estado orando por mucho tiempo. Se va a mostrar en aquellos familiares que se encuentran en el hospital. El viene a tu casa y te va dejar impresionado.

Pero para hacer que Jesús venga a tí, vas a hacer como hizo Jairo:

1. Aproxímate a Jesús con FE. Estar seguro que Jesús te ayuda en el tiempo de necesidad. Fe es ponerse de acuerdo con Dios, fe es ponerse de acuerdo con la Palabra de Dios.

2. Ten la CONFIANZA que tuvo Jairo: Yo sé que tú vas a ayudarme; yo sé que nada es dificil para tí; para tí no hay nada imposible; tú tienes el control de todas las cosas.

3. Actua como si Jesùs ya lo hizo y AGRADECELE a Dios por adelantado. Entra al ambiente sobrenatural y vas a alcanzar lo que es imposible.

4. DECLARA la Palabra de Dios sobre tu vida, activa las promesas de Dios: tienes que oirte decir: Yo soy un hijo de Dios; yo voy a salir de esta situación porque Dios es mi proveedor, porque Dios es mi sanador; porque yo soy mas que victorioso en Cristo Jesús; mi futuro es brillante porque Cristo está en mí y el Espiritu Santo mora en mi ser.

Cuando pones en práctica estos principios, entonces Jesús va responder a tu fe. 

Recuerda, entre mas grande es el problema, mas grande es el milagro. El milagro de Jairo fue que su hija fué resucitada de la muerte en vez de ser levantada de la enfermedad.

No dejes que el temor te domine. No temas, confia en Jesús. Cree solamente. Si el temor viene, resístelo y echalo fuera de tu vida, tú tienes la autoridad de atar y desarraigar. Someteos pues a Dios, resistir al diablo y el huirá de vosotros. En el nombre de Jesús.

Gracias Señor por la respuesta a mis oraciones. Te amo con todo mi corazón. Tú eres lo mas importante de mi vida. Y por eso te alabo y te bendigo.

 

 

Comentarios

Conociendo a Dios como Padre

Algunos ven a Dios como alguien distante en el cielo. Y otros, como un Dios que tiene un bate, esperando que alguien cometa un error para caerle encima.

Esto es una imagen erronea de Dios. La mejor imagen que podemos tener de Dios es la de un Padre amoroso. Alguien que está por tí, que te anima para que alcances tus sueños, alguien que cree en lo mejor para tí.

Cuando vemos a Dios como un Padre amoroso, entonces nos podemos dar cuenta que Dios no está muy lejos, al contrario está cerca de nosotros.

Juan 14: 23 dice "Respondió Jesús y les dijo: El que me ama, mi Palabra guardará y mi Padre le amará y vendremos a él y haremos morada con él". De aqui podemos deducir que el Padre viene a morar en nosotros y dentro de nosotros por el Espíritu Santo.

Y si es así, está ahí como una fuente constante de fortaleza y de animo. Está ahí cuando caes y te empuja para que sigas adelante. Dios siempre está ahí asegurandose que tengas lo que necesites.

Dios Padre está ahí las 24 horas disponible para atender tus llamadas cuando tú más lo necesitas. El no te va a dejar en espera, sino que como hijo tienes linea directa con acceso directo al Padre.

ESTA ES LA CLASE DE PADRE QUE TENEMOS, amoroso y siempre dispuesto a atender nuestras llamadas.

Cuando Jesús oraba al Padre, comenzaba asi: Mateo 6:9 "Padre nuestro que estás en los cielos…..", como alguien que está cerca, que escucha lo que tienes que decir, alguien que desea guiarnos en nuestras vidas. Por esta cercanía, cuando lo buscas como Padre es facil de hablarle, es facil de esperar cosas buenas, es facil esperar su perdón y su misericordia.

Al ver a Dios como Padre, tu serás fuerte y estarás confiado porque estás seguro que el controla todas las cosas y porque sabe todas las cosas de tí.

Es más, El está increiblemente orgulloso de tí, al punto que busca la oportunidad de presumir de tí. Así que no vayas por la vida sintiendote fracasado y con pensamientos negativos y no permitas que nadie hable mal de tí.

Es cierto que lo conoces como Salvador, como perdonador, como Rey de Reyes, y eso es bueno. Pero debemos tomar un paso adelante, conocerlo como Padre. El quiere que sepás que El está increiblemente loco por tí. Y no importa la edad que tengas, o por las circunstancias que estas pasando, o cual es tu apariencia, El está maravillado de tí.

Pueda que en algun momento de nuestras vidas cometamos un error, pero como todo buen Padre, El no va a cambiar de verte como su hijo o su hija. Pero que no sea esta una excusa para vivir una vida deshonesta.

Cuando cometemos errores tres cosas debemos de hacer:

1. Pedir perdón.

2. Buscar la misericordia de Dios.

3. Olvidate del pasado y sigue adelante con tu vida.

Si vienes con un corazón arrepentido como la historia del hijo pródigo, te aseguro que Dios Padre te va a restaurar.

El te va a dar un  nuevo comienzo.

El va hacer que el resto de tu vida sea mejor que la primera parte.

El no te va a condenar, mas bien te va a mostrar su misericordia. Y hará que tus sueños se cumplan y llegues a ser lo que el Padre destinó que llegaras a ser.

Que Dios Padre te bendiga abundantemente.

Comentarios

Creamos En Las Promesas de Dios

Una promesa posee extraordinarios poderes para motivar, porque pone delante de nosotros una esperanza que nos anima el corazón y alimenta nuestra imaginación acerca de cosas futuras.

Cuando la recibimos tendemos a atesorarla en nuestro interior creyendo contra viento y marea, en el cumplimiento de aquello que se ha anunciado por adelantado.

Una promesa, sin embargo, no tiene poder alguno, a menos que escojamos creerla.

Y esto fué lo que le aconteció a Josué, cuando Dios lo seleccionó para llevar al pueblo remanente de los Hebreos a la tierra prometida. Dios tuvo que venir a decirle, No temas, Yo estaré contigo, No te Dejaré, Ni te Desampararé.

Y esto es precisamente lo que Dios nos dice ahora, que Él estará con nosotros todos los dias de nuestras vidas. Asi que como hijos de Dios, podemos hacer nuestra esa promesa y cualquier otra que se encuentre en la Palabra de Dios, porque son para nosotros.

Josué escogió hacerla suya y por eso conquistarón toda esa tierra donde han sido bendecidos.

Y eso es lo que Dios quiere que creamos en Él y en sus promesas.

2 Pedro 1:3-4 "nos han sido dadas precíosas y grandísimas promesas, para que por ellas lleguéis a ser participantes de la naturaleza divina". De modo que las promesas son una parte esencial del plan de Dios para nuestras vidas.

Así que no tengamos temor de creerle, porque sus promesas han sido declaradas para establecernos y afirmarnos.

Nuestro desafío es ser valientes para no creer las mentiras que indudablemente aparecen en tiempos de crisis. Para triunfar debemos escoger creer las promesas que Dios ha hecho a nuestro favor, y Él a su vez, LAS RESPALDARÁ.

Béndito sea el nombre de Dios.

Comentarios