Archivos Mensuales: octubre 2017

Superando El Desanimo

Todos pasamos o pasaremos por tiempos de desaliento, pero recuerde que ésa no es la voluntad de Dios, porque su voluntad es que estemos animados, de tal manera que podamos en libertad animar a otros. Por lo tanto, no hay que permanecer desalentado.

Veamos el ejemplo de David, quien se encontraba desanimado, pero logró superar esa estado de animo.

Dice la Palabra en 1 Samuel 30: 1-6 "David regresa a Siclag que había sido asolada y prendido fuego. Se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos. Entonces, David y la gente que con él estaban, alzaron su voz y lloraron, hasta que les faltaron las fuerzas para llorar…..David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo estaba en amargura de alma, cada uno por sus hijos y por sus hijas; más David se fortaleció en Jehova su Dios".

La palabra fortalecerse significa animarse. Después de un tiempo, el entendió perfectamente esto, o de lo contrario el desaliento le hubiera traido las siguientes consecuencias:

1. Divide nuestra atención.   Una persona dividida en su pensamiento es porque tiene algo que le molesta y no puede hacer las cosas de manera óptima. Ese desánimo puede ser a causa de algo que le puede estar ocurriendo en su casa, o por problemas de salud o financieros o con otras personas.

2. Podemos perder confianza en nosotros mismos. Afectando nuestras relaciones con nuestro hijos, nuestros conyuges y los demás. La pérdida de confianza es debastadora y sino la confrontamos nuestra vida saldrá perjudicada.

3. Nos podemos volver negativos. Con nuestras propias palabras nos metemos en un lío y nos podriamos desanimar más. Perder el gozo, etc.

4. Tomamos decisiones que resultan caras. Por lo que es sabio no tomar decisiones. Podriamos pensar inadecuadamente.

Podriamos incluso llegar a pensar que a Dios no le importo o que ya no nos contesta nuestras oraciones y al final, satanas nos llena de dudas.

5. Nos aleja del Señor. Esto lo empeora más y llegar al punto de pecar. 

CUAL ES LA CURA A TODO ESTO ?

1. Examinémonos a nosotros mismos. Y preguntémonos: que me tiene desalentado?, cual es la causa de ello?. Seguro que David se preguntó todo esto, y encontró una respuesta y reaccionó. Y probablemente se dijo así mismo, ya basta, voy a buscar a Dios por una contestación y me diga que hacer.

2. Veamos hacia arriba a Dios. 1 Samuel 30: 7-8 "Abiatar, hijo de Ahimelec: Yo te ruego que me acerques el efod. Y Abiatar acercó el efod a David. Y David consultó a Jehová, diciendo: Perseguiré a estos merodeadores? Los podré alcanzar? Y Él le dijo: Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los cautivos.

Después se muestra como David hace lo que Dios le indicó y trajo a toda su gente de regreso a su campamento.

Dios es Todopoderoso y tiene el poder para sacarnos de esto o cualquier situación. La Biblia dice que El nos ama. Sé que Él está con cada uno de nosotros y que Él tiene el poder para rescatarnos de este desaliento.

Sino lo buscamos estamos en problemas.

3. Veamos la fidelidad de Dios en el pasado. Veamos solo aquellas oportunidades donde Dios nos ha sacado.

Salmo 34:17-19 " Claman los justos y Jehová oye, y los libra de todas sus aflicciones. Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu. Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová".

Tenemos la historia de liberación en nuestras vidas.

4. Veamos adelante a lo que Dios nos ha llamado a hacer. No vivamos en el pasado, no hablemos del pasado, hablemos de lo que Dios está haciendo en su vida hoy, ahora. Y de lo que Él quiere que usted haga en el futuro.

Recuerde que Él tiene una voluntad y un propósito para su vida, la cual es perfecta y buena. Reorganicemos nuestra vida si es necesario.

5. Debemos resistir el desanimo. Es decir, decidir confiar en nuestra mente y corazón en Dios.

Porque es Él quien tiene control de todo. Porque Él es el Dios del universo. Porque Él es bueno y siempre cumple su Palabra.

Él siempre está con nosotros, mora en nosotros mediante el Espiritu Santo.  Él nos dice: No te dejaré, ni te desampararé.

Él está ahí, dandonos guía, dirección y aliento, ayudándonos para ser las personas que quiere que seamos.

No importa lo que enfrentemos en la vida, nunca lo enfrentaremos solos porque tenemos al Espiritu Santo que está de nuestro lado, que nos ayuda, fortalece y nos sustenta. 

Y si tan solo lo escuchamos y creemos en Él, nos dá una nueva perspectiva de la vida.

Declaremos en voz alta: "Me niego a aceptar el desanimo, porque Dios me ama, El es bueno, es poderoso, está conmigo, me ayuda, me ha prometido no desampararme, y si estoy con Él, me sacará de eso. En el nombre de Jesús". Amen

6. Leer la Palabra de Dios todos los dias. Porque en la Palabra encontramos toda respuesta. Necesitamos leer y descubrir cada día lo que Dios quiere decirnos. Si aun no la ha leido, hoy es cuando. Comience primeramente por el Libro de San Juan, luego, los demas Evangelios, los Salmos y Proverbios.

Al iniciar la lectura de la Palabra diga: " Señor, estoy cansado de estar desanimado, quiero vivir como tú quieras que viva, estoy en tu Palabra, habla a mi corazón".

Estoy seguro que Dios le hablará, porque le ama y quiere lo mejor para usted.

Que Dios bendiga su vida poderosamente y no te olvides: Él quiere que tengas una vida abundante.

Comentarios

No Sacrifiquemos Nuestro Futuro Por El Placer Momentaneo

La sociedad en que vivimos quiere las cosas el dia de hoy. Pero debemos recordar que el diablo al tentarnos, no nos habla de las consecuencias, siempre habla de la diversión y el gozo.

Tenemos una ilustración en Genesis 25: 29-34, habla de cuando Esaú vendió su primogenitura por un guisado de lentejas. Un precio alto que tuvo que pagar, puesto que después se arrepintió y tuvo que vivir con las consecuencias.

Esaú llegó cansado después de un día de trabajo arduo y muy hambriento. "dijo a Jacob: te ruego que me dés de comer de ese guiso rojo, pues estoy muy cansado….Y Jacob: respondió: véndeme tu primogenitura. Entonces dijo Esaú: he aquí yo me voy a morir, para que pues me servirá la primogenitura. Y dijo Jacob: júramelo en este día, y él le juró y vendió a Jacob su primogenitura. Entonces Jacob dió a Esaú pan y del guiso de las lentejas y él comió y bebió y se levantó y se fué. Así menospreció Esaú la primogenitura".

En otras palabras, lo que Jacob le estaba pidiendo: renuncia al derecho de la herencia del padre, al derecho de la fortuna de la familia, renuncia al lugar de autoridad en la familia y al sacerdocio.

Esto al igual que nos pasa a nosotros cuando deseamos algo y no medimos las consecuencias. Sobretodo cuando las decisiones que tomamos nos pueden inducir al pecado.

La pregunta aqui es, si has tomado alguna decisión que hubieras preferido haberlo pensado antes o deberías haber pensado en el precio que has tenido que pagar ? 

Antes de salir de ese atoyadero, repasemos cuando es que sacrificamos el futuro por el placer del momento:

1. Cuando no tomamos en cuenta los mandamientos y princípios de Dios. La Palabra es clara cuando dice: No robarás, No mentirás, No matarás, No cometerás adulterio, No desearás la mujer de tu projimo, ni sus poseciones, etc.

En cualquiera de ellas, Dios dice NO, y si las hacemos, cada una de ellas acarrean consecuencias. Prácticamente las tenemos ahí, pero las desconocemos, queremos hacer lo que nos plazca.

2. Cuando insistimos en la satisfacción inmediata de nuestros deseos. Dicho de otro modo, si tengo un deseo lo quiero ya, ahora mismo.

Un ejemplo claro es el de David. Se paseaba por los patios del palacio y desde allá, vió a una hermosa muchacha, la deseo y aun cuando era casado, pidió a un guardia que la trajera a sus aposentos. Terminó embarazandola, envió a su esposo al frente de batalla donde murió, pero cuando tuvieron su hijo falleció a los pocos dias, y al final su reino quedó dividido.

Otro es el caso de Sansón, el hombre mas fuerte de la tierra. Le gustaba relacionarse con prostitutas llegando a conocer a Dalila, quien fué sobornada por el Rey de los filisteos para que descubriera de donde provenía su fuerza. Tontamente despues de tres fallidos intentos, le descubrió su secreto. Al final, perdió su fuerza, era exhibido en grandes eventos, se burlaban de él, lo metieron preso y le sacaron los ojos.

Sansón arruinó su vida por completo por algo que deseó en ese momento. Cosechó lo que sembró.

3. Cuando nos enfocamos en lo mundano en lugar de lo eterno. Probablemente piense que quienes nos rodean no se percatan de lo que ha hecho, pero no se engañe, Dios lo sabe.

4. Cuando tomamos decisiones irrevocables en períodos de debilidad física y emocional. Eso fué lo que le sucedió a Esaú sin pensar en el futuro, Comió un plato de lentejas pero a que precio.

Definitivamente el pecado sólo satisface temporalmente. Y cualquiera que sean sus planes, quiero decirle que Dios ya los ha visto y sabe el resultado. Si has caido en adulterio o prácticado el aborto, al inicio todo parece marchar bien, sin embargo después de un tiempo, la carga de la culpa es más de lo que pueden soportar.

Vivimos en una sociedad que se vende al sexo, a las drogas y a todo eso. Pero Dios puede indicarnos cual es la senda correcta.

Complementariamente podemos reflexionar que otros asuntos podemos encontrar en el tazón de lentejas de Jacob:

1. Alcohol. Puedes comprar lo que quieras y beber cuanto quieras, pero terminarás esclavo del alcohol y al final puede llegar a destruirte a tí, tu familia y a tus hijos. Es eso lo que quieres ?. El alcoholismo trae consecuencias.

2. Prejuicios. O sea, tratar a las personas despectivamente. Para Dios no hay prejuicios.

3. Las drogas. Igual que el alcohol, producen esclavitud y destruyen las vidas y de los suyos.

4. La amargura. Probablemente le han hecho daño y la amargura es muy destructiva ya que afecta su salud emocional.

5. Adulterio. Este es un pecado que casi se ha legitimado. Está en la televisión, en la música, pero una noche, un día, puede costarle algo por el resto de su vida. La infidelidad y la deslealtad es pecado contra Dios y no podemos pecar contra alguien sin que ocurra algo.

6. Odio. Cuando odiamos afecta nuestras vidas, nuestra salud, nuestra actitud, nuestra relación con Dios y nuestra relación con otras personas.

7. Rencor o falta de perdón. Nunca podemos justificar la falta de perdón. Jesús no lo hizo. La falta de perdón es un sentimiento que tenemos y nos ha hecho daño en algún momento. Consume nuestra vida y causa toda clase de enfermedades. Pero tenemos el modelo de Jesús sin importar lo que nos hayan hecho.

Amigos, hermanos, el pecado es destructivo. Y no importa quien seas, ni el pecado que cometas. El pecado trunca nuestra relación con Dios.

De haber encontrado alguno de estos pecados o algo más, entonces, hoy, ahora mismo, debes confrontarlos. Porque sino lo haces, sacrificarás las mejores bendiciones que Dios tiene preparado para tí.

Sólo, será dificil sino imposible, pero si aceptas a Jesús en tu corazón, El, el Padre y el Espiritu Santo vendrán y harán morada en tí. Te convertirás en una nueva criatura, serás un hijo de Dios, todo pecado será perdonado y limpiada toda maldad. Tendrás acceso al trono de la gracia y la misericordia.Y tu vida será restaurada.

1 Juan 1:9 "si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad".  Y más importante,  pasarás de la muerte a la vida eterna.

Ora conmigo en voz alta: Padre celestial, vengo delante de tu presencia, para pedirte perdón por mis pecados, creo que Jesús es el Hijo de Dios, y que Dios lo levantó de entre los muertos. Hoy, hago un nuevo pacto contigo, de seguir tus mandamientos y tus preceptos. Amên.

 

 

Comentarios

Como Tener una Fe Estable

Todos en algun momento tenemos falta de fé, sin embargo Dios nos dice que si pedimos algo, no dudemos. Lo que Dios quiere es que no tengamos una fe titubiante, por lo tanto, debemos avanzar en ese sentido.

La fe es importante en cada aspecto de nuestras vidas, para alcanzar nuestras metas y para nuestros logros. Por eso es que cuando nos convertimos a Dios mediante su Hijo Jesucristo, nuestra vida se llena de entusiasmo y experimentamos esa sensación de éxito y de triunfo, aun cuando pasemos por adversidades y problemas.

Lo que pasa es que ahora andamos con Dios y estamos concientes de su presencia y su ayuda para enfrentar cualquier cosa que nos suceda.

Que aspectos hacen que nuestra fe titubee:

1. Cuando nuestra confianza en Dios está en conflicto con el razonamiento humano.La Palabra dice que debemos orar por nuestros enemigo. Eso suena contradictorio, pero eso es lo que Dios nos pide. Y talvez dudemos en un principio, pero cuando lo aplicamos vemos que el Señor nos llena de su paz con respecto a aquella persona.

2. Cuando permitimos que nuestros sentimientos venzan la fe. Puede que alguien sienta temor al que dirán, a las críticas, al fracaso, a las pérdidas. Aqui nuestro enfoque no es el correcto. Debemos de reenfocarnos ya que Dios tiene el control de todo y El lo sabe todo.

3. Cuando no vemos a Dios actuar en nuestras circunstancias. Es decir, que si hemos pedido algo a Dios y El no nos ha dado respuesta, nos desesperamos. Pero sepa que Dios está dispuesto a responder a su tiempo y a su manera.

4. Cuando nos enfocamos en las circunstancias en vez de Dios. Todo se agranda cuando nos enfocamos en las circunstancias o en nuestro dolor. Volvamos nuestros ojos a Dios. Porque su amor incondicional nos ayudará a salir adelante no importa lo que pase a nuestro alrededor.

5. Cuando no conocemos los caminos de Dios. El siempre actua basado en sus preceptos, no en nuestros sentimientos, sino en sus principios: Cosechamos lo que sembramos; obedezcamos a Dios y dejemos las consecuencias  en sus manos; Dios actua a favor de los que esperan en El.

Si caminamos en estos principios y en sus mandamientos, sabremos con seguridad que andamos en la dirección correcta.

6. Cuando nos sentimos culpables por pecados presentes y futuros. Si vivimos en algún pecado, se nos hará dificil depositar nuestra confianza en Dios, porque el pecado bloquea el poder de Dios en nuestras vidas. Recuerde: Dios no tolera el pecado. El lo sabe todo.

El pecado es destructor y deforma nuestra mente. Tenemos que desligarnos del pecado y para eso Dios nos recuerda: 1 Juan 1:9 "si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad". Esta es la Ley de Dios y su promesa.

Debemos confrontar nuestros pecados diariamente, sino lo hacemos, el pecado bloquea lo que Dios desea hacer.

7. Cuando escuchamos las mentiras de satanas. A que mentiras se refiere? : lujuria, rencor, pecado, desobediencia, odio, enemistad etc. Esto hace que la gente no tenga paz, ni gozo en su vida.

COMO CORREGIMOS UNA FE TITUBIANTE?

1. Cuando dudamos, hagamonos las siguientes preguntas:

a- De donde proceden estas dudas? Dios no actua en base a dudas.

b- Me ha fallado Dios alguna vez? En lo personal, Dios nunca me ha fallado a mí.

c- Nos ha prometido Dios suplir nuestras necesidades ? Siempre me ha suplido, nada me ha faltado.

d- No tenemos la ayuda del Espiritu Santo ?  El mora en nosotros y está en nosotros. Nos prometió estar con nosotros. La Palabra dice: No te dejaré, ni te desampararé.

e- Hay algo dificil para Dios? Seguro que para Dios todo es posible. No hay nada imposible para El.

f- Donde debe estar nuestro enfoque? No en la dificultad, sino en nuestro Padre.

2. Meditar en la Palabra de Dios. A diario, sin prisa y poniendo en práctica lo que dice la Palabra.

3. Debemos decidir valientemente obedecer a Dios. Y dejar en sus manos las consecuencias a El. Es una insensatez y un desastre no confiar en Dios.

Vamos a tener lo que Dios podria darnos y para ello, debemos aceptar a Jesús en nuestro Salvador. Asi que oremos:

Padre, vengo delante de tu presencia, pidiendote que perdones mis pecados, limpiame y lávame con tu preciosa sangre. Hoy te acepto como mi Salvador y Señor. Hago un pacto contigo, de seguir tus mandamientos y preceptos. Y declaro que yo y mi casa te serviremos a tí. En el nombre de Jesús. Amen.

 

 

 

 

Comentarios

Vencemos a Satanas con El Poder de la Sangre de Jesucristo

Apocalipsis 12:10-11 "10.- Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios de día y de noche. 11.- Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos…".

Cuando la palabra aquí hace referencia a ellos, es que se refiere a nosotros los que hemos aceptado a Jesús en nuestro corazón.

Vencido a quien?, pues a Satanas, por dos cosas:

1. La Sangre del Cordero.

2. Y por la palabra del testimonio.

Cuando testificamos lo que la Sangre ha hecho por nosotros:

1. Nos ha rescatado de morir en pecado y de vivir esclavos del pecado. Nos perdona constantemente cuando venimos ante su presencia y confesamos nuestros pecados.

2. Nos justificó. Es decir que al habernos sustituido, por su sangre, nos hace que podamos entrar delante de Dios y El nos ve como justos.

3. Nos limpia de todo pecado.

4. Nos da acceso a Dios porque nos reconcilió con Dios Padre.

5. Nos santifica. No por nuestras obras sino por el sacrificio de Jesucristo en la cruz del calvario. Nos aparta para sí. Ahora somos sus hijos y hace que crezcamos constantemente hasta entender nuestra relación con El, y continua hasta su muerte.

Es por esto que cuando hablamos de lo que ha hecho la sangre vencemos al enemigo.

No es nuestro trabajo, sino la Sangre del Cordero, que nos hizo victoriosos.

Testificar lo que la sangre ha hecho, se hace cuando aplicamos la sangre de Jesús declarandolo con la boca.

Dí lo siguiente pero en voz alta: "Yo aplico la sangre de Jesús sobre mi casa". "Yo aplico la sangre de Jesús sobre mi provisión". "Yo aplico la sangre de Jesús sobre mi familia".

Entonces lo que va a pasar es que el angel de la muerte no nos va tocar.

De otra manera sino declaras la sangre sobre tu vida, la enfermedad está trabajando, la brujeria está trabajando porque nunca testificas de Jesús y lo que la sangre ha hecho sobre tí. Por eso el enemigo está trabajando en tu cuerpo y en tu mente. Esta trabajando en tus finanzas.

Porque cuando estás testificando de Jesús y de lo que la sangre ha hecho por tí, entonces estás bajo la protección de Dios y el enemigo no puede trabajar en tí.

Por eso es que el testimonio de tu vida, lo tienes que contar a tus hijos, a tus nietos, a tus vecinos, etc.

Abre tu boca y diles a tus compañeros de trabajo lo que Dios ha hecho.

Y cada vez que lo haces, vences al enemigo. Cada vez que hablas de tu testimonio, estás profetizando que CRISTO está VIVO.

Estas testificando de su resurrección. Jesús está vivo.

Cada vez que estás testificando estás untando con la Sangre de Cristo a tu casa, a tu familia. Porque no me averguenzo del evangelio porque es poder de Dios para salvación.

No servimos a un Dios muerto, servimos a un Cristo vivo.

1 Pedro1:2 " elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la Sangre de Jesucristo".

En otras palabras, la sangre sólo protege al obediente. Tenemos que caminar en obediencia para que la sangre pueda liberar su poder y pueda protegerte.

Para obtener la protección de Dios, debemos declarar la sangre primero sobre sí mismo, luego declarar la sangre sobre la familia, sobre el recinto donde te encuentres, sobre las cosas, sobre la gente.

Porque cuando aplicamos la sangre de Jesús, es el area en la que Dios va a trabajar en tu vida.

Si quieres que Dios trabaje en tus emociones, dirás: Padre en el nombre de Jesús, declaro el poder de la Sangre de Jesús sobre mis emociones.

Padre, estoy luchando con el temor y las fortalezas: declaro el poder de la Sangre de Jesús sobre mi mente, ahora, en el nombre de Jesús.

Si hay una maldición en mi vida: En el nombre de Jesús, yo declaro el poder de la Sangre de Cristo Jesús sobre esa maldición.

A lo que apliques la sangre, ahí es donde Dios va a trabajar.

Asi que vamos a ponerlo en práctica:

Si tienes pesadillas, ponte la mano sobre la cabeza y dí: Padre, en el nombre de Jesús, declaro el poder de la sangre sobre mis sueños y toda actividad demoniaca cesa ahora por el poder de la sangre de Jesús.

Cuando alguien está desempleado, aplica la sangre de Jesús a tus finanzas. Yo declaro el poder de la sangre de Jesús sobre mis finanzas. Etc. Amên. 

 

 

 

Comentarios