Todo creyente debe ser guiado para tener un corazón conforme al corazón De Dios.

Quieres tú tener un corazón como el de Dios?

Hechos 13:21-22 “Luego pidieron rey, y Dios les dio a Saúl hijo de Cis, varón de la tribu de Benjamín, por cuarenta años. Quitado éste, les levantó por rey a David, de quien dio también testimonio diciendo: He hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero.”

Piense por un momento, que Dios haga lo que quiera con usted.

Ahora bien, como es un corazón conforme al de Dios?

Pero antes, veamos porque es que Dios declaró que David era un hombre conforme al de Dios, aun cuando tuvo un desliz con una dama y le pidió al General de sus ejércitos que pusiera al esposo de esa dama frente a la batalla, para que fuese abatido por los enemigos de los hebreos y esconder su pecado.

Como entender esto? Porque aun así, Dios lo llamó un hombre conforme a su corazón?.

Para entenderlo, hay que comprender lo que significa lo que es un propósito.

Propósito se define de esta manera: intención original. Es decir que Dios en su mente tuvo un propósito con David.

En la mente de Dios, antes de crear algo físicamente, primero lo termina, lo diseña en su corazón y en su mente.

Lo que esto nos está indicando es que Dios siempre vé desde su intención original. A diferencia de la gente que no te vé en tu propósito original, es más, la gente te vé en el momento de hoy, en lo que eres hoy, en lo que estás pasando hoy, la gente ve el error, vé el pecado.

Los hermanos de José, nunca pensaron que iba a ser el Primer Ministro de Egipto. Pero cuando Dios creó a José lo vió en su propósito.

Cuando Dios creó a David, vió el final de David. Por eso es que Él dice: yo me hice a un hombre conforme a mi corazón. Esos pecados que él cometió, se va a arrepentir y se convertirá en el David que Yo creé.

Así que, nadie nos menosprecie por lo que estamos pasando; que nadie nos menosprecie por los errores y faltas que cometemos, porque Dios ya te vió terminado.

Que nadie te menosprecie porque estás sola, o solo; que nadie te menosprecie por el color de tu piel, porque Dios ya te creó con un propósito.

Con esto quiero decir que vamos a pecar? NO. Porque cuanta màs gloria hubiera recibido David sino hubiera pecado. Además, David en su pecado, tuvo que pagar las consecuencias.

Pero aun así, Dios no vió al asesino, ni al adúltero. Él vió al rey cumpliendo el propósito de Dios en Israel.

Que lindo que Dios nos vé diferente a como la gente nos ve.

Asi que cuáles son las 5 características de una persona dada al corazón de Dios de acuerdo al Rey David:

1. David fué rápido en arrepentirse. Y donde lo manifestó fué cuando Dios envió al profeta Natán a descubrirle lo que había cometido. Y ahí mismo se percató de su pecado y de una vez, se arrepintió. A diferencia de Saúl que no se arrepintió, sino que quería que el profeta Samuel lo justificará delante del pueblo sin importarle su desobediencia. De ahí que podemos ver que Dios vé el final y no el proceso.

Toca pasar un proceso para llegar al propósito. Y por eso, las reuniones a las cuales asistimos, o el dedicar tiempo para leer o escuchar mensajes son un entrenamiento. Por lo tanto, todos hemos sido llamados a un propósito y a un llamado santo. Es más, Dios no te hubiera creado, sino tuvieras un propósito. Recuerda, en ese proceso hay críticas, hay rechazo y tienes que madurar porque cuando cumples tu propósito debes estar refinado.

2. Un corazón tras el corazón De Dios, es un corazón que siempre quiere agradar a Dios. Esto no es fácil, esto no viene por ósmosis. Esa persona quiere agradar a Dios y debe odiar la maldad. Proverbios 8:13 “ El temor de Jehová es aborrecer el mal, la soberbia y la arrogancia, el mal camino, y la boca perversa, aborrezco".

No dice que está en desacuerdo con el mal, dice que odia la maldad, el pecado, la iniquidad, la transgresión, la mentira, la falta de perdón, el resentimiento, la indiferencia a Dios, etc., y quiere agradar a Dios.

David, siempre que tenía que tomar una decisión consultaba a Dios y no se movía hasta que recibía la respuesta.

Que Dios nos dé un corazón conforme al de Dios, para que todo lo que hagamos sea conforme a su voluntad. Porque cuando algo es la voluntad De Dios, Él te dá la gracia para hacerlo.

3. David tenia el temor a Dios. Ésto es lo que nos hace querer agradarle en todo. Por eso cuando venimos a Dios debemos hacer un pacto con Dios: que yo y mi casa serviremos al Señor.

Y cuando eso sucedió, Dios respondió trayendo a mis padres, hermanos, esposa, e hijos a los pies del Señor. Lo mismo que a ustedes, hijos de Dios, y estoy seguro que vendrán a Dios, sus hijos, los hijos de sus hijos, los hijos de sus hijos, quienes servirán a Dios, y los que se alcancen en este blog Shekina.life

Esto que estamos hablando de destino. Esto va más allá de este mensaje, esto se trata de generaciones.

Porque como tú respondas a la voluntad de Dios, eso bendecirá o parará las bendiciones de Dios sobre tí y los tuyos.

“Señor: dame el temor de Dios para crecer mis hijos, para ofrendarte, para adorarte, para bendecirte. Estoy en busca de tu corazón.”

4. David era un apasionado De Dios y nosotros debemos serlo también.

Porque cuando hay pasión, eso se vuelve contagioso y entonces, más vendrán al conocimiento de Dios y a la búsqueda de su presencia.

Si tus hijos te ven apasionado por Dios, apasionados por el servicio a Dios, por adorarle, entonces ellos también querrán hacer lo mismo.

5. David era un apasionado y estaba consumido por adorar a Dios. Sino veamos cuando el rey Saul lo mandó a llamar para que sirviera en el palacio del Rey, porque dice la palabra que cuando un espíritu malo venía a él, entonces David tocaba y cantaba salmos a Dios, y el espíritu malo salía de Saúl.

David fué uno de los creadores de muchos de los Salmos. Y es que definitivamente encontró lo que la adoración hace a Dios.

Y es por eso que lo que primero que hacemos es ministrarle a Dios, ministrar al Espíritu Santo y a Jesucristo. Aun en nuestras reuniones de los Sabados a las 5:30 de la mañana, son exclusivamente para exaltarle. No adoramos para referirnos a nosotros o a nuestras necesidades, ya que hemos entendido que cuando exaltamos el nombre de Dios de corazón, entonces experimentamos su presencia y podemos encontrar lo que David descubrió al adorarlo.

Es ahí en el lugar de la adoración donde Dios abre su corazón al que lo adora. Y por ende, Él no se puede resistir, lo que le pidamos El lo va hacer, va a derramar su unción, lo va a sanar, lo va a liberar.

Tú no puedes ser conforme al corazón de Dios, sino eres un adorador de Dios. Entiende esto, no necesitas estar en un coro de adoración, lo que necesitas es tener una actitud de adorador, que salga de lo más profundo de tu ser.

Salmo 42:1 “ Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo".

Recuerda, Dios tiene un propósito en tu vida, El no ve el hoy de tu vida, El ve tu propósito por el cual fuiste creado. Es cierto estas pasando por un proceso, pero todo es para madurarte y refinarte haciendo la voluntad de Dios y entonces verás lo que Dios tiene preparado para tí.

Tiempo de orar a Dios: “Señor, yo quiero más de tí. No me importa lo que me cueste, quiero agradarte, quiero servirte, quiero adorarte, quiero tener un corazón conforme al tuyo. Quiero agradarte y aborrecer el mal. Te amo Señor con todo mi corazón. Y lo declaró en este momento en el nombre de Jesús, que es nombre sobre todo nombre.”

Comentarios