Archivos Mensuales: enero 2019

Porque es Importante el Crecimiento Espiritual en Dios

Tu no puedes crecer fisicamente bien sano, sino eres alimentado apropiadamente. Y cuando naces de nuevo, además de convertirte en hijo de Dios, es esperado e importante que crezcas y sigas creciendo espiritualmente.

2 Pedro 3:17-18 "Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén."

Al meditar en esta Palabra, nos dicta dos aspectos:

1. Que guardemos la Palabra enseñada por Jesús, para que permanezcamos firmes.

2. Que crezcamos y sigamos creciendo en la Gracia de Dios y sigamos creciendo hasta la eternidad.

Que significa crecer en la Gracia?: es crecer en su amor incondicional e inmerecido, en su favor hacia nosotros y crecer continuamente.

Porque debemos crecer en nuestro Señor Jesucristo?:

1. Está predeterminado antes de nacer de nuevo que crezcamos.

Romanos 9:29 "Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos."

Esta es la voluntad de Dios y el plan para tu vida. Que seamos conformados a la imagen de su Hijo Jesucristo, porque entre más nos parezcamos a Él, estamos cambiando en conducta, en comportamiento, en la manera en que conversamos y en nuestro caracter. Estamos creciendo.

Talvez tengas 65-70 años y piensas retirarte. Podrás no seguir trabajando, pero no terminas de crecer. Sí dejas de crecer, te estancas y te alejas cada vez más de Dios. Pero no!, debemos seguir creciendo hasta que Dios nos llame a nuestro hogar.

2. Él quiere que crezcamos para protegernos.

Protegernos de falsas ideas, falsas doctrinas, falsos profetas y de la clase de ambientes donde nos desenvolvemos.

2 Pedro 2:1 "Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina."

Sí algo contradice la Palabra de Dios, no es bueno, porque te aleja de Dios y por eso es que Dios quiere que continues creciendo en Él para protegerte de todo eso.

Es nuestra responsabilidad como padres, enseñarles a nuestros hijos acerca de la Palabra, además de vivir una vida consagrada a Dios.

3. Por nuestro amor hacia Jesús y nuestro conocimiento de Él.

Dios está interesado en nuestra relación con Él y su voluntad es que crezcamos, que nos parezcamos lo mas posible a Él, y si nos parecemos a Él, continuamente nos estamos siendo santificandos, y limpiandos de cualquier cosa.

Nosotros vivimos en una sociedad donde el pecado está a la orden del día y debemos de tener cuidado. La Palabra nos instruye que nos estemos santificando, creciendo en santidad, justicia y obediencia a Dios. Sí pecas, la santificación te lleva a tratar el pecado allí mismo. 

Como cristianos no debemos hacer aquellas cosas que destruyan nuestras vidas, porque sino caminamos en santidad, sufrimos las consecuencias.

Porque fallamos en crecer espiritualmente?

1. Porque la gente no se instruye.

No asiste a la Iglesia, no lee la Palabra, no comparte su fé.

2. Descuidas leer la Biblia, orar y asistir a la Iglesia.

Recuerda que la Palabra de Dios es tu desayuno, almuerzo y cena.

3. Por las influencias negativas de otros.

Vas a la Iglesia, pero te metes con gente que tiene otros principios. Y no toma tiempo sin que te vayas involucrando en cosas que no edifican y descuidas la Palabra de Dios. Además, tú como Padre o Madre tienes que ser ejemplo para tus hijos.

4. No estás seguro en lo que crees.

Y si es así estas abierto a otras doctrinas, a falsas ideas. Escucha: tu sistema de creencias es el compas de tu vida, es en lo que basas tus decisiones.

Hay una diferencia entre escuchar la Palabra y leerla, porque lo que veas, lo fotografías en tu mente. Hay algo importante al leer la Palabra de Dios, metetelo en tu vista, en tu cerebro y en tu mente, entonces será parte de tí.

5. El poder atractivo del mundo.

A donde vayamos lo vemos, el alcoholismo, las drogas, toda clase de inmoralidad, nudismo de toda clase, profanación, toda clase de violencia y el pecado aceptable, ese es el mundo en que vivimos, sino veamos la televisión u otras veces, estamos en la computadora y te aparecen anuncios de cosas que no nos explicamos porque salen. Tienes que ser cuidadoso en cuidar tu mente y tus ojos.

6. Dudar de Dios.

No importa cuan fuerte seas, si empiezas a dudar, cuidado porque puedes caerte, porque empiezas a tomar control de tu vida, empiezas a tomar tus propias decisiones y cuando empiezas a desobedecer a Dios, no solo te estancas, sino que te vas alejando de Dios.

7. La gente se dá por vencido a la tentación.

Puede ser en las finanzas, en el sexo, en las relaciones o puede ser en cualquier otra cosa.

Sino cortas de raiz eso, vas a seguir atado, a menos que confies en Dios, te arrepientas de tus pecados y te alejes de eso, es la manera de liberarte. Porque cuando te mueras, te verás cara a cara con Dios y si no te has arrepentido, tu no vas a recibir la recompensa que Dios tiene para tí.

Crecer es un mandamiento.

Evidencias de que estás creciendo en el Señor.

1. Entre más creces, te vuelves mas sensitivo a las cosas que no son correctas delante de Dios.

Dios te dá la capacidad de ver lo que a Él no le agrada.

2. Nuestra respuesta al pecado en nuetra vida es rápida y nos lleva a un arrepentimiento genuino.

Cuando hemos pecado, no le damos lugar a eso y decimos: "Lo siento por lo que sucedió, no quiero esto en mi vida." El tiempo para tratar con el pecado es inmediatamente, YA.

"Señor, te pido que me perdones, estoy avergonzado de mí mismo, yo quiero parar con esto, en este momento."

Tu creces en tu vida espiritual y no esperas.

3. Nuestras batallas espirituales son más intensas, pero aún así te mantienes con gozo.

Te darás cuenta que tus batallas espirituales son mas difíciles y duras, pero son oportunidades para estar firmes. Y despues de un tiempo, llegar al punto de agradecerle a Dios por haberlas superado. Y después, podemos perdonar más y amar más.

4. Vemos las pruebas y tentaciones como oportunidades para vencer.

Podremos decir: " Quiero agradecerte por la manera en que vas a ayudarme en mi vida en esta situación. Voy a confiar en tí. No se como me vas a ayudar, pero yo sé que tú vas a tratar este asunto, y sé que me ayudarás a salir de esta situación.

5. Veremos nuestro servicio a Dios como un alto honor y no una carga.

Todos tenemos tiempo para servir a Dios, no necesariamente predicar, o formar parte de un ministerio, pero haz algo, orar por otros, visita a alguien que está enfermo, o alguien que te ha invitado a compartir tu fé. Podemos servir a Dios de muchas maneras y no lo veremos como una carga.

Al hacer ésto, te pones en una posición para ser bendecido.

6. Somos capaces de ver que todo viene  de Él.

En realidad, no es que todo venga de Él, sino que hay ciertas cosas que Él lo permite por una razón. Porque si lo vemos desde esa perspectiva, no te enojarás, no te amargarás, no te resentirás, ni te volverás violento y te llevará a confiar de lo que Dios va hacer.

Sí vamos a crecer en el Señor vamos a crecer a otro nivel. Tienes que rendirte a Él, porque sino lo haces, no serás transformado y vendrán otras cosas hasta que aprendamos lo que Dios quiere enseñarnos.

7. El crecer continuamente, hace que nuestra fé crezca mas fuerte.

Lo que acostumbraba molestarte, ya no te molesta, ya no vas a lugares que solias ir, cosas que querias, ya no las quieres más. Lo que veias antes ya no las sigues viendo, ahora lo que haces es agradecer a Dios. 

8. Si crecemos en el Señor, vamos a dedicar mas tiempo en adorar y alabar a Dios.

Eso te ayudará a amar a Dios más. Querras departir con tus hermanos en comunión reunidos en la Iglesia, querrás estar en la Palabra, querrás que alguien te explique la Palabra y verás oportunidades para servir a Dios.

9. Nuestro deseo por obedecer a Dios se vuelve más intenso y el pecado se vuelve menos atractivo.

Entre más vivimos como Jesús, menos querremos el pecado en nuestras vidas. Por lo tanto, Dios quiere que vivamos una vida santificada, una vida apartada para Él por el Espíritu Santo que nos lleva a vivir una vida consagrada a Dios.

Cuando llenamos nuestras mentes con la verdad de la Palabra, te estarás edificando, fortaleciendo y serás empoderado para defender tú fé.

10. Estamos más ansiosos de compartir lo que Cristo está haciendo en nuestras vidas.

Entre más creces, querrás compartirlo con otros, querrás decirle a la gente quien es Jesús. No necesariamente decirle que has nacido de nuevo, sino querrás preguntarle de donde eres?, y la próxima vez, querran que les hables.

11. Experimentaremos una conciencia incrementada de su presencia.

Esa palabra presencia es número uno, caminar en su presencia, y dormir en su presencia. Entre más te asemejes a Dios, entre mas obediente seas, absolutamente, hay cosas que no dirías sí Jesús estuviera aquí, o no harías, la verdad es que Él está aquí.

Entre más conciente estés de su presencia, hay cosas y asuntos que tú no vas a tolerar porque tú eres un seguidor de Cristo Jesús.

12. Celosamente protegerás tu tiempo devocional y de oración privado.

Si no estableces un tiempo y lugar donde lees la Palabra de Dios y oras, el crecimiento no va a suceder.

Lo más importante es alimentar el espiritu, porque en eso es en lo que te vas a convertir y a formar parte. Sí descuidas la Palabra, no vas a crecer a la altura de Cristo.

13. Amar y pasar tiempo con Dios.

Sí sabes que Él te ama, y tomas tiempo para pasar con Él y Él contigo, Él se derramará en tu vida.

14. Entre más crezcas en el Señor, más darás.

15. Desarrollarás un hambre creciente en tú corazón por Dios

16. Vas a sentir el amor de Dios.

Cuando sientes el amor de Dios, y estás tan enamorado de Él que puede venir el diablo y simplemente lo ignoras.

 

Sí tú quieres vivir una vida productiva con frutos, con gozo, feliz y exitosa; que Dios te conteste tus oraciones y que te ayude a atravezar las tormentas, el dolor, los sufrimientos, la persecución, te aseguro que cuando te enuentres con Él, al final de tu vida, tendrás un sentimiento fantastico de haberle conocido. Asimismo, podras decir, talvez no lo hice bien, pero hice lo mejor que pude.

Si nunca confiaste en Jesús como tu Salvador, lo primero que haces es pedirle que te perdone tus pecados, conforme a lo que hizo en la cruz. Somete tu vida a Él y pídele que te ayude a crecer como creyente y seguidor de Jesús.

OREMOS:  Dios mio y Señor mío, te pido perdón porque no he crecido, como debería de hacerlo. Te pido perdón por las cosas, a las cuales, me he seguido sosteniendo, y que no me permiten crecer de la manera que tú quieres. Pero hoy Señor, los dejo ir. Y te doy gracias por tu perdón y limpieza. Gracias porque estás aquí, 24 horas al día y cada minuto. Ayúdame a crecer a la imagen de Cristo y me someto a tí, en el nombre de Jesús. Amén.

Fuente: Gracias Pastor Charles Stanley por sus enseñanzas.

Comentarios

Como Ser Libres de las Fortalezas Atravez del Ayuno y Oración

Mateo 17:14-21 "Cuando llegaron al gentío, vino a él un hombre que se arrodilló delante de él, diciendo: Señor, ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua. Y lo he traído a tus discípulos, pero no le han podido sanar. Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá. Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquella hora. Viniendo entonces los discípulos a Jesús, aparte, dijeron: ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera?. Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. Pero este género no sale sino con oración y ayuno."

Si has leido estos versículos, te darás cuenta que la historia aquí relatada, se refiere a un padre que trajo a su hijo para ser liberado por los discípulos de Jesús, sin embargo, ellos no pudieron echarlo fuera del niño, por lo que se presentó ante Jesús, y lo primero que hizo fué postrarse como una señal de reconocimiento de autoridad, soberano, y poderoso.

Por lo tanto, le pidió que sacara el demonio de su hijo. Jesús, al reprenderlo, salió del muchacho y quedó sano.

Lo interesante es que Jesús anteriormente, había enviado a sus discipulos a las aldeas con su autoridad y poder para que echaran fuera a los demonios, impusieran sus manos sobre los enfermos y sanaran, y así sucedió. Pero en ésta oportunidad no pudieron echarlo fuera. La pregunta es porqué?.

Lucas 10:19 " Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. "

Aquí la palabra potestad es autoridad para echar fuera demonios. Pero hay algo que faltaba en ello algo confrontar un caso como éste.

Jesús no solo les dió poder y autoridad, sino tambíen el uso pleno de su nombre.

Marcos 16:17 " Y estas señales seguirán a los que creen: en mi nombre echarán fuera demonios." 

Mateo 17:21 "Pero este género no sale sino con oración y ayuno."

Ayuno es el lugar donde legalmente obtienes poder e incrementas el poder de Dios en tu vida. Claro que Dios es el que dá el poder. Por tanto, el ayuno es lo que les faltaba a los discipulos. Es decir, necesitaban más poder para echar fuera este tipo de demonio.

Para lidear con ese demonio, que es lo que hizo Jesús.

1. Jesús le preguntó al padre: Cuanto tiempo ha estado así?

Marcos 9:20-21 " Y se lo trajeron; y cuando el espíritu vio a Jesús, sacudió con violencia al muchacho, quien cayendo en tierra se revolcaba, echando espumarajos. Jesús preguntó al padre: ¿Cuánto tiempo hace que le sucede esto? Y él dijo: Desde niño."

Porque queria saber Jesús cuando fué el punto de entrada de ese demonio. Tú nunca echas un demonio sino sabes cuando entró. "Desde cuando sucede eso?, desde que era niño."

Pudo haber sido en el vientre de su madre, o cuando tuvo un abuso mientras crecía. Mientras no le quites esa entrada no puede ser libre y el arrepentimiento remueve ese punto de entrada.

2. Cuando algo permanece por mucho tiempo desarrolla raices.

Jesús se percató que éste espiritu habia obtenido raices atravez del tiempo, había echado raices profundas. Y esto no se va a remover aun cuando tengas poder y autoridad, tu necesitas incrementar el poder para removerlo.

Esas raices pueden ser establecidas por una enfermedad,  un dolor, unas heridas, por odios, resentimientos, etc., y si han estado ahí por mucho tiempo, no se sale solamente con autoridad. Por esa razón los discipulos no pudieron echarlo, ese problema tenía mucho tiempo.

3. Esas raices de esa situación se convierten en foralezas.

Fortaleza es un castillo, desde donde opera el enemigo. Y no son fáciles de removerlas. Toma poder para demolerlas y echarlas fuera. Todo argumento o patrones de razonamientos no se salen solamente con autoridad, necesita poder incremental para derribarlas y removerlas.

Lo maravilloso de Dios, es que ha declarado en su Palabra, lo siguiente:

2 Corintios 10:4-5 "porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 

Como hijos de Dios y al haber nacido de nuevo, tenemos en nosotros al Espíritu Santo quien nos ha equipado para echar fuera, para derribar todo argumento, toda baja autoestima, toda imaginación, todo razanamiento contrario a la Palabra de Dios, pero necesitas incrementar el poder para echarlas fuera y derribarlas.

Tienes que asegurarte en la dimensión espiritual de obtener ese poder incremental atravez del ayuno y la oración.

Hace cuanto tiempo has tenido es problema financiero, hace cuanto tiempo has tenido esa depresión mental, hace cuanto tiempo has tenido ese problema sexual, hace cuanto tiempo has tenido esa pronografía, esos ataques de pánico, esos problemas emocionales, esas maldiciones generacionales?

Esos no salen con una simple oración, sino que se echan fuera con ayuno y oración.

Eso explica porque oras por ciertas cosas y no sucede nada. Otras gentes oran por tí y no sucede nada, pues esto requiere poder incremental para removerlos.

Pero esta mañana quiero decirte que como creyente, tienes el poder y la autoridad para destruir esas fortalezas.

Dios nos ha dado poder y autoridad y tienen que ser confrontadas. Y se requiere ayuno para confrontarlas.

Cada vez que tengas un problema arraigado, ya sea emocional, físico o financiero, o familiares esclavizados y no se ha movido, métele ayuno, porque el ayuno es la manera legal de obtener el poder incremental de Dios.

El ayuno es un acto de fé, es un sacrificio espiritual, es como un acto de adoración a Dios. Cuando ayunas, Dios vé el ayuno como un acto de adoración a Él y mientras lo haces, obtienes el poder incremental que solo Él lo puede dar y usar tu boca para echar fuera esa clase de demonios.

Este día es un día de liberación y la liberación es para aquellas personas que ya se cansaron de que éso siga sucediendo. Tienes que derribarlo, tienes que arrancarlo de tu ser,  tienes que derribarlo y echarlo fuera.

OREMOS: " Padre celestial, en el nombre de Jesús, este día, vengo delante de tí, reconociendo que hay fortalezas, que hay cosas en mí vida, hay generos que han desarrollado fortalezas y necesitan ser derribados esta mañana. Me arrepiento de haberles dado entrada a esos demonios, al enemigo, conciente e inconcientemente. Y en esta mañana, me arrepiento, perdóname Señor. Confieso todo pecado en mi vida, me arrepiento, y te pido que la Sangre de Jesús, me limpie ahora de todo pecado e iniquidad. La cruz me hace libre, soy perdonado, soy limpiado, soy lavado en la Sangre de Jesús. Ahora mismo, en el nombre de Jesús, arranco, arranco raices, derribo fortalezas, arranco incredulidad, arranco heridas de rechazo, de dolor, de pobreza, de enfermedad, de miseria, las arranco, las derribo, fortalezas mentales, las derribo ahora. Problemas emocionales, problemas financiero los derribo, ahora mismo. Yo ordeno en el nombre de Jesús, con poder y autoridad a todo demonio de este tipo, de esta clase, que ha estado en mi vida, que ha estado en mi esposa, que ha estado en mis hijos, yo te ordeno, salgas fuera de mí ahora, de mi vida, de mi familia, de mis negocios. Sal fuera, sal fuera, sal fuera, sal fuera, en el nombre de Jesús. Amén."

 

Fuente: Gracias por sus enseñanzas Apostol Guillermo Maldonado. 

 

Comentarios

Como Podemos Lograr una Vida Consagrada a Dios

Este es el año de la Mega Fe, el año mas glorioso de nuestras vidas hasta este momento, el año de los de repentes, pero sobretodo debe ser al año de mayor consagración a Dios.

Es un asunto de intimarnos más con Dios, con Jesucristo y el Espíritu Santo y para ello debemos crear o intensificar ciertos hábitos en nuestras vidas.

Pero que es un hábito?. Un hábito es un patrón de compartamiento a menudo inconciente, que se adquiere por repetición frecuente. En otras palabras es algo que hacemos una y otra vez.

En cambio una vida consagrada a Dios, es una vida que ya no busca satisfacción propia mediante un estilo de vida pecaminoso, sino que se ha entregado a Dios y a su voluntad. Es una vida rendida a Dios. Y como podemos lograrlo:

1. Estableciendo una vida de oración.

Marcos 1:35-37 " Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba. Y le buscó Simón, y los que con él estaban; y hallándole, le dijeron: Todos te buscan."

 Jesús estaba haciendo lo más importante de su vida, orando cada mañana, disponiendose a escuchar de Dios y del Espíritu Santo.

Una vida de oración, no se refiere a orar de vez en cuando, sino que se refiere a sentir cada día la necesidad, el deseo, el gozo y el gran poder que viene de orar y de hablar con el Padre.

Es decir, debe ser un hábito, algo que recurre en nuestra vida. No solo cuando estamos en aprietos, o en necesidad, sino porque amamos a Dios y estamos agradecidos por lo que Él hace en nuestras vidas.

Lucas 11:1 "Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos."

Los discipulos habian visto algo distinto en la oración del Jesús. No se trataba de algún ritual puesto que sentian le hablaba personalmente al Padre Celestial.  

Todos vivimos en un mundo de tentaciones, pruebas, penas, cargas y pecado. Y La verdad es que no se puede tener una vida consagrada sin tener una vida de oración, pues esto nos conecta con el Dios Todopoderoso y nos hace sensibles a su voluntad, propósito y plan para nuestras vidas.

2. Tener fé y confianza en Dios.

Salmos 103: 19 "Jehová estableció en los cielos su trono, y su reino domina sobre todos."

Si Dios ha establecido su trono en los cielos, eso nos dá una idea de su soberanía, su poder divino sobrenatural y omnisiente, que domina sobre todo. Por lo que esto, nos dá una gran base para creer en Él.

Por lo tanto, podemos estar seguros que Dios está a cargo de todo, no importa lo que suceda, sepa que Dios tiene las riendas, sepa que Él tiene el control y que puede confiar en Él para lo que sea que permita en su vida y en la mía.

Sino confiamos en Dios, no oraremos.

Proverbios 3: 5-6 " Fíate de Jehova de todo tú corazón y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos y El enderezará tus veredas." 

Cuando confiamos en Dios, se afianza nuestra comunión, lo que significa que tenemos una relación estrecha con Él. Significa cercanía, no solo en afecto, sino en mentalidad, en la forma de pensar, y en lo que sentimos.

Una relación estrecha con Dios es hablar con Él. Dios te escucha, tu le hablas a Él, le obedeces y Él te guía.

Hay una gran comunión en la vida de quien confía en Dios. Sí no estas preocupado, es porque estás confiando en Dios. Pero si estás preocupado, Dios te está señalando y diciendo: No me has entregado ese asunto de tu vida.

 3. Meditar en la Palabra de Dios.

Salmos 63: 6-8 " Cuando me acuerde de ti en mi lecho, Cuando medite en ti en las vigilias de la noche. Porque has sido mi socorro, Y así en la sombra de tus alas me regocijaré. Está mi alma apegada a ti; Tu diestra me ha sostenido.

Meditar significa leer la Palabra, pensar en lo que dice, examinar mi corazón a la luz de lo que dice Dios, hacerle cualquier pregunta, rendirle lo que sea que nos traiga a la mente.

Entonces, mi atención se centra en Dios, y cuando nos centramos en Él, sucede que las preocupaciones se desvanecen, los problemas se disipan, y nuestra mente ya no está contaminada con toda clase de asuntos que no nos hacen bien.

Por eso es vital un tiempo a solas con Dios, anhelarlo, meditar en Él, pensar en Él.

4. Obedecer a Dios.

Deuteronomio 27:10 "Oirás, pues, la voz de Jehová tu Dios, y cumplirás sus mandamientos y sus estatutos, que yo te ordeno hoy. Deuteronomio 28:1 "Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.

 

Cuando obecemos a Dios andamos a un nivel mas alto. Vemos las cosas desde la perspectiva de Dios. No significa menospreciar a otros, solo quiere decir que hemos decidido regirnos por una norma más alta que la del mundo.

La forma más sabia de vivir, es obedecer a Dios y dejarle a Él las consecuencias en sus manos.

Tenemos que escoger entre seguir a otros o a Dios. Tener esto o a Dios. Esta senda o la de Dios.

Dejeme decirte lo siguiente: Sino tenemos estos hábitos sagrados, maravillosos, impactantes y edificantes, es porque hemos escogido la senda del mundo. Pero Él nos ha llamado a seguir sus caminos. 

5. Depender del Espíritu Santo.

Esto quiere decir, rendir nuestra vida a la presencia residente del Espíritu Santo.

Lucas 24:49 " He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto." 

Jesús sabía que sus discipulos no iban a poder hacer lo que les había encomendado.y por eso les indicó que esperasen a ser bautizados por el Espíritu Santo para recibir poder. De la misma manera para nosotros.

Efesios 5:18 " No os embriagueis con vino, en lo cual hay disolución, antes bien, sed llenos del Espíritu Santo."

LLeno significa, ser lleno de continuo. Cada mañana al despertar y antes de meditar en la Palabra, deberiamos de decir: " Padre, quiero que me llenes de tu Espíritu hoy, llename de poder, dame tu guia y dirección para cumplir tu llamado en mi vida. Que sea sensible a tu voz y consejo. Y que esté consiente de tu presencia en todo momento."

Recuerda que cuando recibimos a Jesús como nuestro Salvador, el Espíritu Santo vino a morar a nuestro corazón, por lo tanto somos morada de la Tercera Persona de la Trinidad, que es el Espíritu Santo.

Dios lo envió a nuestra ayuda, nuca estamos solos. Él es quien nos faculta, nos alimenta, nos fortalece, nos sana y está allí porque lo necesitamos a Él.

6. Dar a Dios y a otros.

Lucas 6:38 " Dar y se os dará, medida buena, remecida, apretada y rebosando, darán en vuestro regazo, porque con la misma medida con que medis, os volverán a medir."

Lo primero que debemos hacer cuando recibimos nuestros ingresos, es apartar el diezmo y entregarlo a Dios en la Iglesia donde recibimos el alimento espiritual. Por experiencia puedo decir que nunca nos ha faltado nada, al contrario, Dios nos ha proveido mucho más.

Sí ofrendamos a Dios, Él hará justo lo que prometió. La Biblia dice que Dios ama al dador alegre. Oígame bien, siempre tendrá algo porque tienes a Dios dentro de tí y todo lo que necesitas, Dios ha prometido proveerlo.

7. Perdonar a otros.

Efesios 4: 26-27, 30-32 " Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo. … Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. "

No siempre es facil perdonar, a veces es dificil, especialmente cuando nos han hecho ciertas cosas, pero debemos perdonar.

 

De llevar a cabo estos 7 hábitos, tendremos una vida consagrada que será bendecida una y otra vez de muchisimas maneras, pero la decisión es tuya, por lo que le sugeriría que tomara una decisión ahora mismo, porque transformarán por completo tu vida y te llevarán a lograr más de lo que tu corazón podría haber anhelado.

OREMOS: " Padre, te amamos y agradecemos por tu Palabra desde Génesis hasta Apocalipsis. Hoy te pedimos que nos des sabiduría para reconocer que con estos 7 hábitos todo lo demas cobrará sentido y abrira la puerta a mis mejores bendiciones. Te pido que perdones mis pecados y desarrollemos estos 7 hábitos transformadores en nuestra vida. Señor, te pido por alguien que está leyendo este escrito y que no es salvo, que perdones sus pecados y vengas a morar en él, que limpies su corazón y rinda su vida a tí, ahora mismo. Te damos gracias, en el nombre de Jesús. Amén."

 

Fuente: Gracias Pastor Charles Stanley por sus enseñanzas.

 

 

Comentarios

Creando Expectativas Para El Año 2,019

 Estamos entrando a un nuevo año nuevo, el 2019, por lo que es importante comenzarlo bajo una nueva perspectiva, creando una expectativa para lo que Dios está a punto de hacer en tu vida en este proximo año.

Déjame decirte que la falta de expectativa, mata la unción en un hombre o una mujer de Dios, porque la expectativa pone demanda a la unción que el hombre o la mujer carga.

Muchos Cristianos vienen a la Iglesia sin expectativas de que Dios va hacer algo, porque han reducido a Dios a un hombre. Si tuvieran expectativas, vendrian a la Iglesia creyendo que Dios va hacer algo grandioso.

Una cosa es clara, donde hay expectativas hay fé. Dios está a punto de hacer algo diferente para los que estan viviendo en expectativa.

Para esto vamos a introducirnos a una lectura de la Palabra:

Marcos 10:46-47 “Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!”

Bartimeo cuando escuchó que Jesús estaba pasando por ahí, activó su fé respecto a lo que había oido respecto de Jesús, que Él era el sanador, y que si se encontraba con Él, seguro sería sanado.

Así deberiamos de ser como Bartimeo, expectando algo grande, expectando algo grande de Dios.

Expectativa es la semilla de la fé. Es donde lo sobrenatural se encuentra con el hombre, es fé en movimiento.

El que vive en expectativa se encuentra siempre en movimiento. La fé trabaja atravez de la expectativa. La expectativa es la fuerza de vida de la fé.

Hay dos tipos de expectativas: a) La Natural. Es aquella que está basada en los propios deseos. b) La Sobrenatural. Está basada en que tu has estado haciendo lo correcto delante de Dios.

Esta expectativa Sobrenatural se basa en lo siguiente:

1. Tu obedeces la Palabra de Dios, entonces tienes el derecho de esperar algo. Tienes el derecho de esperar que tu economía mejore porque has diezmado y ofrendado.

Tu quieres la salvación de tu familia, que es lo correcto, que ores por ellos y los evangelices. De otra manera, lo que estás haciendo solo es un deseo.

Por lo tanto, lo correcto delante de Dios es obedecer, adorar, sembrar, creer, porque cuando lo haces, eso te dá el derecho a esperar que Dios haga algo grande.

Yo no sé ustedes, pero yo voy a tener el año más glorioso de mi vida, no porque tengo un deseo, sino porque he estado haciendo lo correcto.

2. La expectativa en Dios nunca te va a decepcionar. Las decepciones vienen por expectativas no cumplidas, probablemente porque pusieron su expectativa en un hombre, cosa o lugar y al final no se cumplió.

DIOS NOS ESTÁ DICIENDO que tengamos expectativas grandes para el 2019, ya que nuestras expectativas no pueden ir más allá de lo que Él puede hacer por nosotros. Por lo tanto, jamás serás desilucionado.

Prepárate para un año que no vas a ser desilucionado. Así que si esperabas una casita, espera una casota. Si esperabas un trabajito, espera un trabajote. Si esperabas una bendición chiquita, espera una bendición grandota. PERO TIENES QUE CREERLO.

3. Una expectativa requiere una acción para manifestarse. Para que esa expectativa se manifieste, me refiero a salvación de la familia, tener una casa, un trabajo, bodas de tus hijos, nuevo negocio, etc, tiene que haber una acción.

Marcos 10:47-50 "Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!. Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí!. Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama. Él entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús."

Bartimeo estaba expectante para ser sanado. Jesús se detuvo y lo mandó a llamar, y lo que ese ciego hizo fué: tirar la capa, se levantó y vino a Jesús. Este hombre tenía una expectativa grande, no escatimó en accionarse, no iba a dejar pasar esa oportunidad, porque había escuchado de las sanidades de Jesús.

Este hombre estaba listo, tenía una fé de expectativa, que Jesús solo le dijo:

Marcos 10:51-52 "Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino."

Jesús le declaró: "Tu fé te ha salvado" y Bartimeo recibió la vista inmediatamente. Si has notado, Jesús ni declaró la Palabra de sanidad para recibir la vista. Increible, fué una sanidad instantanea y todo por la acción y la expectativa de Bartimeo.

4. Necesitamos tener una expectativa en algo especifico.  Recuerda que Dios nunca te va a decepcionar, pero necesitas centrarte bien en tu expectativa. Y Dios va a responder a tu expectativa porque has sembrado.

5. Para que tu expectativa se lleve a cabo, necesitas tener confianza en Dios. No puedes confiar en alguien sino le conoces y viceversa.

Juan 17:3 "Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado."

Sino conoces a Dios, no tendrás expectativas y no vas a confiar en Dios. Por eso es vital tener una relación estrecha con Él y de experiencias. Yo puedo confiar si hemos hablado y compartido. Y tambien, si durante una crisis financiera, tu  has experimentado la provisión de Dios, entonces lo conoces en esa area. Y confiarás en Él, pase lo que pase.

Sí quieres confiar más en Dios este año, debes ir a otro nivel de relación con Él. Tu confianza debe ser mayor a la que tenías hace 5 años. Porque cuando tienes confianza en Él, ten por seguro que suplirá tus necesidades y aun más.

COMO VAS A CREAR UNA EXPECTATIVA SOBRENATURAL?

1. Tu debes crear una expectativa sobrenatural creando una atmósfera espiritual con declaraciones.

Declaro: que mi casa está paga, mi familia es salva, declaro sanidad sobre mi cuerpo, me declaro sano, me declaro libre. Entonces espera que eso va a suceder. Hable y edifique una atmósfera.

Si quiero crear una expectativa este año, tengo que hablarle a la atmósfera. Sí nunca has abierto la boca, ábrela ahora.

Toda atmósfera es creada y edificada con palabras. 

2. Rodeas esa atmósfera con oración y adoración. 

Buscas a Dios primero, eres obediente a su Palabra, entonces la fé se hace grande y entra en movimiento. Nosotros somos el resultado de esa atmósfera.

Entonces empieza a crear esa atmósfera, dí conmigo: "Este año veré la Gloria de Dios, este año mi familia viene a Cristo, este año abro un nuevo negocio, este año mis hijas se casan. Este ańo entro en una mayor relación con mi Dios. Este año mis hijos son libres para servirte y amarte. En el nombre de Jesús."

Por lo tanto, el año 2019 representa el año de la FE, no cualquier fé, sino la Mega Fé. Cree que todo lo que hablas a una atmosfera se vuelve realidad. Así que si quieres que tu fé se levante para creer cosas Megas, abre tu boca y declara con fé lo que quieres para este 2,1019. 

"Padre, yo declaro que el 2,019 es el año de la Mega Visión, es el año de la Mega riqueza, es el año de la Mega unción, es el año de la Mega fé. Tu pueblo lo cree en grande y todo lo que declare se vuelve una realidad."

La fé mueve montañas, tómelo por la fuerza, diga: "Señor, confío en tí, y aunque vengan crisis en el mundo, yo confió en lo que tú harás, porque te conozco a tí."

El año 2,019, no es para seguir en la conmiseración, teniendo lastima de si mismo, reuerda qe el 2,019 es el año de la Mega Fé. Declaro que en el año 2,019 llegan solo contratos Mega, es el año de la Mega prosperidad, lo creo en el nombre de Jesús.

Esté expectante por lo inesperado, lo de encima y lo más allá. En el año 2,019 va a venir lo esperado que es todo lo que ha hecho correctamente y tiene derecho a esperarlo. Lo inesperado son los derepentes. Por lo tanto, 2,019 será el año de los derepentes.

Y que son los de repentes?: es una interrupción repentina sobrenatural del cielo. De repente te sanas, de repente Dios te prospera, de repente Dios te paga la casa, de repente Dios te levanta. Dios va interrumpir tu vida, pero tienes que estar esperando lo esperado, lo inesperado, lo de encima y más allá.

Vas a expectar lo inesperado, de repente un cheque llega a tu correo, de repente una llamada de un dinero que te debian, de repenete Dios te vuelve a levantar de nuevo.

Yo no sé tú!, pero yo quiero que el cielo me interrumpa. 

OREMOS: " Padre celestial, en este día, te doy muchas gracias porque hasta aquí, has estado conmigo, has sido mi proveedor, has sido mi sanador, mi salvador, mi protector. Y hasta este día, he hecho lo correcto, y sino he hecho lo correcto, yo me arrepiento y te pido perdón. A partir de este momento, hago la decisión de hacer lo correcto delante de tí. Tomo la decisión de confiar en tí, me rindo a tí con todo mi ser, me acostaré en paz, me levantaré en paz, porque mi alma está confiada en tí. Expecto lo esperado, lo inesperado, lo que está por encima y mas allá. 2,019 será el año de la Mega Fé, entro en una nueva Fé para tomar territorios. Declaro que este año será el año de la Mega economia, será el año de la Gloria de Dios, en el nombre de Jesús. En mi espiritu hay una expectativa de que algo grande viene para mí, lo creo. Por el poder de la Sangre de Jesús.. Amén."

 

Fuente: Gracias Pastor Guillermo Maldonado por compartir esta revelación al pueblo de Dios.

 

Comentarios