No se si le ha pasado a usted que hace una oración y es como si el cielo estuviera cerrado. Ha orado, ayunado, intercedido, guerra espiritual, y nada ha pasado. Probablemente es porque aun tiene falta de perdón contra alguien.

Pero hay algo que debe estar seguro que Dios siempre contesta las oraciones, PERO, para que Dios nos conteste debemos estar alineados a la Palabra de Dios (BIBLIA) y la palabra alineados en este caso significa obediencia. Y si estamos alineados, entonces Dios nos contesta y entonces el gozo del Señor en nuestro corazón es cumplido y Él es glorificado.

Lo que tenemos que hacer es creerle de verdad, porque Él contesta nuestras oraciones desde el principio de la paternidad. Es decir que la oración de ABBA PADRE, el Padre nuestro, esta basada con una relación con el Padre Celestial. Y cuando eso sucede, eso produce que nuestras oraciones se materialicen en la tierra.

Dios es mas que nuestro amigo, Él es nuestro Padre Celestial, porque cada vez que se acerca a Dios, Él lo ve como un Padre y le contesta a usted como Padre, porque Él lo engendró en espíritu y en verdad, además porque somos sus hijos.

Cuando manifestamos: Santificado sea tu nombre. Se refiere a la honra a Dios y la honra la expresamos a travez de palabras y con nuestra obediencia.

MATEO 7:21 » No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Y donde nos centraremos en este día, es acerca del perdón, la cual es la base del fundamento del cristianismo y porque todo lo que recibimos de Dios es por medio de la oración.

Uno de los mayores obstáculos para que nuestras oraciones no sean contestadas es tener falta de perdón, y es que la falta de perdón es algo muy común ahora en día, tanto entre los no creyentes y los creyentes. Déjame decirte, la falta de perdón es un pecado que corroe el alma, deforma el ser interior de la persona y destruye relaciones para siempre. Por esto es que debemos ser honestos delante del Señor.

MATEO 6:12 » Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. 

Aquí podemos ver que Dios conecta nuestras oraciones con el perdón y no se puede separar una de la otra, las dos están entrelazadas, van unidas. Por eso es que siempre que vayamos a la presencia de Dios, es muy importante que miremos y escudriñemos nuestros corazones y le pidamos ayuda al Espíritu Santo para ver si hay falta de perdón en nuestros corazones.

PORQUE LA BIBLIA DICE QUE NUESTRAS ORACIONES NO SERÁN CONTESTADAS?

MATEO 6:15 » mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Y si Dios no nos perdona, Dios no nos contesta. No porque no quiera, sino porque no puede.

AHORA BIEN, PORQUE LA BIBLIA HABLA TAN FUERTE ACERCA DEL PERDÓN?

Porque el perdón es totalmente opuesto a la naturaleza de nuestro Señor Jesucristo y porque sus consecuencias tienen repercusiones eternas y también aquí en la tierra.

1 JUAN 4:8 » El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

En otras palabras, Dios es amor, es decir, es opuesto al resentimiento, a la amargura, al odio, porque el Él no existen esos sentimientos y cuando el vino a morar en nuestro corazón, nos dio la capacidad de amar.

ROMANOS 5:5 » ……porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

Así que no hay excusa, el Dios que vive dentro de nosotros es totalmente opuesto a nuestra falta de perdón. Yo no se usted pero yo quiero ser como Jesús, parecerme a Él, por eso somos llamados hijos de Dios.

Por otro lado la falta de perdón puede traer consecuencias eternas. Y esto lo podemos ver en la Palabra.

1 JUAN 3: 14-15 » Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte. 15Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él.

Mire lo que dice aquí la Palabra, el que aborrece a su hermano, el que tiene falta de perdón, el que tiene esa amargura, esa ofensa, lo compara con un homicida.

Este pecado no es algo ligero y por eso es que Dios lidea con él, porque es contrario a todo lo que es el Reino de Dios. La palabra clave aquí es aborrecer que significa enfado, detestar, tener entre ceja y ceja, mirar con malos ojos.

Cuantas veces hemos tenido a alguien entre ceja y ceja, no soportando a la persona que estamos viendo. Molestándonos por lo que nos hizo hace 5 años o hace un día.

No importa el grado de ofensa en contra de nosotros, el Señor nos dice que tenemos que perdonar, sino las consecuencias serán terribles y también trae consecuencias en el tiempo presente.

MATEO 18:32-35 » 32Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. 33¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti? 34Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía. 35Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

Hay gente que esta viviendo tormentos emocionales, y angustias mentales, todo porque no han perdonado, pero aquí la Biblia habla claro, que el que no ha perdonado es entregado a los verdugos.

Verdugos quiere decir demonios, es decir, que la falta de perdón abre puertas a los demonios.

EFESIOS 4: 26-27 » Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo.»

Esto quiere decir, que Dios nos da un día para perdonar a la persona que hemos ofendido, porque sino le abrimos puertas al enemigo para que entre.

QUE ES LA FALTA DE PERDÓN ?

La falta de perdón es la deuda que alguien nos debe, en forma de injusticia, de maldad, de pecado, de ofensa cometida en contra nuestra.

La verdad que todos hemos ofendiendo y a nosotros nos han ofendido. Es una injusticia, es una maldad que hicieron en contra nuestra o que nosotros hicimos.

Y una de las condiciones para que el Padre nos conteste las oraciones, es que de verdad perdonemos de todo corazón. No de palabras, sino de corazón. Recuerde que al Señor no se le puede engañar, todo esta desnudo delante de Él.

QUE ES EL PERDÓN ?

Es dejar ir, es enviar lejos lo que esa persona le hizo a usted. Y cuando recordamos esa ofensa, ya no nos causa ningún daño, ni dolor, ni ira. Por el contrario, hay una paz en tu corazón, porque esa falta cometida es removida de su corazón por la Gracia y el poder del Espíritu Santo para siempre.

En otras palabras, es hacer lo que el Señor hizo con nosotros.

COLOSENSES 2:14-15 » 14anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, 15y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

El Señor cancelo nuestras deudas. Él ya no se acuerda de ellas y si nosotros somos cristianos debemos ser íntegros olvidando las ofensas y confrontando nuestros pecados, la iniquidad, la maldad y empecemos a ser la persona que Dios quiere que seamos.

IGLESIA, no tenemos más opción que perdonar, no hay alternativa, no hay otro camino. Jesús puso la responsabilidad sobre mí y sobre ti de perdonar. No en esperar que nos vengan a pedir perdón. Primero perdone a esa persona delante de Dios. Así que diga conmigo: «ŸO TE PERDONO», «YO TOMO LA DECISIÓN DE PERDONAR».

Vuelvo a decir, que la condición para que nuestro Pare Celestial nos oiga y nos conteste las oraciones que le hagamos, es que perdonemos a nuestros deudores. Y no importa cuan grande sea esa ofensa, el amor de Dios es más grande que cualquier ofensa.

Nosotros éramos pecadores y Él nos perdono, y hoy por sus heridas podemos ser curados. Así que hoy, es el día que entregamos el perdón, porque la iniciativa es suya, Cristo ya lo hizo. Y cuando le diga al Señor sí, usted va a sentir una libertad en su corazón. Hoy va ocurrir algo maravilloso en su corazón y hoy esa persona, no va a tener poder sobre su vida.

Cuando usted perdone, hoy, algo se va a romper en su vida. Hay cosas de Dios que se han detenido por años y por mas que tratan, no ve rompimiento.

IGLESIA !, es la falta de perdón. aquí hay personas que fueron abusadas, hay gente que le han robado y no le han pagado, hay gente que alguien le traiciono, hay gente que están enojadas contra Dios y le echan la culpa a Él, hay personas que sus padres los abandonaron y han tenido que trabajar duro en la vida, hay personas que han hecho cosas muy malas, ya tienen a Cristo, pero eso no les da paz, ni tranquilidad.

Levántese de dónde se encuentra, levante sus manos para que reciba el perdón de Dios y se perdone asimismo, porque cuando haga esta oración, satanás no va a tener más poder sobre usted; satanás ya no le va a robar lo que Dios tiene para usted.

El diablo no va poder detenerle mas a usted. Usted va a sentir un rompimiento en su vida y usted va a sentir una libertad como nunca la ha tenido. Es más, cuando ores al Señor, Él va a sanar tu cuerpo porque por sus llagas somos sanos y la Sangre de Cristo removerá todo dolor, porque el Señor esta aquí para liberar.

REPITA CONMIGO EN VOZ ALTA ESTA ORACIÓN: Señor Jesús, en este día, he escuchado tu Palabra. Yo te pido, que me perdones. Yo reconozco, que he tenido falta de perdón en mi corazón. Lo que me hicieron fue doloroso e injusto, fue malo. Trajo consecuencias a mi vida. Pero hoy Señor, yo decido perdonar, porque tu amor ha sido derramado en mi corazón. Y porque tu Señor, me perdonaste a mi primero, y la misma misericordia que tu has mostrado conmigo, yo la mostraré con los que me han ofendido. En el nombre de Jesús.

Ahí donde se encuentra, ahora mismo, diga el nombre de la persona: » ________________ YO TE PERDONO» y dígale: «TE PERDONO PORQUE____________», puede ser por abuso, maltrato, robo, injusticia, por abandono, por insultos, por lo que han hecho a tu familia.

OREMOS NUEVAMENTE, REPITA CONMIGO: » Hoy renuncio a todo pacto, con el diablo, con el mundo y con la carne. Hoy renuncio a todo pacto de amargura, de odio, de perdón, de resentimiento, pactos que aun hice con mis palabras. Yo, hoy le quito el derecho legal a esas personas que me ofendieron. Y le quito el derecho legal a satanás, sus demonios y la maldición en mi vida. Y en el nombre de Jesús, dejo libre aquellos que me han ofendido.

Ahora voy hacer una oración por usted: «En el nombre de Jesús, ahora mismo, tu pueblo ha creído y orado. Y ahora en el nombre de Jesús, rompo en tu nombre, todo yugo de satanás, todo yugo de dolor, de tormentos, de depresión, de angustias, de resentimientos, de amargura. A la cuenta de 3: uno, dos y tres, fuera, fuera de todos estos cuerpos, en el nombre de Jesús. El fuego de Dios desciende ahora mismo, quemando todos esos yugos. Declaro que eres libre, en el Nombre de Jesús.

AHORA PROFETIZO: unidad, que el amor de Dios se derrama en ese lugar donde te encuentras. profetizo que el amor de Dios fluye y que el poder de la ofensa ha sido deshecho. Un nuevo manto de amor viene a tu casa, amaras a tus enemigos, amaras a tus ofensores, amaras a los que te han hecho daño y ese amor aplastará a todo enemigo en tu vida. Ese amor volverá al hijo prodigo a la casa, ese amor traerá al perdido a la casa de Dios, ese amor del Hijo de Dios te dará la victoria.

Recibe una porción nueva del amor de Dios, recibe el gozo, la paz y el amor de Dios, porque el gozo del Señor es nuestra fortaleza y el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones.

Establezco victoria a partir de hoy y todo lo que estaba retenido por causa de la ofensa es roto por el poder de la Sangre de Jesús. Hoy empieza la plenitud de todo lo que Dios te había prometido porque satanás ya no tiene derecho legal en tu corazón. Amén.

FUENTE: Gracias PROFETA DIANA FINKELSTEIN por sus enseñanzas.

Comentarios