Categoría: Favor

LA PERSEVERANCIA

Para entrar a la nueva era Pentecostal, es necesario que seamos personas perseverantes a cualquier costo y que nuestra vida sea un reflejo del fruto que Dios espera de nosotros.

MARCOS 4:20 «Y estos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.»

Esto es la expectativa de Cristo Jesús que demos fruto al recibir la Palabra de Dios y al atesorarla.

Hoy estamos viendo un sacudimiento mundial: la pandemia del COVID-19, la arena del Sahara, la plaga de langostas, terremotos, de momento. Y en esta crisis hay 3 aspectos que resaltan:

1. La depresión: problemas mentales, emocionales y físicas.

2. Recesión: problemas financieros.

3. Y que la gente se da por vencido.

Todo esto ha traído violencia domestica, divorcios, adicciones, etc. Por lo tato, esta crisis ha venido a revelar la verdadera condición espiritual del corazón y la madurez de las personas., porque una persona madura va a responder bien a una crisis.

Por lo tanto, en esta crisis hay 3 clase de personas: las que quedaron estancados, los que tiraron la toalla y el último, el remanente, quien es que sigue adelante  a cualquier costo.

Por eso debemos tener cuidad en lo que pensamos y las palabras que emitimos. No podemos jugar con los pensamientos de entregar lo que Dios nos ha confiado. Si Dios le entrego algo, Dios espera que nosotros seamos fieles hasta la muerte.

APOCALIPSIS 2:10 «No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.» 

Esto es lo que Cristo dice: fieles hasta muerte.

PERSEVERANCIA

Es paciencia, longanimidad y aguante. Es la habilidad de permanecer y sufrir bajo presión por largo tiempo y sin desanimarse. Por eso es que la perseverancia es importante.

ROMANOS 5: 3-4 «Y no solo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza.»

LA PERSEVERANCIA PRODUCE CARACTER, POR LO TANTO, ES LA HABILIDAD DE CONFRONTAR LA DIFICULTAD Y NO DARSE POR VENCIDO Y SEGUIR MOVIENDOSE HACIA ADELANTE A CUALQUIER COSTO Y HASTA EL FINAL.

Aun cuando te encuentres bajo ataque, te sigues moviendo.

DE DONDE VIENE ESA PERSEVERANCIA

Hay dos tipo de perseverancia, una, la que es natural, o sea  que esta basada en la habilidad humana, «voy a tratar»; la otra es sobrenatural o la divina que viene de Dios.

ROMANOS 15:5 «Que el Dios que infunde aliento y perseverancia les conceda vivir juntos en armonía, conforme al ejemplo de Cristo Jesús, para que con un solo corazón y a una sola voz glorifiquen al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Es Dios, el Señor de la perseverancia. Tu talvez has orado para que tus hijos se salvaran y aun no ha sucedido, pero tú continuas orando, continuas perseverando y lo haces hasta que obtienes la victoria.

PORQUE RAZÓN NO DEBES PARAR

1. Porque rompes un ciclo. Una vez que paras, es difícil volver a comenzar. Por eso es que el diablo quiere que rompas el ciclo. No puedes parar, sigue orando, sigue dando.

2. Porque hay una ley espiritual, la Ley de la Acumulación. La oración de ayer se añadió, el diezmo, la ofrenda de ayer se añadió y ese impulso va a crear el rompimiento.

Sino te das por vencido, vas a ver a tu familia venir a Cristo. Sino te das por vencido, vas a ver a tu negocio prosperar. No pares de sembrar, no pares de creer, sigue moviéndote, con COVID o sin COVID, con dinero o sin dinero, pero sigues perseverando.

PORQUE LA GENTE SE DA POR VENCIDO

1. No conocer la duración de su circunstancia o de su problema. Qué difícil es tener un problema y no saber cuánto va a durar.

2. Las decepciones o desiluciones de la vida. O sea las expectativas no cumplidas. Usted esperaba que su negocio después de 3 años, su negocio se expandiera, pero no ve que prospera de la manera que esperaba.

Usted esperaba que su familia viniera a Cristo pero todavía están en casa o no han restaurado su relación con Dios. Sosténgase en las promesas de Dios. Persevere, crea que Dios es fiel y si lo dijo, Él lo va a cumplir.

NUMEROS 23:19 «Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará?, Habló, ¿y no lo ejecutará?, He aquí, he recibido orden de bendecir; Él dio bendición, y no podré revocarla.» 

3. Las ofensas. No podemos ser sensibles a las ofensas. Las ofensas van a venir, pero debemos ser resbaladizos en esto. Perseveremos mejor en la Palabra, la oración, el ayuno y la fe en Cristo Jesús. Arrepiéntete, perdona, ora por los que te ofenden y sigue moviéndote hacia adelante.

Dios espera que en esta nueva era, te pares firme, con mayor fuerza. El Ministerio es un sacrificio y no es para que los hombres te reconozcan, sino para que Dios te reconozca. Todos los días tenemos que estar bien con Dios.

RECOMPENSAS DE SER PERSEVERANTES

1. El favor de Dios. Aquí en la tierra, la provisión, la protección de Dios, los de repentes de Dios, la paz y la bendición de Dios sobre ti.

2. Autoridad y Vencedores. Este es aquel que comienza algo y lo termina.

APOCALIPSIS 2:26 » Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones,» 

Dios nos pide que perseveremos porque entonces nos dará autoridad sobre las naciones y sobre todo espíritu inmundo para hollar serpientes y escorpiones.

3. No borrara nuestros nombres del Libro de la Vida.

APOCALIPSIS 3:5 «El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida,»

Cuando estemos delante de la presencia de Dios seremos vestidos con vestiduras blancas.

4. Nos sentaremos con Jesús en su trono.

APOCALIPSIS 3:21 «Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Que privilegio, llegar a sentarnos al lado de Jesús nuestro amado Señor. Cuidado dejamos de perseverar, cuidado con las falsas doctrinas. Se lo advierto como su Pastor, permanezca fiel a la doctrina, permanezca en la fe.

Si Cristo no se hubiera dado por vencido en la cruz, usted y yo estaríamos muertos en nuestros pecados, otros estarían muertos y otros en el mismo infierno.

QUE PODEMOS HACER?

1. Olvidando lo que quedó atrás.

LUCAS 9:62 «Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.»

Recuerda que en tu pasado no hay nada, solo hay dolor, congoja, ofensas, etc. No podemos ver, ni volver hacia atrás.

2. Puestos los ojos en Jesús.

HEBREOS 12: 1-2 «Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, 2puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe.» 

Mantengamos puestos nuestros ojos en Jesús, el autor y el consumador de nuestra fe. No nos demos por vencidos, sigamos creyendo, sigamos orando, sigamos dando, sigamos sirviendo. Creamos por un milagro.

OREMOS: Mi Padre y mi Dios, hoy vengo delante de ti, a pedirte perdón, por haberme dado por vencido, te pido perdón por jugar con is pensamientos y no seguir adelante. Límpiame con tu Sangre Jesucristo y que la unción de tu Espíritu, tu Gracia sobrenatural vengan sobre mí para perseverar bajo la crisis y bajo las presiones o bajo las circunstancias difíciles. Jesús, gracias por no darte por vencido, fuiste a la cruz, moriste por mi y derramaste tu Sangre. Señor, en este día, hago un compromiso con too mi corazón, de no mirar atrás, de no volver hacia atrás, miro adelante y hago un compromiso de serte fiel hasta la muerte. En el nombre de Jesús. 

FUENTE: Gracias Pastor GUILLERMO MALDONADO por sus enseñanzas.

Comentarios

FIRME, REGOCIJADO Y SIN AFANARSE

¿Qué tiempo el que estamos viviendo?.  Es un desafío familiar y personal sumamente interesante. Para muchos ha sido muy estresante, otros han aprovechado para recuperar tiempo de familia. Otros siguen trabajando con cierta normalidad, algunos están con incertidumbre.

Les comento algo de mi vida personal y familiar, para que vea que no somos tan diferentes. Durante los primeros años de matrimonio, trabajé como diseñador gráfico independiente, lo que se conoce como un freelancer, una persona que trabaja desde casa y desarrolla una profesión con horarios más flexibles. Pues este tiempo me ha hechorecordar esos tiempos. Como familia, pues nos hemos ajustado a rutinas diferentes, nuestro hijo debe recibir escuela en casa y Sandrita debe ser su maestra, y nos apoyamos en todas nuestras actividades, estamos ocupandonos en producir música y videos para nuestra reunión dominical, y por supuesto que hemos tenido tiempos de oración y lectura de la Palabra, y estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para no sentirnos desanimados, y renovamos nuestra mente enfocando nuestra mirada en el Señor.

En esta oportunidad quiero compartir una meditación con tres aspectos para este tiempo: Permanezca firme, Regocíjese en el Señor y No se afane.

1. Debemos permanecer firmes en medio de cualquier circunstancia.

FILIPENSES 4:1-3 «Así que, hermanos míos amados y deseados, gozo y corona mía, estad así firmes en el Señor, amados. Ruego a Evodia y a Síntique, que sean de un mismo sentir en el Señor. Asimismo te ruego también a ti, compañero fiel, que ayudes a estas que combatieron juntamente conmigo en el evangelio, con Clemente también y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.«

Es para este momento que necesitamos esta esperanza. Cuando todo está bien, cuando fluye el dinero sin problemas, no se requiere mucha fe, cuando podemos salir a pasear y disfrutar de los deleites de la vida, todo es ¡Aleluya! pero ahora que nuestra vida está siendo sacudida, necesitamos pegarnos mas al Señor, amar su Palabra y llenarnos de fe. Esta fe que tenemos, es para estos momentos, no lo olvide, permanezca

2. Ayudemos a edificar a otros.

Pablo recomienda a dos hermanas de Filipenses, Evodia y Síntique, que sean de un mismo sentir, aparentemente estas dos siervas, pudieron haber tenido alguna diferencia, pero el apóstol les invita a llevarse bien y estar en un solo sentir.

Bueno, si somos creyentes, edifiquémonos mutuamente, hablemos palabras de ánimo, de exaltación al Señor. Cada vez que hable con alguien, siempre aproveche a edificar con palabras que glorifiquen a Dios.

3. Siga firme dando testimonio de Cristo. Somos combatientes desde una trinchera, ahora ya nuestra trinchera, no es en el templo o en la oficina, es en la casa, en ropa casual, sin un agenda tan apretada, pero con un compromiso enorme para predicar a Cristo. Con su familia, con amigos, con los vecinos, con todos los que se acerquen a su vida.

4. Regocíjese en el Señor.

FILIPENSES 4:4 «!!Regocijaos! 5 Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. 

Me encanta que Dios no deja nada a nuestra consideración, esto es una orden, es un acto deliberado de una voluntad rendida a Dios,

REGOCÍJENSE! OTRA VEZ LES DIGO… LES ORDENÓ, ESTÉN GOZOSOS, ESTÉN ALEGRES… Usted puede decirme, pero cómo, ¿si me suspendieron del trabajo? Pero como me regocijo, ¿si mi negocio está sufriendo?. Como me regocijo?… pues bien.

a. Decida dejar la tristeza. Es como ir de un lugar a otro, está triste, pues bien llore, lamente, pero no haga casa en la tristeza, la tristeza, es como la lluvia pasajera, una la recibe, la aguanta, la pasa y sigue adelante a un lugar mejor, así que decida dejar la tristeza.

b. Sea gentil con los demás. Si usted es amable con los demás, como la Palabra nos dice, usted se estará llenando de alegría, las personas le empezarán a conocer como una persona gentil, una persona que considera a los demás con delicadeza y amor. ¿Qué oportunidad más grande tenemos en este tiempo para mostrar gentileza y cuidado a los demás. Tiene arroz o frijoles para compartir con alguien, sabe si alguien necesita medicinas? Porque no compartir? Sabe algo y lo puede enseñar? Hágalo!

c. Sepa que Dios volverá y nunca le dejará. DIos ha prometido estar con nosotros y no dejarnos nunca. El Señor está cerca. ¿Cómo sé que él Señor está cerca? Lea su Palabra, ore al Señor y hable con él. Tenga comunión con Dios, y sentirá su toque sanador, su abrazo consolador y su presencia renovadora a su vida.

5. No se afane.

FILIPENSES 4: 6-7 «Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Hay cosas que están fuera, absolutamente fuera de nuestro control. Cosas que no podemos cambiar. No se afane por esas cosas que no tienen sentido. Hace un poco más de un mes, usted y yo jamás pensamos que íbamos a pasar tanto tiempo en casa, nunca imaginamos que íbamos a dejar de congregarnos y ahora estos medios son los que nos permiten reunirnos y congregarnos.

Dios nos manda a no afanarnos, pero eso no indica que estemos inactivos, nada más lejos que eso. Este tiempo es cuanto más ocupados debemos estar, pero ocupados en asuntos relevantes, no se afane por cosas que no están en su control, que si el virus, que si el toque de queda, que si se roban las cosas, que si compran caras las cosas, que si hay dinero o si no hay… ocúpese de buscar el rostro del Señor.

a. Toda necesidad preséntela al Señor. Necesita algo? Tiene una queja de algo? Presente todo al Señor, no cargue de manera innecesaria lo que no debe cargar, presentemos nuestras cargas al Señor y eso hace que nuestros anhelos se van alineando a la voluntad de DIOS.

b. Llénese de gratitud. De gracias por todo. Sea agradecido, si tiene mucho, agradezca, si tiene poco, agradezca, llénese de gratitud, y no de lugar al resentimiento, ni al enojo. Sea impulsado por la gratitud al Señor.

c. Dios derramará su paz. Ni siquiera lo va a entender, pero Dios le llenará de su dulce paz. Y esa paz guardará nuestra vida, nuestro corazón de toda esta avalancha emocional, financiera, y desconcierto que recibimos a diario.

OREMOS: Padre celestial, hoy, venimos delante de tu presencia, rindiéndonos a tu Majestad y Señorio, y a pedirte por paz a cada familia, por sanidad en los que están sufriendo, por sabiduría para los emprendedores que están con preocupación e incertidumbre para esta pandemia, por los que deben salir a trabajar, por provisión abundante para los que quedan en casa, por sabiduría para nuestros gobernantes, por temor de Dios y responsabilidad para los que gestionan, y manejan fondos públicos, por los que toman decisiones que afectan directamente al país, para que Dios gobierne sus corazones. por las personas en seguridad, equipos de salud, y en la primera línea contra todo este virus. por nuestros pastores de la PIER y por los pastores en todo Honduras que están predicando el evangelio y están en necesidad de paz, y alimento, por renovación de ánimos, creatividad, y paz en cada hondureño y ciudadano de cada País aquí receptor de esta palabra. Todo te lo pido en el nombre de Jesucristo. Amén.

FUENTE: Gracias Pastor DORIAN BANEGAS por sus enseñanzas,

Comentarios

EXPECTATIVAS DEL 2020

Estamos iniciando el año 2020, y no es simplemente un nuevo año, sino es el inicio de la década de los dos mil veintes, donde Dios estará haciendo cosas diferentes de lo que ha hecho en años anteriores.

No podemos vivir de nuestros errores pasados y si le creemos, Dios va hacer cosas nuevas en este tiempo.  Cada vez que Dios inicia una nueva temporada, Él desata tres cosas:

1. Expectativas

2. Oportunidades

3. E instrucciones.

Dios desata expectativas por lo que ha de venir, porque nuestra fe debe estar puesta en algo y por eso Dios en este día quiere levantar nuestros niveles de expectativas pero tiene que ser específica.

Yo estoy esperando que toda mi familia sea salva y sirvan a Dios. Estoy expectante de que Dios va a sanarme de la próstata. Especifique su expectativa.

Hay una diferencia entre optimismo y expectación.

El optimismo es natural y esta basado en los deseos de una persona. «Mi deseo sería que Dios me diera una nueva casa». Eso esta bueno.

Pero en Dios funciona la expectativa. Sabe porque ?, porque la expectativa es sobrenatural y la fe funciona por la ley de la expectativa. Donde la gente no espera nada, no hay fe. Pero donde hay expectativa Dios trabaja.

Por lo tanto, la expectativa es la confianza en Dios de que algo bueno, algo grande y sobrenatural viene sobre nosotros.

La expectativa en un cristiano está basado en la verdad de la Palabra de Dios y en la relación estrecha que tengamos con Dios Padre, con Jesucristo y con el Espíritu Santo.

Por supuesto que Dios nos habla por medio de Jesucristo, y también por sueños, visiones, por una voz interior, por ángeles, por el Espíritu Santo. Asimismo, Dios nos habla por medio de números.

Ahora mismo ya entramos al año 2020 y el 20 representa proféticamente hablando restauración, es decir, que es el año donde Dios te restituye lo que el enemigo te robó.

Joel 2:23-25 «Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio. Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite. Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros.»

20/20 nos está hablando para que diga: que todo aquello que perdí en los últimos 10 años, Dios me los va a restituir. Y cada vez que Dios lo restituya lo hace doble. Por lo tanto, este año 2020, Dios me va a restituir lo que el diablo me robó, el trabajo que perdí, la casa que perdí, pero no solo eso, sino que nos lo va a dar doble. Doble unción, doble fe, doble bendición, doble recompensa. 

Tenemos que entrar a este año y esta década con expectativas grandes.

20/20 en lo natural representa vista perfecta.

El 2020 es el año donde Dios va a desatar nuestra imaginación para que veamos como Él ve. Es decir, en el año 2020 ya no te veras pobre, ya no te veras enfermo, ya no te veras acongojado, sino como Dios te ve: sano, bendecido, próspero, saludable, libre.

HOY DIOS TE ESTÁ ABRIENDO TUS OJOS. Porque mayor son los que están contigo que los que están en el mundo.

Dios te ve como un mata gigantes. Tienes que verte como un Hijo de Dios. El 2020 es el año donde Dios te separa para Él. Es el año donde Dios te próspera, te restaura y todo lo que perdiste Dios te lo devuelve al doble.

PERO dos consejos son vitales, los cuales dejaremos que la misma Palabra te los diga:

Proverbios 4:20-23 «Hijo mío, está atento a mis palabras; Inclina tu oído a mis razones. No se aparten de tus ojos; Guárdalas en medio de tu corazón; Porque son vida a los que las hallan, Y medicina a todo su cuerpo. Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.»

Josue 1:7 «Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.»

Guarda la Palabra de Dios en medio de tu corazón, no dejes que te roben la Palabra, perdona a los que te han ofendido, esfuérzate y se muy valiente para cuidar de hacer los mandamientos y preceptos de Dios, no te apartes de ellos ni a diestra ni a siniestra. Y entonces vas a ser prosperado.

OREMOS: Amado Señor Jesús, hoy vengo delante de tu presencia, pidiéndote perdón por todos mis pecados, ven a morar a mi corazón. Hoy presento mis expectativas delante de ti y estoy seguro que tú me las concederás. Estoy seguro que todo lo que el enemigo me robó en estos últimos 10 años me son devueltos en este año al doble. Gracias Dios mio por lo que tu harás. En el nombre de Jesús. Amén.

FUENTE: Agradecemos al Pastor GUILLERMO MALDONADO por sus enseñanzas.

Comentarios

Que Su Presencia Vaya Con Nosotros

Como seres humanos, tomamos decisiones en base a lo que conocemos y sabemos. Pero como híjos de Dios, podemos tomar decisiones basados en lo que hemos investigado, pero también basados en el conocimiento de Dios, de su caracter, de su poder absoluto y de su fidelidad en cumplir su Palabra.

En definitva, cuando tomamos decisiones bajo esta perspectiva, todo lo que estamos haciendo es anunciando su Nombre, porque vemos los resultados de su poder en todo lo que hacemos.

Exodo 33:12 " Y dijo Moisés a Jehová: Mira, tú me dices a mí: Saca este pueblo; y tú no me has declarado a quién enviarás conmigo. Sin embargo, tú dices: Yo te he conocido por tu nombre, y has hallado también gracia en mis ojos.

De acuerdo a este versículo de la Palabra, Moises sabía que tenía una misión importante y no se sentía capaz de llevarla a cabo y se atrevió a preguntarle quien iría con ellos?, como podría dirigir a ese pueblo tan grande por el desierto!. Yo creo que sus sentimientos le estaban traicionando y no hallaba de quien agarrarse para cumplir lo que Dios le había pedido.

Pero como Dios empezó a declararle: Mira que tu conoces mi Nombre y has hallado Gracia delante de mis ojos. Como nos sentiriamos si Dios nos hablara de esa manera. Increibles, no!.

Lo que pasa es que:

1. Él demanda de nosotros Fé. Fé como la de un niño, sin restricciones, con confianza y sobre todo percibiendo la confianza que Dios tiene en cada uno de nosotros, porque Él cree que nosotros somos capaces.

2. Nuestra seguridad depende de la presencia de Dios.

Exodo 33:13-14 " Ahora, pues, si he hallado gracia en tus ojos, te ruego que me muestres ahora tu camino, para que te conozca, y halle gracia en tus ojos; y mira que esta gente es pueblo tuyo. Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso. 

 El quiere que anhelemos su Presencia. Es más aquí, Él promete su Presencia y Él quiere que lo anhelemos.

3. Su Presencia nos apartará del mal, pero no quiere decir que no vayamos a sufrir.

Exodo 33:15-16 " Y Moisés respondió: Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí. ¿Y en qué se conocerá aquí que he hallado gracia en tus ojos, yo y tu pueblo, sino en que tú andes con nosotros, y que yo y tu pueblo seamos apartados de todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra?

 Somos propensos a tener pérdidas. Somos propensos a enfermarnos. Y somos propensos a perderlo todo.

4. Sin embargo, hay algo que nadie nos puede quitar jamás: Su Presencia. Dios hará lo que sú Palabra ha dicho, no nuestras palabras.

Éxodo 33:17 " Y Jehová dijo a Moisés: También haré esto que has dicho, por cuanto has hallado gracia en mis ojos, y te he conocido por tu nombre.

No lo iba a hacer solo porque Moisés, lo dijo, (porque nosotros no le decimos a Dios que hacer, ni que decir, no se nos olvide que Él y sólo Él es el Rey de reyes y Señor de señores).

Él lo iba a hacer, porque Dios mismo lo había dicho ya. Éxodo 3:7-10 7 " Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias, y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo. El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen. Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel.

Por lo tanto, estemos confiados, que su Palabra se cumplirá, su Palabra nos sostendrá y nos mostrará su Gloria.

Éxodo 33:18 " Él entonces dijo: Te ruego que me muestres tu gloria."

Te ruego que me muestres tu gloria… ¿Quieres ver su Gloria? Escudriñemos las Escrituras. Llenémonos de esperanza y gozo y no desmayemos, siguamos perseverando, siguamos creyendo porque Dios ya obtuvo la victoria en la cruz del calvario. 

 Colosenses 2:13-14 " Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz."

Este es nuestro fundamento, Cristo nos dió vida, perdonó nuestros pecados, anuló el acta de los decretos que habia contra nosotros, pero ahora tenemos sanidad, liberación, prosperidad, bendición y sobretodo, nos devolvió la autoridad que habiamos perdido.

Esto es parte de los beneficios de estar en Cristo, y todo se cumple siempre y cuando anhelemos, busquemos de su presencia cada día, meditando en su Palabra y rindiendo nuestras vidas a su voluntad, la voluntad perfecta de Dios.

Que Dios nos bendiga a todos y que su Presencia esté con y en nosotros todos los dias de nuestras vidas. Y entonces veremos la Gloria de Dios día a día.

_________________________________________________________________________________________________________________

Fuente: Mi apreciado hermano y amigo Dorian Banegas.

Comentarios