Categoría: Favor

EXPECTATIVAS DEL 2020

Estamos iniciando el año 2020, y no es simplemente un nuevo año, sino es el inicio de la década de los dos mil veintes, donde Dios estará haciendo cosas diferentes de lo que ha hecho en años anteriores.

No podemos vivir de nuestros errores pasados y si le creemos, Dios va hacer cosas nuevas en este tiempo.  Cada vez que Dios inicia una nueva temporada, Él desata tres cosas:

1. Expectativas

2. Oportunidades

3. E instrucciones.

Dios desata expectativas por lo que ha de venir, porque nuestra fe debe estar puesta en algo y por eso Dios en este día quiere levantar nuestros niveles de expectativas pero tiene que ser específica.

Yo estoy esperando que toda mi familia sea salva y sirvan a Dios. Estoy expectante de que Dios va a sanarme de la próstata. Especifique su expectativa.

Hay una diferencia entre optimismo y expectación.

El optimismo es natural y esta basado en los deseos de una persona. «Mi deseo sería que Dios me diera una nueva casa». Eso esta bueno.

Pero en Dios funciona la expectativa. Sabe porque ?, porque la expectativa es sobrenatural y la fe funciona por la ley de la expectativa. Donde la gente no espera nada, no hay fe. Pero donde hay expectativa Dios trabaja.

Por lo tanto, la expectativa es la confianza en Dios de que algo bueno, algo grande y sobrenatural viene sobre nosotros.

La expectativa en un cristiano está basado en la verdad de la Palabra de Dios y en la relación estrecha que tengamos con Dios Padre, con Jesucristo y con el Espíritu Santo.

Por supuesto que Dios nos habla por medio de Jesucristo, y también por sueños, visiones, por una voz interior, por ángeles, por el Espíritu Santo. Asimismo, Dios nos habla por medio de números.

Ahora mismo ya entramos al año 2020 y el 20 representa proféticamente hablando restauración, es decir, que es el año donde Dios te restituye lo que el enemigo te robó.

Joel 2:23-25 «Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio. Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite. Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros.»

20/20 nos está hablando para que diga: que todo aquello que perdí en los últimos 10 años, Dios me los va a restituir. Y cada vez que Dios lo restituya lo hace doble. Por lo tanto, este año 2020, Dios me va a restituir lo que el diablo me robó, el trabajo que perdí, la casa que perdí, pero no solo eso, sino que nos lo va a dar doble. Doble unción, doble fe, doble bendición, doble recompensa. 

Tenemos que entrar a este año y esta década con expectativas grandes.

20/20 en lo natural representa vista perfecta.

El 2020 es el año donde Dios va a desatar nuestra imaginación para que veamos como Él ve. Es decir, en el año 2020 ya no te veras pobre, ya no te veras enfermo, ya no te veras acongojado, sino como Dios te ve: sano, bendecido, próspero, saludable, libre.

HOY DIOS TE ESTÁ ABRIENDO TUS OJOS. Porque mayor son los que están contigo que los que están en el mundo.

Dios te ve como un mata gigantes. Tienes que verte como un Hijo de Dios. El 2020 es el año donde Dios te separa para Él. Es el año donde Dios te próspera, te restaura y todo lo que perdiste Dios te lo devuelve al doble.

PERO dos consejos son vitales, los cuales dejaremos que la misma Palabra te los diga:

Proverbios 4:20-23 «Hijo mío, está atento a mis palabras; Inclina tu oído a mis razones. No se aparten de tus ojos; Guárdalas en medio de tu corazón; Porque son vida a los que las hallan, Y medicina a todo su cuerpo. Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.»

Josue 1:7 «Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.»

Guarda la Palabra de Dios en medio de tu corazón, no dejes que te roben la Palabra, perdona a los que te han ofendido, esfuérzate y se muy valiente para cuidar de hacer los mandamientos y preceptos de Dios, no te apartes de ellos ni a diestra ni a siniestra. Y entonces vas a ser prosperado.

OREMOS: Amado Señor Jesús, hoy vengo delante de tu presencia, pidiéndote perdón por todos mis pecados, ven a morar a mi corazón. Hoy presento mis expectativas delante de ti y estoy seguro que tú me las concederás. Estoy seguro que todo lo que el enemigo me robó en estos últimos 10 años me son devueltos en este año al doble. Gracias Dios mio por lo que tu harás. En el nombre de Jesús. Amén.

FUENTE: Agradecemos al Pastor GUILLERMO MALDONADO por sus enseñanzas.

Comentarios

Que Su Presencia Vaya Con Nosotros

Como seres humanos, tomamos decisiones en base a lo que conocemos y sabemos. Pero como híjos de Dios, podemos tomar decisiones basados en lo que hemos investigado, pero también basados en el conocimiento de Dios, de su caracter, de su poder absoluto y de su fidelidad en cumplir su Palabra.

En definitva, cuando tomamos decisiones bajo esta perspectiva, todo lo que estamos haciendo es anunciando su Nombre, porque vemos los resultados de su poder en todo lo que hacemos.

Exodo 33:12 " Y dijo Moisés a Jehová: Mira, tú me dices a mí: Saca este pueblo; y tú no me has declarado a quién enviarás conmigo. Sin embargo, tú dices: Yo te he conocido por tu nombre, y has hallado también gracia en mis ojos.

De acuerdo a este versículo de la Palabra, Moises sabía que tenía una misión importante y no se sentía capaz de llevarla a cabo y se atrevió a preguntarle quien iría con ellos?, como podría dirigir a ese pueblo tan grande por el desierto!. Yo creo que sus sentimientos le estaban traicionando y no hallaba de quien agarrarse para cumplir lo que Dios le había pedido.

Pero como Dios empezó a declararle: Mira que tu conoces mi Nombre y has hallado Gracia delante de mis ojos. Como nos sentiriamos si Dios nos hablara de esa manera. Increibles, no!.

Lo que pasa es que:

1. Él demanda de nosotros Fé. Fé como la de un niño, sin restricciones, con confianza y sobre todo percibiendo la confianza que Dios tiene en cada uno de nosotros, porque Él cree que nosotros somos capaces.

2. Nuestra seguridad depende de la presencia de Dios.

Exodo 33:13-14 " Ahora, pues, si he hallado gracia en tus ojos, te ruego que me muestres ahora tu camino, para que te conozca, y halle gracia en tus ojos; y mira que esta gente es pueblo tuyo. Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso. 

 El quiere que anhelemos su Presencia. Es más aquí, Él promete su Presencia y Él quiere que lo anhelemos.

3. Su Presencia nos apartará del mal, pero no quiere decir que no vayamos a sufrir.

Exodo 33:15-16 " Y Moisés respondió: Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí. ¿Y en qué se conocerá aquí que he hallado gracia en tus ojos, yo y tu pueblo, sino en que tú andes con nosotros, y que yo y tu pueblo seamos apartados de todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra?

 Somos propensos a tener pérdidas. Somos propensos a enfermarnos. Y somos propensos a perderlo todo.

4. Sin embargo, hay algo que nadie nos puede quitar jamás: Su Presencia. Dios hará lo que sú Palabra ha dicho, no nuestras palabras.

Éxodo 33:17 " Y Jehová dijo a Moisés: También haré esto que has dicho, por cuanto has hallado gracia en mis ojos, y te he conocido por tu nombre.

No lo iba a hacer solo porque Moisés, lo dijo, (porque nosotros no le decimos a Dios que hacer, ni que decir, no se nos olvide que Él y sólo Él es el Rey de reyes y Señor de señores).

Él lo iba a hacer, porque Dios mismo lo había dicho ya. Éxodo 3:7-10 7 " Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias, y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo. El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen. Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel.

Por lo tanto, estemos confiados, que su Palabra se cumplirá, su Palabra nos sostendrá y nos mostrará su Gloria.

Éxodo 33:18 " Él entonces dijo: Te ruego que me muestres tu gloria."

Te ruego que me muestres tu gloria… ¿Quieres ver su Gloria? Escudriñemos las Escrituras. Llenémonos de esperanza y gozo y no desmayemos, siguamos perseverando, siguamos creyendo porque Dios ya obtuvo la victoria en la cruz del calvario. 

 Colosenses 2:13-14 " Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz."

Este es nuestro fundamento, Cristo nos dió vida, perdonó nuestros pecados, anuló el acta de los decretos que habia contra nosotros, pero ahora tenemos sanidad, liberación, prosperidad, bendición y sobretodo, nos devolvió la autoridad que habiamos perdido.

Esto es parte de los beneficios de estar en Cristo, y todo se cumple siempre y cuando anhelemos, busquemos de su presencia cada día, meditando en su Palabra y rindiendo nuestras vidas a su voluntad, la voluntad perfecta de Dios.

Que Dios nos bendiga a todos y que su Presencia esté con y en nosotros todos los dias de nuestras vidas. Y entonces veremos la Gloria de Dios día a día.

_________________________________________________________________________________________________________________

Fuente: Mi apreciado hermano y amigo Dorian Banegas.

Comentarios

Porque es Importante el Crecimiento Espiritual en Dios

Tu no puedes crecer fisicamente bien sano, sino eres alimentado apropiadamente. Y cuando naces de nuevo, además de convertirte en hijo de Dios, es esperado e importante que crezcas y sigas creciendo espiritualmente.

2 Pedro 3:17-18 "Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén."

Al meditar en esta Palabra, nos dicta dos aspectos:

1. Que guardemos la Palabra enseñada por Jesús, para que permanezcamos firmes.

2. Que crezcamos y sigamos creciendo en la Gracia de Dios y sigamos creciendo hasta la eternidad.

Que significa crecer en la Gracia?: es crecer en su amor incondicional e inmerecido, en su favor hacia nosotros y crecer continuamente.

Porque debemos crecer en nuestro Señor Jesucristo?:

1. Está predeterminado antes de nacer de nuevo que crezcamos.

Romanos 9:29 "Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos."

Esta es la voluntad de Dios y el plan para tu vida. Que seamos conformados a la imagen de su Hijo Jesucristo, porque entre más nos parezcamos a Él, estamos cambiando en conducta, en comportamiento, en la manera en que conversamos y en nuestro caracter. Estamos creciendo.

Talvez tengas 65-70 años y piensas retirarte. Podrás no seguir trabajando, pero no terminas de crecer. Sí dejas de crecer, te estancas y te alejas cada vez más de Dios. Pero no!, debemos seguir creciendo hasta que Dios nos llame a nuestro hogar.

2. Él quiere que crezcamos para protegernos.

Protegernos de falsas ideas, falsas doctrinas, falsos profetas y de la clase de ambientes donde nos desenvolvemos.

2 Pedro 2:1 "Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina."

Sí algo contradice la Palabra de Dios, no es bueno, porque te aleja de Dios y por eso es que Dios quiere que continues creciendo en Él para protegerte de todo eso.

Es nuestra responsabilidad como padres, enseñarles a nuestros hijos acerca de la Palabra, además de vivir una vida consagrada a Dios.

3. Por nuestro amor hacia Jesús y nuestro conocimiento de Él.

Dios está interesado en nuestra relación con Él y su voluntad es que crezcamos, que nos parezcamos lo mas posible a Él, y si nos parecemos a Él, continuamente nos estamos siendo santificandos, y limpiandos de cualquier cosa.

Nosotros vivimos en una sociedad donde el pecado está a la orden del día y debemos de tener cuidado. La Palabra nos instruye que nos estemos santificando, creciendo en santidad, justicia y obediencia a Dios. Sí pecas, la santificación te lleva a tratar el pecado allí mismo. 

Como cristianos no debemos hacer aquellas cosas que destruyan nuestras vidas, porque sino caminamos en santidad, sufrimos las consecuencias.

Porque fallamos en crecer espiritualmente?

1. Porque la gente no se instruye.

No asiste a la Iglesia, no lee la Palabra, no comparte su fé.

2. Descuidas leer la Biblia, orar y asistir a la Iglesia.

Recuerda que la Palabra de Dios es tu desayuno, almuerzo y cena.

3. Por las influencias negativas de otros.

Vas a la Iglesia, pero te metes con gente que tiene otros principios. Y no toma tiempo sin que te vayas involucrando en cosas que no edifican y descuidas la Palabra de Dios. Además, tú como Padre o Madre tienes que ser ejemplo para tus hijos.

4. No estás seguro en lo que crees.

Y si es así estas abierto a otras doctrinas, a falsas ideas. Escucha: tu sistema de creencias es el compas de tu vida, es en lo que basas tus decisiones.

Hay una diferencia entre escuchar la Palabra y leerla, porque lo que veas, lo fotografías en tu mente. Hay algo importante al leer la Palabra de Dios, metetelo en tu vista, en tu cerebro y en tu mente, entonces será parte de tí.

5. El poder atractivo del mundo.

A donde vayamos lo vemos, el alcoholismo, las drogas, toda clase de inmoralidad, nudismo de toda clase, profanación, toda clase de violencia y el pecado aceptable, ese es el mundo en que vivimos, sino veamos la televisión u otras veces, estamos en la computadora y te aparecen anuncios de cosas que no nos explicamos porque salen. Tienes que ser cuidadoso en cuidar tu mente y tus ojos.

6. Dudar de Dios.

No importa cuan fuerte seas, si empiezas a dudar, cuidado porque puedes caerte, porque empiezas a tomar control de tu vida, empiezas a tomar tus propias decisiones y cuando empiezas a desobedecer a Dios, no solo te estancas, sino que te vas alejando de Dios.

7. La gente se dá por vencido a la tentación.

Puede ser en las finanzas, en el sexo, en las relaciones o puede ser en cualquier otra cosa.

Sino cortas de raiz eso, vas a seguir atado, a menos que confies en Dios, te arrepientas de tus pecados y te alejes de eso, es la manera de liberarte. Porque cuando te mueras, te verás cara a cara con Dios y si no te has arrepentido, tu no vas a recibir la recompensa que Dios tiene para tí.

Crecer es un mandamiento.

Evidencias de que estás creciendo en el Señor.

1. Entre más creces, te vuelves mas sensitivo a las cosas que no son correctas delante de Dios.

Dios te dá la capacidad de ver lo que a Él no le agrada.

2. Nuestra respuesta al pecado en nuetra vida es rápida y nos lleva a un arrepentimiento genuino.

Cuando hemos pecado, no le damos lugar a eso y decimos: "Lo siento por lo que sucedió, no quiero esto en mi vida." El tiempo para tratar con el pecado es inmediatamente, YA.

"Señor, te pido que me perdones, estoy avergonzado de mí mismo, yo quiero parar con esto, en este momento."

Tu creces en tu vida espiritual y no esperas.

3. Nuestras batallas espirituales son más intensas, pero aún así te mantienes con gozo.

Te darás cuenta que tus batallas espirituales son mas difíciles y duras, pero son oportunidades para estar firmes. Y despues de un tiempo, llegar al punto de agradecerle a Dios por haberlas superado. Y después, podemos perdonar más y amar más.

4. Vemos las pruebas y tentaciones como oportunidades para vencer.

Podremos decir: " Quiero agradecerte por la manera en que vas a ayudarme en mi vida en esta situación. Voy a confiar en tí. No se como me vas a ayudar, pero yo sé que tú vas a tratar este asunto, y sé que me ayudarás a salir de esta situación.

5. Veremos nuestro servicio a Dios como un alto honor y no una carga.

Todos tenemos tiempo para servir a Dios, no necesariamente predicar, o formar parte de un ministerio, pero haz algo, orar por otros, visita a alguien que está enfermo, o alguien que te ha invitado a compartir tu fé. Podemos servir a Dios de muchas maneras y no lo veremos como una carga.

Al hacer ésto, te pones en una posición para ser bendecido.

6. Somos capaces de ver que todo viene  de Él.

En realidad, no es que todo venga de Él, sino que hay ciertas cosas que Él lo permite por una razón. Porque si lo vemos desde esa perspectiva, no te enojarás, no te amargarás, no te resentirás, ni te volverás violento y te llevará a confiar de lo que Dios va hacer.

Sí vamos a crecer en el Señor vamos a crecer a otro nivel. Tienes que rendirte a Él, porque sino lo haces, no serás transformado y vendrán otras cosas hasta que aprendamos lo que Dios quiere enseñarnos.

7. El crecer continuamente, hace que nuestra fé crezca mas fuerte.

Lo que acostumbraba molestarte, ya no te molesta, ya no vas a lugares que solias ir, cosas que querias, ya no las quieres más. Lo que veias antes ya no las sigues viendo, ahora lo que haces es agradecer a Dios. 

8. Si crecemos en el Señor, vamos a dedicar mas tiempo en adorar y alabar a Dios.

Eso te ayudará a amar a Dios más. Querras departir con tus hermanos en comunión reunidos en la Iglesia, querrás estar en la Palabra, querrás que alguien te explique la Palabra y verás oportunidades para servir a Dios.

9. Nuestro deseo por obedecer a Dios se vuelve más intenso y el pecado se vuelve menos atractivo.

Entre más vivimos como Jesús, menos querremos el pecado en nuestras vidas. Por lo tanto, Dios quiere que vivamos una vida santificada, una vida apartada para Él por el Espíritu Santo que nos lleva a vivir una vida consagrada a Dios.

Cuando llenamos nuestras mentes con la verdad de la Palabra, te estarás edificando, fortaleciendo y serás empoderado para defender tú fé.

10. Estamos más ansiosos de compartir lo que Cristo está haciendo en nuestras vidas.

Entre más creces, querrás compartirlo con otros, querrás decirle a la gente quien es Jesús. No necesariamente decirle que has nacido de nuevo, sino querrás preguntarle de donde eres?, y la próxima vez, querran que les hables.

11. Experimentaremos una conciencia incrementada de su presencia.

Esa palabra presencia es número uno, caminar en su presencia, y dormir en su presencia. Entre más te asemejes a Dios, entre mas obediente seas, absolutamente, hay cosas que no dirías sí Jesús estuviera aquí, o no harías, la verdad es que Él está aquí.

Entre más conciente estés de su presencia, hay cosas y asuntos que tú no vas a tolerar porque tú eres un seguidor de Cristo Jesús.

12. Celosamente protegerás tu tiempo devocional y de oración privado.

Si no estableces un tiempo y lugar donde lees la Palabra de Dios y oras, el crecimiento no va a suceder.

Lo más importante es alimentar el espiritu, porque en eso es en lo que te vas a convertir y a formar parte. Sí descuidas la Palabra, no vas a crecer a la altura de Cristo.

13. Amar y pasar tiempo con Dios.

Sí sabes que Él te ama, y tomas tiempo para pasar con Él y Él contigo, Él se derramará en tu vida.

14. Entre más crezcas en el Señor, más darás.

15. Desarrollarás un hambre creciente en tú corazón por Dios

16. Vas a sentir el amor de Dios.

Cuando sientes el amor de Dios, y estás tan enamorado de Él que puede venir el diablo y simplemente lo ignoras.

 

Sí tú quieres vivir una vida productiva con frutos, con gozo, feliz y exitosa; que Dios te conteste tus oraciones y que te ayude a atravezar las tormentas, el dolor, los sufrimientos, la persecución, te aseguro que cuando te enuentres con Él, al final de tu vida, tendrás un sentimiento fantastico de haberle conocido. Asimismo, podras decir, talvez no lo hice bien, pero hice lo mejor que pude.

Si nunca confiaste en Jesús como tu Salvador, lo primero que haces es pedirle que te perdone tus pecados, conforme a lo que hizo en la cruz. Somete tu vida a Él y pídele que te ayude a crecer como creyente y seguidor de Jesús.

OREMOS:  Dios mio y Señor mío, te pido perdón porque no he crecido, como debería de hacerlo. Te pido perdón por las cosas, a las cuales, me he seguido sosteniendo, y que no me permiten crecer de la manera que tú quieres. Pero hoy Señor, los dejo ir. Y te doy gracias por tu perdón y limpieza. Gracias porque estás aquí, 24 horas al día y cada minuto. Ayúdame a crecer a la imagen de Cristo y me someto a tí, en el nombre de Jesús. Amén.

Fuente: Gracias Pastor Charles Stanley por sus enseñanzas.

Comentarios

No Te Quedes Callado Señor, Respóndeme

Hay un pasaje muy interesante que refleja esta misma situación. Las hermanas de Lázaro, enviaron por Jesús para que viniera a orar por su hermano, quien estaba enfermo de muerte, sin embargo, no se movió por otros dos días.

Libro de San Juan 11: 3-7 " Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo. Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella. Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro. Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba."

Aquí Jesús, apesar de que conocía a Lazaro frecuentemente pasaba a descansar a casa de Lázaro durante sus travesias y aun cuando se manifiesta que le amaba, no respondió inmediatamente al llamado de Marta y Maria. 

Esto mismo puede estarnos sucediendo, hemos pedido a Jesús de todas las formas para que conteste nuestras oraciones, probable hemos ayunado, ofrendado, hecho guerra espiritual, y nada ha cambiado. Quizas estas sufriendo una enfermedad, has pedido a Dios que te sane y parece que El no escucha y nada ha sucedido.

O acaso, has visto que alguno de tus hijos anda mal y pides a Dios que le hable al corazón, pero parece que las cosas no cambian. Y te preguntas porque guarda silencio? Y estará en algún lugar, pero por algún motivo no lo encuentras.

COMO REACCIONAS CUANDO TE SIENTES ASÍ?

  • Algunos talvez se sientan ofendido, como lo he visto suceder, y hasta le gritan a Dios: DONDE ESTÁS SEÑOR !, No eres tú el Dios Todopoderoso !, Quien responde las oraciones! , han pasado talvez dias, o meses o quizas años sin ver resultados.
  • O probablemente has llegado al punto en que te sientas ya desilusionado.

Déjame decirte lo que pasa, es que Dios tiene un propósito en todo ello. Pero antes de conocer el proposito de Dios, tenemos es ahondar un poco para saber porque ese silencio:

RAZONES DE SU SILENCIO

1. Ese silencio de Dios, es para captar nuestra atención.

Segurito que cuando oramos, muchas veces lo hacemos unicamente por nuestras cosas, nos postramos, y pedimos por esto o por aquello, se queda en silencio.  Pero recuerda que Dios no está sujeto a nuestras ordenes, a que venga sólo si lo llamo, o que se aparezca cuando yo quiero. Recuerda que Dios es el soberano del universo. Él es el que controla todo y no nosotros.

Él tiene que captar nuestra atención y para lograrlo guarda silencio. No escuchamos nada, no responde a nuestras oraciones.

2. O porque talvez hay pecado oculto no confesado en la vida de alguno.

Si eso está sucediendo, no podemos escuchar ninguna cosa. Pero si nos dispones a enfrentar nuestros pecados, Él está listo para hablar con nosotros.

Algunas veces no estamos acivos para escucharlo, solo activos en nuestras cosas, buscando nuestras metas. Y al estar pecando, porque Dios debe concedernos las peticiones del corazón. Porqué el Soberano del universo debería ignorar su demanda de obediencia, o ignorar su requisito de andar en sus caminos y contestarnos a nosotros.

Al Dios no aprobar el pecado, le garantizo que Satanas le ofrecerá otra alternativa. Un plan que lo aleje del propósito, el plan de Dios y de su voluntad. Así que Dios actua, de lo contrario seguimos en dirección equivocada.

3. Nos enseña a confiar en Él.

Cuando acudo a Dios a pedirle algo, tengo una conversación con Él, y sé que está hablándome. Pero si también, el guarda silencio, puedo confiar en su silencio. Puedo confiar que si está en silenio, no ha cambiado, no está inactivo, ni tampoco que no está escuchando.

4. El quiere que sepamos distinguir entre su voz y otras voces.

Muchas personas nos aconsejan que debemos hacer, pero al estar en con Dios, distinguimos entre lo que Él pueda decirnos y otros puedan decirnos.

5. El se mantiene en silencio, simplemente porque desea la intimidad con nosotros.

Su meta es una relación muy profunda y firme. Que su presencia sea suficiente. POdemos confiar, solo estar ahí en su presencia, pues así El lo quiere.

El quiere que vayamos más alla de necesito esto, o aquello, protege a mi esposa, mis hijos, mi familia, mi auto, mi casa y mi trabajo. Quiere que aprendamos a valorar su presencia.

Te aseguro que a Dios le agrada que estemos callados.

COMO REACCIONAMOS SÍ ÉL ESTÁ EN SILENCIO?

1. Podemos preguntar porque?

Dios no se molestará si le preguntamos: porqué Señor?.  Jesús es nuestro modelo, en la cruz del calvario le pregunto a su Padre Dios: Porque me has desamparado?

Por esto, nosotros tenemos derecho a preguntarle a Dios sobre cualquier cosa. El no se molesta en absoluto, ni lo fastidiamos. Nos comprende a la perfección y nos motiva a preguntarle: porque ?.

2. Debemos comprender que su silencio, no quiere decir que Dios esté inactivo.

Al venir y pedirle a Él, cual es su voluntad, por lo general cuando termina el silencio, Él lo lleva a cabo. Debemos respetar su silencio.

Recuerde, Dios no está a nuestras ordenes, ni se aparece cuando yo lo deseo. El es una persona, de personalidad infinita, por lo que todo lo que Él hace es bueno y lo hace en su tiempo.

3. Debemos reaccionar con quietud. No mostrar duda, o temor, o ansiedad.

Salmo 46: 11 " Estad quietos, y conoced que yo soy Dios. Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra. Jehová de los ejércitos está con nosotros. Nuestro refugio es el Dios de Jacob."

Quedense quietos. En silencio, Él hace algo bueno por nosotros y en el momento apropiado. Entonces, todo lo que nos afecte, o que nos preocupa, Él lo confrontará. Pues así lo ha prometido. Y acabará lo que ha determinado con nosotros. Dios se interesa personalmente por nosotros, sólo debemos esperar el tiempo oportuno.

Así que debemos reaccionar confiando.

4. Anhelando y anticipando una relación más intima.

Esto es algo que debemos esperarlo. Si Dios guarda silencio, debemos esperar que El quiere hacer algo bueno en nosotros. Asimismo, quiere también acercarse para que tengamos una relación más estrecha con El.

Nuestra relación con Cristo, puede ser y será tan estrecha y tan satisfactoria como lo permitamos. Que haga en nosotros como y cuando quiera.

5. El quiere que estemos en silencio al abrir la Palabra y empezar a leerla.

No importa donde comencemos a leer la Palabra, ya sea en los Salmos o en el Libro de San Juan. Y al hacerlo podemos orar de esta manera "Dios mio, no se que ocurre, pero estoy a tu disposición, listo para escucharte."

Cuando nos disponemos, entonces El ESpíritu Santo, que está en usted y conoce su necesidad y cada detalle de su vida, en su interior lo que sucederá, aunque Dios no le diga nada, le explicará ese pasaje en su corazón.

Sí Dios sigue en silencio, siga leyendo la Biblia y de pronto veremos que el silencio se rompe y en el momento que Dios así lo quiera.

6. Siga manteniendo esa relación íntima, que pondrá nuestra vida cristiana a un nivel que está por encima de lo que se cree es cristiana.

No es solo ir a la Iglesia, leer la Palabra, orar, ofrendar, ser bueno y testificar a otros. Todo esto es muy importante, pero Él quiere una relación estrecha con cada uno de nosotros. Ese  amor de una vida para El. Ese espíritu de obediencia, que implica un sentido de unidad, los dos uno solo. Si pensamos como Dios piensa, conoceremos su voluntad. Luego, nos concederá las peticiones de nuestro corazon, como una añadidura.

Nuestra meta principal debe ser tener una relación fresca y estrecha con el Dios Todopoderoso, mediante su Hijo Jesucristo.

Esto no funciona si no soy cristiano, hasta que le pida a Cristo que perdone sus pecados, le entregue su vida y crea que le perdonará basado en lo que hizo en la cruz del calvario. Porque cuando pides perdón por tus pecados, Él los perdonará, dirigira su vida y procederá a abrir su corazón y entenderá lo que hemos expuesto aquí.

Sí ya es un creyente, lo desafío para tomar la decisión de estar a solas y se postre humillado delante del Todopoderoso, se arrodille y le reconozca como Señor. Que le diga que quiere estar en quietud y en silencio total. Que El puede decir todo lo que quiera o que no tiene que decir nada y que quiere entregarse a Él en silencio. Y lo que El quiera decirle, usted lo oirá con cuidado. Y si practica el silencio delante de Él, la ansiedad, la impaciencia y todo aquello que provoca ataques cardiacos, embolias y toda clase de males, desaparecerá.

Entonces Dios pondrá en usted algo muy especial que no se compra, ni nadie se lo puede dar, le dará una parte de sí mismo que satisfacerá su anhelo mas profundo. Basta con pedirlo.

OREMOS:  "Padre y Señor mío. Te damos gracias por amarnos tanto, que deseas una relación estrecha con nosotros; la cual, es casi imposible de comprender, porque somos indignos de ella. Y cuando nos salvaste, nos pusiste en posición de poder tener una relación contigo. Esta es mi petición: pon hambre de tí en mí corazón, no de lo que me puedas dar, sino de tí mismo. Y sé que Tú, satifarás mi alma por Cristo Jesús, Amén."

 

 

 

Comentarios