Categoría: Fe

EL RECONOCIMIENTO DE LA PRESENCIA DE DIOS

Quisiera comenzar esta exposición, preguntándote lo siguiente: Donde esta Dios en tu vida?, porque si Dios no forma parte de tu vida, perdóname pero no sabes de lo que te estas perdiendo.

Es claro que Dios es real porque Él tiene el control absoluto de tu vida, de cada circunstancia y todo sale de la manera que Él desea.

Entonces porque vivir lejos de un Dios amoroso, que es soberano, Todopoderoso, que todo lo sabe y es Omnipresente. Dios esta aquí y allí donde te encuentras, lo reconozcas o no. Él no cambia, por lo tanto, todo esta en su presencia.

Entonces porque vivir lejos de un Padre amoroso que desea lo mejor para ti.

SALMOS 23: 1-4 «Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo

Definitvamente Dios esta contigo y conmigo, y Él obra en la vida de sus siervos, suple sus necesidades conforme a su amor y misericordia. El deseo de Dios es que vivamos en el reconocimiento de su presencia porque eso cambiará y marcará tu vida.

EVIDENCIAS DEL RECONOCIMIENTO DE LA PRESENCIA DE DIOS EN NUESTRAS VIDAS

1. Porque Dios esta continuamente en nuestros pensamientos.

Ya sea consciente o inconscientemente. En todas nuestras actividades deberíamos ser sensibles a su presencia, siendo ese sentir como un silencio santo en nosotros. Pero Él esta allí.

2. Buscamos constantemente la guía de Dios

Si estamos conscientes de la presencia de Dios, buscaremos continuamente su guía y si tiene que tomar desiciones diariamente, le pide a Dios sabiduría para manejar eso. No hablo de decidir acerca del color de zapatos a usar, sino de aquellas decisiones que pueden afectar su vida para bien o para mal.

3. Vemos a Dios como nuestro compañero constante

Si lo veo como mi compañero fiel, siempre estaré consciente de Él, por lo tanto no tengo que preocuparme de nada.

Piense en esto, la fuerza más poderosa de universo esta en la persona de Jesucristo, quien es Todo poderoso, Omnipresente y Omnisciente. 

4. Tenemos paz en medio de la tormenta.

FILIPENSES 4:7 «Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Todos pasamos por dificultades y tormentas en la vida, pero lo que nos sostiene es sí tengo a Dios conmigo. Cuando pasamos una tormenta, podemos decir: estoy en esto, pero estoy en esto con Dios.

Jesús esta conmigo y sé que el Espíritu Santo me guiará, me consolará y afirmará. Es más, Él ve nuestras tormentas antes de que lleguen, mientras tanto su poder está operando para facultarnos a enfrentar lo que sea.

5. Crea en nosotros hambre por la Palabra de Dios.

HEBREOS 4: 12 «‘Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.» 

Cuando descubrimos que la Palabra de Dios es viva, entonces cada día estamos expectantes de lo que Dios esta por decirnos. Puedes leer ya sea un versículo o un capítulo cada día. Porque al leer y meditar en la Palabra, nos impulsa a pensar en Dios y a estar conscientes de que Él estará con nosotros ese día.

6. Tenemos gozo en nuestro corazón.

SALMOS 16:11 «Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre.»

Piense en esto: tienes a un Dios Todopoderoso en la persona del Señor Jesús. Tienes al Espíritu Santo morando dentro de tí. Por lo tanto, eso debería ser suficiente para tener gozo.

Nuestro enfoque y nuestra mirada debe estar en Dios porque Él esta allí. Habrán momentos en que tus amigos no estén, o cuando tu familia no esté allí, pero ten en mente que no estas solo, nunca estas solo, Dios esta contigo y conmigo.

Talvez las cosas no van como deberían ir y ahí es donde le podemos preguntar a Dios: Qué estas tratando de hacer conmigo y sin duda habrá expectativa y gozo en tu corazón.

7. Estamos más conscientes de las bendiciones que Dios nos envía.

Santiago 1: 7 «Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.» 

Toda buena dádiva y todo don perfecto viene del Padre, pero si no estoy consciente de su presencia, le daremos el mérito a alguien más. Talves tu digas: que suerte la que tuve!. Pero los creyentes no hablas de suerte, hablan de ser bendecidos porque Dios es bueno.

8. Al estar conscientes de su presencia, la oración será prioridad en nuestras vidas

HEBREOS 4:16 «Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.» 

Esta es la confianza que tenemos, que podemos venir delante del Padre como un hijo se acerca al Padre, con toda confianza y aun cuando estemos en aprietos, lo que haremos es hablar con Él. Es mas, necesitamos escucharle porque tenemos un Padre perfecto y porque Él se interesa en cada aspecto de nuestras vidas.

9. Examinemos cada decisión conforme a su voluntad.

Señor, cual es tu voluntad en esto?, cual es tu voluntad en aquello?. Todos enfrentamos cosas pero sí sometemos a Dios toda decisión importante, entonces Él nos dará la dirección correcta.

10. Al estar consciente de su presencia, veremos nuestras necesidades a la luz de su presencia.

Enfócate en Jesús y si surge una necesidad en tu vida, no tienes porque preocuparte, talves no tengas respuesta en ese momento, pero se que Dios conoce bien tu necesidad y la mía.

Es más Dios las conoce primero antes que nosotros y es por eso que Él ya esta listo para suplir esa necesidad cualquiera que sea.

11. Nuestra adoración es más real y más gratificante.

Al venir a Dios a la Iglesia o aun en el seno de tu casa y adoras a Dios, uno siente que quiere volar porque estamos felices y sensibles a su presencia.

12. Andamos en obediencia como un estilo de vida.

Cuando estamos conscientes de su presencia, nuestro mayor deseo es obedecerle, seguir sus mandamientos y sus preceptos. No como una carga sino simplemente porque queremos agradar a Dios.

13. Tendremos una relación personal mas firme con Jesucristo.

Quieres hacer lo mejor para Dios, querremos amarle más, estar mas conscientes de su presencia y más sensibles a esa relación. Por lo que eso hace que esa relación sea maravillosa y gozosa, intensamente enamorados de Él, conscientes de su presencia pase lo que pase.

Es cierto que habrán tiempos difíciles, pero lo que quiero que vea, que es el reconocimiento de su presencia en su vida, es que Él cambia nuestra perspectiva, porque verás las cosas desde la perspectiva de Dios.

Cosechamos lo que sembramos. Si siembras una vida que niega por completo a Jesús y vives una vida mundana y malvada, con toda clase de inmoralidades, obtendrás lo que eso conlleva, pero al aceptar a Jesús como tu Salvador y le das tu vida para vivir en santidad, recibirás el fruto que trae y es maravilloso.

Por eso quiero invitarte a venir a Cristo haciendo esta oración: «Padre celestial, hoy vengo delante de ti, pidiéndote perdón por mis pecados, me arrepiento y te pido que me laves, me limpies con la preciosa Sangre de Jesús. Espíritu Santo ven a morar a mi corazón y abre mis ojos espirituales. Te lo pido en el nombre de Jesús, Amén «

Fuente: Gracias Pastor CHARLES STANLEY por sus enseñanzas.

Comentarios

TU MÁS ALTO LLAMADO

Este es un mensaje que va a redirigir nuestras vidas, a darle propósito, a tener paz en medio de las tormentas y a ver las cosas desde la perspectiva de Dios.

El Apostol Pablo en 2 Corintios 11:24-28, se refiere a los sucesos que le ocurrieron después de haber tenido un encuentro con Jesús, 5 veces fue azotado, 3 veces con vara, 1 vez apedreado, 3 veces naufragado, pasado hambre y sed, preocupaciones por la Iglesia que estaba creciendo y por enfermedades.

Y este mismo Apostol, escribió también estos otros versículos:

ROMANOS 8:28 «Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.» 

Cuando el Apostol Pablo dice la Palabra sabemos, es porque él esta expresando algo que él comprobó por experiencia propia, Y dice que todas las cosas, todo lo que pasas, todo lo que tengas que enfrentar, todas las cosas ayudan para bien a todo aquel que ama a Dios y que es llamado conforme a su propósito. Y cuál es ese propósito?.

ROMANOS 8:29 «Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.» 

Según este versículo, el propósito es que seamos como Jesús. Por lo tanto, este es el llamado y el propósito mas alto de Dios para nosotros.

Talvez has sido un hombre o una mujer de negocios exitoso, o un profesional destacado, o ser un gran predicador de miles de personas o ser exitoso ante los ojos de los hombres, o bien llegar a ser Presidente de una Nación, pero ese no es su llamado mas alto.

Ese no es el deseo numero uno de Dios para usted, ni el propósito más grande que Dios tiene para ti. Déjame decirte que el propósito mas grande de Dios para todos, es que seamos transformados y cambiados a la naturaleza y al carácter de Dios, para que seamos como Jesús.

PORQUE ESTO ES TAN IMPORTANTE?

La Sagrada Escritura dice que Dios es amor, no dice qué Dios tiene amor, Dios es amor y el amor divino es Dios. Y si vamos a la escritura, específicamente 1 Corintios 13, donde se menciona la preeminencia del amor, y al sustituir la palabra amor por Cristo, entonces dice la Palabra que pudieras profetizar y tener gran revelación, pero sino eres como Cristo en su carácter, eso no le aprovecha para nada. Tú pudieras ser un gran predicador de fe, pudieras mover montañas y hacer muchos milagros, pero si no tienes el carácter de Jesús, para nada le aprovecha. Lo que si aprovecha es que todo lo que hagamos refleje el carácter de Jesús.

2 CORINTIOS 3:18 «Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.»

Este versículo dice que nosotros vamos de gloria en gloria. Sí Jesús fue la Gloria de Dios y vino a expresar a Dios plenamente, entonces sí sustituimos la palabra Gloria por Cristo, nosotros vamos de una experiencia donde somos como Cristo y nos vamos a seguir conformando a su imagen a lo largo de nuestra vida.

Y como fijo el Apostol Pablo, «yo no pretendo haber alcanzado a ser como Cristo, pero esto si hago, yo prosigo a la meta, al llamamiento supremo, llegar a ser como mi Jesús».

La mayoría de cristianos estaría de acuerdo con esta aseveración, pero lo que la mayoría de cristianos no sabe es que esto requiere el proceso de Dios para llevarlos a ese lugar. Es decir, todos debemos vaos a pasar por el proceso de Dios para conformarnos a la imagen de Cristo.

ROMANOS 5:3-4″Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; 4y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;

La salvación es gratis, pero el conformarse a la imagen de Cristo, nos v costar todo, toda nuestra vida dedicada a Dios. Dios en primer lugar en todas las cosas. Sabe porque?, porque esto traerá los frutos del Espíritu y el carácter de Cristo.

HABLANDO DEL PROCESO

La Biblia es clara al decir que la voluntad de Dios es que los cristianos sean saludables, prósperos y que tengan armonía familiar. Por supuesto que esta es la voluntad general de Jesús. Y Él lo demostró cuando puso a Adan y Eva en el Jardín del Edén, pues allí les proveyó todo.

Deuteronomio 28: 1-14 habla que si obedecemos las Leyes de Dios y guardamos sus mandamientos, todo lo que hagamos será bendecido, su familia bendecida, su negocio bendecido. Y dice también que todo lo que toques prosperará, serás cabeza y no cola, prestarás y no pedirás prestado.

Y claro, esta es la voluntad general de Dios, pero hay una voluntad más alta. Y la voluntad más alta de Dios es que nosotros seamos conformados a la imagen de Cristo. desde luego que para llegar a ello, debemos comprender que estamos sujetos a la Ley de la Transformación.

ROMANOS 12: 2 «No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Cada uno es llamado a ser transformado y toca pasar a veces la metamorfosis del gusano a la mariposa. Y segurito has pasado por situaciones en las cuales digas: Y eso porque sucedió?, porque paso eso?. Aquí tenemos que entender que el llamado más alto de Dios es que seamos transformados de una persona carnal, todo involucrado en si mismo, para ser transformado, con la mayor pasión que no sea ser el mas grande en esto o aquello, sino que nos conformemos al carácter y a la naturaleza de Cristo.

SABE CUAN SERIO ES ESTO?

Dios envío a su Hijo a este mundo y lo hizo que pasara 30 años para que fuera el tipo de persona que fuera el modelo para ser como Él. Pasó 30 años trabajándole la hombría a Jesús y luego 3 y medio años trabajando en la parte ministerial.

Esto nos revela que Dios esta interesado diez veces más en que sea como Jesuscristo que en las obras portentosas que  podamos hacer..

Desde luego, el diablo querrá convencerlo que usted se esta perdiendo lo bueno. Pero no le crea, porque lo que Dios esta haciendo es la vida eterna, esta es la vida que va a vivir para siempre.

ROMANOS 8: 18 «Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. » 

DOS ILUSTRACIONES FINALES

1. Nosotros no tenemos enemigos, solo tenemos amigos y empleadores.

SANTIAGO 1:2 «Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,» 

Cuando se enfrente a pruebas, problemas, y tribulaciones, dese cuenta que todo eso viene para probarle la fe y sigue así hasta producir el carácter de Cristo.

No los trate como si fueran intrusos, por el contrario, déle la bienvenida a todos ellos como si fueran amigos, porque ellos vienen a producir el carácter, el fruto y la vida de Cristo en ti.

2 CORINTIOS 4:17 » Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 

Dice aquí la Palabra que las tribulaciones producen en nosotros un peso de gloria. Es decir, que todas esas aflicciones trabajan para nosotros porque esas aflicciones producen el fruto del Espíritu, desarrollamos más paciencia, más amor, más misericordia, perdón y desarrollan la Gracia de Dios en nosotros.

2. Todos los que alcancen la madurez de Cristo, van a pasar por algunas situaciones que le sacudiran su mente o quebrantarán su corazón.

Pero no nos podemos relajar, porque lo que tenemos son situaciones que Dios prepara para que a la larga resulten para bendecirnos.

Los cristianos no tienen problemas, sino situaciones predestinadas que están para perfeccionarnos el carácter de Cristo.

Esta pandemia por la que estamos pasando, es una prueba, pero Dios nos esta diciendo que los que salgamos de esta pandemia, con la actitud correcta, con el espíritu correcto, siendo vencedores, mostrando que pueden tolerarlo, esas son las gentes que Dios va usar para demostrar la gran Gloria que viene a la tierra.

Estamos a la puerta de ver el mover más grande de Dios que jamas hayamos visto. Así que, prepárese para ver la Gloria de Dios, prepárese para ver los milagros. Este es un nuevo día, este es un nuevo tiempo. Po lo tanto, demos a Dios toda la Gloria y la Honra.

OREMOS: Padre celestial, aquí estamos, poniendo nuestras vidas en tus manos, solo tu tienes Palabras de vida Eterna, guíanos, dirige nuestras vidas, has de nosotros como tu quieras, nos depositamos en tus manos, confiando que tu tienes el control de nuestras vidas. Que tus planes y pensamientos son más grandes que los nuestros. Confiamos en ti Padre amado. Y si hemos pecado contra ti, te pedimos perdón. Lávanos con la preciosa Sangre de Cristo Jesús y ven a morar a mi corazón. Amén.

FUENTE: Gracias Profeta BILL HAMMON por sus enseñanzas.

Comentarios

EL CUARTO DE ORACIÓN

QUE DEBEMOS HACER CON LAS CARGAS, PRUEBAS Y DIFICULTADES?

Aunque muchos tratan de llevarlas sobre sí, Cristo nos muestra lo que debemos hacer en uno de los pasajes del Sermón del Monte. Nos dice que debemos ir a nuestro aposento, cerrar la puerta y orar a nuestro Padre celestial. Todos debemos aprender a compartir con el Señor aquello que nos preocupa. Y en ocasiones, ese aposento viene a ser nuestro cuarto de guerra mientras batallamos con el pecado, los conflictos, las decisiones y las dificultades, hasta que nos rendimos en obediencia a nuestro Dios.

LA ARMADURA DE DIOS

EFESIOS 10-18 «Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 11Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 12Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 13Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 14Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, 15y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; 18orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;»

Los creyentes enfrentan una batalla, no contra otras personas, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas y contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Se nos dice que debemos ponernos la armadura de Dios, pues las batallas espirituales demandan su protección:

  • El yelmo de la salvación protege nuestros pensamientos.
  • La coraza de justicia guarda nuestras emociones.
  • El cinturón de la verdad nos permite andar en la luz.
  • Nuestros pies deben estar calzados con el apresto del evangelio de la paz.
  • Debemos llevar con nosotros la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios.
  • Necesitamos del escudo de la fe para cubrirnos de los ataques del maligno.
  • Finalmente, debemos orar en todo momento.

Satanás es nuestro enemigo. Sabemos que es un asesino, un mentiroso, un engañador y un destructor. Pero como creyentes en Cristo, no tenemos que convertirnos en sus víctimas. Dios nos ha dado la clave para vivir en obediencia y honrarlo. Y la oración es esa clave. Mientras estamos en el cuarto de guerra de oración, libraremos nuestras batallas de rodillas. Podemos venir ante su presencia confiados y seguros de que nuestro Padre celestial conoce nuestras necesidades y escucha cada una de nuestras peticiones.

JESUCRISTO NOS HABLÓ DE UN LUGAR DE ORACIÓN.

El lugar que Jesús usaba para orar no era siempre el mismo, pues viajaba mucho. Pero sabemos que la oración siempre tuvo prioridad en su vida, y también debe tenerla en la nuestra.

  • Es un lugar privado. Cristo dice que debemos entrar en nuestro aposento y cerrar la puerta (Mt 6.6). Si en verdad deseamos encontrar un lugar apropiado para hablar a solas con Dios, Él nos lo dará. Puede que esto requiera algunos ajustes en nuestra vida, pero podemos estar convencidos de que el Señor desea que pasemos tiempo a solas para que podamos desarrollar una comunión íntima con Él.
  • Es un lugar santo. Si solemos tener un encuentro con Dios cada día en el mismo lugar, podemos decir que ese lugar es santo, pues ha sido apartado para adorar al Señor y poner ante su presencia nuestras preocupaciones. Será fácil tener comunión con Él, pues eso es lo que estaremos acostumbrados a hacer en ese lugar. Todo lo que alcancemos en nuestra vida, vendrá como resultado de la relación personal que tengamos con Dios y del tiempo que pasemos con Él en oración. Al confiar en el Señor, podemos ver la manera en la que obra en la vida de sus hijos.
  • Es donde libramos nuestras batallas. Cada vez que enfrentemos situaciones difíciles o conflictos con otras personas, debemos traerlos ante la presencia de nuestro Padre celestial y permitir que sea Él quien libre nuestras batallas. Necesitamos su guía, ayuda y sabiduría para responder adecuadamente en todo momento. Habrá ocasiones en las que nadie más podrá ayudarnos, pero el Señor siempre estará a nuestro lado para consolarnos, fortalecernos y exhortarnos. Al humillarnos ante su presencia y al clamar por su ayuda, nos sostiene en medio de las tentaciones y las pruebas de la vida.
  • Es donde recibimos instrucciones para cada día. No sabemos lo que sucederá cada día, pero Dios sí lo sabe. Si comenzamos cada día en nuestro cuarto de guerra, nos rendimos a su voluntad y le pedimos que guíe nuestros pasos, el Señor avanzará con nosotros para acompañarnos, guiarnos y protegernos. Nuestro Padre celestial promete dirigir nuestros pasos si confiamos en Él con todo nuestro corazón y si le reconocemos en cada uno de nuestros caminos, en vez de depender de nuestro propio entendimiento (Pr 3.5, 6). La Biblia nos instruye para cada situación que enfrentaremos en la vida. Pero si optamos por no escuchar al Señor, no podremos conocer su plan y perderemos la batalla. No podremos vivir en obediencia si mantenemos nuestra Biblia cerrada.
  • Es donde recibimos instrucciones para cada día. No sabemos lo que sucederá cada día, pero Dios sí lo sabe. Si comenzamos cada día en nuestro cuarto de guerra, nos rendimos a su voluntad y le pedimos que guíe nuestros pasos, el Señor avanzará con nosotros para acompañarnos, guiarnos y protegernos. Nuestro Padre celestial promete dirigir nuestros pasos si confiamos en Él con todo nuestro corazón y si le reconocemos en cada uno de nuestros caminos, en vez de depender de nuestro propio entendimiento (Pr 3.5, 6). La Biblia nos instruye para cada situación que enfrentaremos en la vida. Pero si optamos por no escuchar al Señor, no podremos conocer su plan y perderemos la batalla. No podremos vivir en obediencia si mantenemos nuestra Biblia cerrada.
  • Es donde confesamos nuestros pecados. Cuando abrimos su Palabra con un corazón sincero ante su presencia, tenemos la oportunidad de confesar nuestros pecados y de pedirle que nos muestre aquello que hemos hecho fuera de su voluntad. Mientras oramos, debemos darle tiempo a Dios para que hable a nuestro corazón. En ocasiones usa pasajes de la Biblia para exhortarnos, dirigirnos y mostrarnos lo que hemos hecho mal. También nos habla por medio de su Espíritu Santo. Y hasta puede llegar a usar las pruebas y las dificultades para captar nuestra atención.
  • Es donde desarrollamos una relación cercana con Dios. Si estamos demasiados ocupados para pasar tiempo a solas con el Señor, no podremos crecer en la comunión que nos ha permitido tener con Él. Dios nos ama y desea que dediquemos tiempo para conocerlo. Hay momentos en los que oramos junto a otras personas, pero es cuando estamos a solas que crecemos más en sus caminos y abrimos nuestro corazón ante su presencia. Esta es la actividad más importante en la vida del cristiano, pues nos permite tener comunión con nuestro Salvador.
  • Es donde dejamos nuestras cargas. Dios se encarga de llevar nuestras cargas y preocupaciones, y perdona nuestros pecados si se los confesamos.
  • Es donde lloramos nuestras pruebas y pesares. Cuando vamos a nuestro cuarto de oración y clamamos al Señor, Él nos escucha, comprende y sana nuestro roto corazón.
  • Es donde perdonamos a otros. El Señor no solo perdona nuestros pecados, sino que también nos ayuda a perdonar a los que nos han herido.
  • Es donde somos fortalecidos. Es en ese lugar santo que tenemos la oportunidad de expresar todo lo relacionado con nuestra vida; y al derramar nuestro corazón en oración, somos fortalecidos por el Señor.

OREMOS: Gracias Señor porque nos haces estar consientes de tu presencia y que nos has dado las armaduras espirituales para cuando pasamos por situaciones difíciles. Bendecimos tu nombre y te agradecemos porque cada vez que accesamos a tu presencia en oración podemos encontrar consuelo, provisión, fortaleza, ayuda y liberación. En el nombre de Jesús.

FUENTE: Gracias Pastor CHARLES STANLEY por sus enseñanzas.

Comentarios

QUE HACER CUANDO HAY UN VACIO EN NUESTRO CORAZÓN

Alguna vez ha sentido un vacío en su espíritu, en su alma, en su corazón y en su ser. Y aun cuando todo parezca estar de maravillas, pero muy en el fondo falta algo. Muchas personas viven ese vacío, sin nunca entenderlo, porque buscan en el lugar equivocado.

Sentirse vacío es no estar completo, es decir, no estar satisfecho y no tener una paz genuina. Probablemente se pregunta: Porque siento lo que siento?,  cuál es la razón?

Para entender esto, recurramos a conocer más de Jesucristo. Lo interesante es que Jesús conocía a todas las personas, porque tenía un discernimiento divino y sabía exactamente lo que ocurría a esa persona en particular. Ahora, si andamos en el Espíritu, Dios nos da un cierto grado de eso, pero siempre que andemos en el Espíritu y  vivamos cómo le agrada a Él.

Hay dos historias que muestran este discernimiento, uno de ellos es cuando Nicodemo, uno de los principales de la Sinagoga, se presento ante Jesús, a escondidas, para preguntarle, cómo era posible que hiciera esos milagros?. A lo que Jesus, le explico que solo podría entrar al Reino de los Cielos si nacía de nuevo. Había una hambre en este hombre, pues quería tener lo mismo que Jesús.

Otra historia es la de la Samaritana:

JUAN 4: 5-18 «Vino, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, junto a la heredad que Jacob dio a su hijo José.Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta. Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber. Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comer. 9La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí.Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva. La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva?. ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados?.  Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla. Jesús le dijo: Ve, llama a tu marido, y ven acá. Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido; porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad.»

Jesús le dijo: Ve, llama a tu marido y ven acá. Pareciera que Jesús estaba cambiando de tema. A qué se debe esto?, pensemos por un momento en esta mujer, porque ella es un ejemplo perfecto de alguien que vive una vida vacía. Una persona que se siente vacía, sin sentido, ni dirección, ni propósito verdadero, no hay sentido de realización. sus planes están en duda, no tiene muchas metas, ni sueños reales en la vida, porque se han dado por vencidos.

Puede ser alguien que estuvo casado y ya no lo está y eso empeora el vacío. O pueda ser que su esposo o esposa han fallecido y eso empeora mucho el vacío. O sus hijos se han ido a la Universidad o se han movido a otra ciudad.

Pero porque se sienten vacíos?, que hace falta en sus vidas? Bueno observemos a esta mujer. Dice la Biblia que Jesús decidió pasar por Samaria y descansar sentándose en el pozo y en ese momento llego una mujer Samaritana a la que se dirigió, lo cual era inusual, porque en aquellos tiempos no era costumbre que los hombres hablaran con mujeres en publico. 

Pero note lo que sucede: Sabes porque Jesús le pidió algo de beber.

1. Con el propósito de ayudarle a descubrir quién era ella.

2. Qué descubriera donde estaba en la vida.

3. Y para guiarla en una dirección distinta. 

Luego comenzaron a hablar acerca del asunto del agua viva. El agua, en aquel tiempo, era uno de los recursos mas preciados. Así que hablar de agua viva, es agua que fluye, lo que tuvo que cuestionar ya que el agua del pozo no fluía, estaba estancada. Entonces al hablar del agua viva, ella lo interpreta como agua que corre. El Seńor le dijo: si supieras quien soy, me pedirías agua y yo te daría agua viva. A lo que ella se intereso y captó su atención. Así que repentinamente, su actitud cambia al reconocer que Él sabía algo que ella no sabía.

Y Jesús continua la conversación, manifestándole lo siguiente: «Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás;» A lo que la mujer le dijo: «Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla.» 

En tanto, Jesús, le cambió el tema: «Ve, llama a tu marido, y ven acá.»  Que fue lo que hizo Jesús: fue directo al meollo del asunto o sea al problema que ella tenía: «Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido; porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad.»

Es decir, no están casados. Imagínese, lo que ella sintió cuando su vida privada salió a relucir. Sin embargo, note que Jesús no la condenó, no le dijo, mujer adultera, no mencionó palabra de condenación. 

Piense en esto, la Samaritana sufrió 5 veces el terrible rechazo, tu no sirves para nada, no importas, no estas a la altura, no puedes; asi que cada vez, uno de esos hombres tomaba una parte de ella, le quitaba parte de su personalidad. 

No sé si por alguna razón, alguien le dijo lo mismo, no estas a la altura, no vales o por cualquier otra razón hayas sido criticado. Seguro que eso habrá provocado un sentimiento y un dolor interno. 

Entonces Jesús la hace confrontar lo que estaba pasando en su vida, se sentía rechazada, insignificante, marginada por todas las mujeres de la villa y se encontraba sola. Pero, Jesús no solo vio la condición en que estaba, sino que vio la soledad en lo profundo de su ser. 

NADA  NI NADIE PUEDE SUSTITUIR A JESUCRISTO 

Escuche bin lo que voy a decirle: Dios nos creó a cada uno de nosotros para relacionarnos personalmente con Él. Por lo tanto, esto significa que nada sustituye a Jesucristo en la vida, porque no hay sustituto que pueda darnos satisfacción, felicidad, paz y gozo en la vida. La Samaritana lo probó todo y nada funcionó. Mire, hasta que no se relacione con Dios, su vida no estará bien. 

QUE PASA CUANDO ALGUIEN ESTA VACIO ? 

Esta vacío, frustrado,, se divide su mente, siempre esta buscando algo que satisfaga ese profundo vacío, unos lo hacen ingiriendo alcohol, otros con drogas o con sexo, o con cosas materiales, etc. Podrás tomar toda el agua que puedas, pero no vas a poder saciar la sed que hay en tu ser interior, porque solo hay una cosa que satisface el corazón y Jesús se lo dijo a la mujer, le dijo que el agua de la que Él hablaba es eterna, que fluye y perdura. 

JUAN 10:10 » ….yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.» 

Esa palabra abundancia significa que se desborda, es mas que suficiente, que llena, y que satisface. 

COMO ES ESA VIDA 

Al beber del agua que ofrece Jesús, recibimos esto: AMOR, GOZO, PAZ, PACIENCIA, BENIGNIDAD, BONDAD, FE, MANSEDUMBRE, TEMPLANZA, es decir los fruto del Espíritu (GÁLATAS 5:22-23). Es decir que si tenemos a Jesús en nuestras vidas, tenemos el privilegió de tener todo eso. Esa es la promesa. 

La mujer se percato de lo que sucedía y dice la Palabra que corrió a la ciudad: 

JUAN 4: 28-30 » Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres: Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será este el Cristo?. Entonces salieron de la ciudad, y vinieron a él.

Desde luego que ella reconoció que Jesús era el Cristo y sabemos que ella aceptó a Cristo como su Salvador, no bajo los términos que conocemos, porque al contarles lo que sucedió, no le hubieran escuchado, sino hubieran visto el cambio transformador que reflejaba. Y vinieron a conocer a Jesús, entendiendo quién era Él. 

JUAN 4: 39- 42  » Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer, que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho. Entonces vinieron los samaritanos a él y le rogaron que se quedase con ellos; y se quedó allí dos días. Y creyeron muchos más por la palabra de él, y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente este es el Salvador del mundo, el Cristo.

O sea que Dios también cambió sus vidas. Por lo tanto, no importa dónde se encuentre en la vida, ni cuánto este sumido en su situación, frustrado, preocupado, desvalido, desesperado porque todo lo que ha probado no ha tenido exito. Le invito a que prueba lo único que funcionará: Jesucristo. 

Talvez usted se pregunte y cómo lo hago?. Sencillamente haga esta oración conmigo, repitiéndolo en voz alta:  «Padre celestial, vengo humillado delante de tu presencia, a pedirte perdón por mis pecados, me arrepiento de todos y cada uno de ellos. Hoy, quiero entregar mi vida a ti. Ven a morar a mi corazón y a todo mi ser. Abre mis ojos espirituales para seguirte a ti, y hacer tu voluntad. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.»  

FUENTE: Gracias Pastor CHARLES STANLEY por sus enseñanzas.

Comentarios