Categoría: Fe

CLAVES PARA VENCER EL TEMOR

Dios nos dice en Josué 1:5 » …no te dejaré, ni te desampararé», Yo estaré contigo, yo te guiaré, si me sigues y haces lo que te digo, prosperaré tu camino y todo te saldrá bien. Esa es la promesa del Dios Todopoderoso, quien tiene poder para guiarnos y prosperarnos en la vida.

Sin embargo, si descuidamos los principios de Dios, el temor puede apoderarse de nosotros al punto que crea ansiedad en nuestros corazones, divide nuestra mente y dificulta todo lo que hacemos en la vida. De hecho Dios espera de sus seguidores que no sean temerosos.

Tal como Jesús instruyo a sus discípulos a no temer, asimismo, nos instruye a nosotros a no temer también, pero lo hacemos cuando enfrentamos crisis financieras, o has perdido tu trabajo, o talvez por la pandemia que estamos pasando, o bien por lo que vaya a deparar el futuro.

LA PREGUNTA AQUI ES: COMO RESPONDEMOS?

Como seguidores de Cristo, tenemos una respuesta específica de cómo responder. Y no significa que nunca tendremos temor. NO!, pero no vivimos en temor.

Hemos de responder como quienes conocemos al Dios del Universo, al Soberano del Universo quien controla todo siempre en toda circunstancia. Y si creemos que ese es el Dios que tenemos, sabremos que pase lo que pase, Él nos ayudará a superar lo que sea.

CLAVES PARA VENCER EL TEMOR

Para esto iremos a la Biblia donde encontraremos la clave para vencer el temor., la clave para vivir consagrados a Dios, y tener una vida exitosa y prospera. Porque si los practicamos, Dios cambiará nuestra vida para bien y para lo mejor.

En un Libro del Antiguo Testamento, encontramos que este personaje estaba nuevamente a las puertas de la tierra prometida, Moises había fallecido, y Dios tuvo que hablarle a Josué.

Venían de salir de la tierra de Egipto, de la esclavitud, pasado por el Mar Rojo, llegaron a la Monte Sinaí donde recibieron la Tabla de los Diez Mandamientos, y Moises envió a 12 príncipes a reconocer esa tierra. Al regresar, 10 de ellos manifestaron que no podrían tomar esa tierra porque habían gigantes y las ciudades amuralladas.

Sin embargo, Josué y Caleb dijeron, sí podemos, Dios nos la entrego, vamos. Pero la gente escucho a los 10 y no a los 2, por su actitud negativa, no quisieron ir porque tenían MIEDO. Increíble, estaban temerosos aun después de haber visto a Dios hacer milagros y prodigios. Se quejaban y lloraban día y noche, estaban temerosos.

Entonces Dios les dijo: hasta aquí. Y a partir de ese momento, vagaron por el desierto durante 40 años hasta que todos los mayores de 20 años fueron muriendo.

Ahora estaban en el mismo lugar, así que escuche lo que sucedía aquí.

JOSUÉ 1:1-9 »  Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: 2Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. 3Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. 4Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Éufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio. 5Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.6Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. 7Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.»   

Lo impactante del pasaje bíblico son los principios que enseña lo que Dios le dice a Josué. Los que también se aplican a nuestras vidas cuando enfrentamos desafíos, dificultades, apuros y cosas que naturalmente causan temor.

Como Josué estaba dudoso, Dios tuvo que venir y decirle 3 veces: ESFUERZATE Y SE MUY VALIENTE y de allí reunió al pueblo para anunciarles lo que Dios le había dicho.

Y esto mismo les digo: esforzaos y sean valientes. Estamos a punto de entrar a una nueva era, estamos a la puerta de entrar a la tierra que fluye leche y miel, la tierra prometida.

1. Seamos valientes y esforzados. 

Valientes para enfrentar nuestros temores, angustias y todo lo que divide nuestra mente y que drena nuestras fuerzas.

Josué 1:9 «Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.» 

Es tiempo de definir lo que es valentía: es la cualidad de la mente y del espíritu que permite enfrentar peligros, oposición o los desafíos de la vida con audacia, calma, firmeza y determinación.

No significa que nunca tendremos temor, NO!, Lo que Dios nos dice es que semaos firmes y determinativos y que tengamos plena confianza en Él.

Lo que pasa es que muchas persona no creen que Dios les hable y a esos, es porque talvez hay algo en sus vidas que saben que no están bien. Posiblemente tienen culpas, temor, dudas, lo cual impide que entiendan la Biblia en sus mentes.

Pero quien nos dice que seamos valientes y esforzados?, recordemos que quien lo dice, es el Dios Omnipresente, el Dios Omnisciente, el Dios Todopoderoso, quien conoce todo nuestro futuro y cada detalle de las situaciones por las que estamos pasando.

Por lo tanto, qué es lo que Dios quiere decirnos: QUE SIGAMOS SUS INSTRUCCIONES, no las nuestras, ni la de nuestros amigos, sino que quiere que hagamos exactamente lo que Él dice que hagamos.

2. Estar conscientes de la promesa de la presencia de Dios en nuestras vidas.

Josue 1: 5 «Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

Mire, desde el momento que somos salvos, desde ese mismo día, esas 3 promesas son nuestras: estaré contigo, no te dejaré, ni te desampararé. Por lo tanto, apropiémonos de ello y podemos afirmarlo hoy en nuestros corazones. 

3. La obediencia a la Palabra de Dios

Josué 1: 7 » Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

En otras palabras, lo que Dios nos está diciendo es que seamos obedientes a TODA LA LEY DE DIOS, no solo una parte, sino a toda la Ley de Dios. No te apartes de ella, ni a diestra, ni a siniestra.

Fundamentémonos en la Palabra, en Jesús, quien es el autor y consumador de nuestra fe.

4. Meditemos en la Palabra.

Ahora bien, esta es la clave, la parte en la que muchos no piensan.

JOSUÉ 1: 8 «Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.» 

Entonces cuál es la clave, dice aquí la Palabra, que de día y de noche meditarás en Él. 

MEDITAR significa leer, pensar lo leído, observar lo que dice Dios, aplicarlo en mi vida y hacer preguntas.

Cómo me esforzaré y seré valiente?. NO temas, no desmayes, porque Dios está conmigo dondequiera que voy. Y me apropio de esa Palabra.

Meditar no solo es leer la Palabra, es mas bien leerlo, creerlo, asimilarlo, aplicarlo a nuestra vida y hacer preguntas.

QUE SUCEDE CUANDO MEDITAMOS EN LA PALABRA DE DIOS?

1. Calma nuestro espíritu. Se tranquiliza y el temor comienza a disiparse.

2. Purifica nuestro corazón. Porque cuando meditamos en la Palabra de Dios, colocamos su Palabra en nuestras vidas, en nuestra mente, en nuestro pensamiento, en nuestra conciencia, y en nuestro subconsciente.  Entonces, eso hace que nuestro espíritu se calme y purifique nuestro corazón, porque mientras más leemos, tendremos mayor entendimiento y más puro será nuestro corazón.

3. Aumentará nuestra fe y la percepción de Dios. La fe viene por oir y oir la Palabra de Dios. Entonces comenzaremos a creerle a Dios. Veremos las cosas desde la perspectiva de Dios. En nuestra mente lo veremos mas grande y sabremos con certeza que Dios no nos dejará, ni nos desamparará y no nos fallará. NO PODEMOS PERDER..

Escuche bien, meditar en la Palabra de Dios es la base de nuestra relación con Él como debe ser.

PLAN DE ACCIÓN PARA DESARROLLAR VALENTÍA

1. La meditación de la Palabra. Dios se convierte en nuestro compás. Si estamos en la Palabra, Dios nos mostrará cómo superar cualquier dificultad y nos dará la guía que necesitamos.

2. Recordar la fidelidad de Dios. Recordar experiencias pasadas de la fidelidad de Dios en nuestros desafíos, retos pasados y al haber clamado a Dios, leímos la Biblia, o algún Salmo y nos ayudaron a superar aquel momento.

3. Observar la valentía de otros y su desenlace. En mi propia vida, he visto a Hombres de Dios, que han escuchado estos principios y los han seguido. Y me da aliento al ver como han superado las pruebas confiando plenamente en Dios y ver cómo han prosperado y les ha dado éxitos en sus vidas.

4. Hacer la pregunta crítica, meditar de acuerdo a lo hemos expuesto y responderse asimismo: Qué pasa si no obedezco a Dios?, y si lo obedezco que pasará?

5. Recordar sus promesa. Estaré contigo, no te dejaré, ni te desampararé. Si me sigues y haces lo que te digo, yo prosperaré tu camino y todo te saldrá bien. Esta es la promesa del Dios Todopoderoso, quien tiene todo el poder para guiarnos y prosperarnos.

Todo esto será una realidad en tu vida, si aceptas a Jesucristo en tu corazón y aprendes a meditar en su Palabra mediante el Espíritu Santo y a esperar en el tiempo de Dios.

Te invito a que hagas esta oración conmigo: Padre celestial, vengo delante de tu presencia a pedirte perdón por mis pecados, me arrepiento de todos ellos y te pido que vengas a morar a mi corazón. Hazme una nueva criatura e inscríbeme en el Libro de la Vida. Todo lo pido en el nombre de Cristo Jesús. Amén. 

FUENTE: Gracias Pastor CHARLES STANLEY por sus enseñanzas.

Comentarios

HAGA LA PREGUNTA CORRECTA

¿No es cierto que usted y yo nos hemos hecho esta pregunta más de una vez, en alguna oportunidad, y en diferentes circunstancias? La pregunta es ¿Por qué? ¿Por qué pasa esto? ¿Por qué a mí? ¿Por qué?

No obstante esa pregunta ronda nuestras mentes, la pregunta acertada debe ser ¿Para qué? Cuando hacemos la pregunta ¿por qué? denota cierto nivel de orgullo, ¿por qué a mí? por ejemplo. Mucha gente que no quiere creer en Jesús, se escuda diciendo ¿por qué hay cosas malas en el mundo? Dándose un aire de superioridad y autojustificación. Veamos este pasaje del Evangelio:

JUAN 9:1-9 » caminaba, Jesús vio a un hombre que era ciego de nacimiento y le preguntaron sus discipulos—Rabí, ¿por qué nació ciego este hombre? —le preguntaron sus discípulos—. ¿Fue por sus propios pecados o por los de sus padres? —No fue por sus pecados ni tampoco por los de sus padres —contestó Jesús—. Nació ciego para que todos vieran el poder de Dios en él. Debemos llevar a cabo cuanto antes las tareas que nos encargó el que nos envió. Pronto viene la noche cuando nadie puede trabajar; pero mientras estoy aquí en el mundo, yo soy la luz del mundo. Luego escupió en el suelo, hizo lodo con la saliva y lo untó en los ojos del ciego. Le dijo: «Ve a lavarte en el estanque de Siloé» (Siloé significa «enviado»). Entonces el hombre fue, se lavó, ¡y regresó viendo! Sus vecinos y otros que lo conocían como un pordiosero ciego se preguntaban: «¿No es ese el hombre que solía sentarse a mendigar?». Algunos decían que sí, y otros decían: «No, solo se le parece». Pero el mendigo seguía diciendo: «¡Sí, soy yo!».

  1. NO SE PREGUNTE PORQUÉ, SINO PARA QUÉ. Vs 1-5 Los discípulos preguntan muy teológicos y filosóficos ¿Porque es ciego este hombre? Esperando una respuesta llena de misticidad, Jesús responde, no es por qué, sino para qué… Cuando muchas veces preguntamos, ¿Por qué…? Ante situaciones adversas, muchas veces, el sentido de la pregunta puede encerrar orgullo, incredulidad, cuestionamiento, etc. Cuando nos enfocamos en tratar de saber el porqué de lo que nos pasa, muchas veces desperdiciamos nuestras fuerzas, para saber por qué y eso muchas veces no nos ayuda en solucionar el problema, y solo nos quejamos, si usted se pregunta ¿por qué inmediatamente, hágase la pregunta ¿ya que se por qué, entonces para qué me pasa esto? Sepa entonces que:
  • Dios tiene propósitos para nuestra vida. Usted y yo, tenemos planes o algunas proyecciones, pero Dios tiene planes más amplios y grandes para nuestras vidas. Dios tiene propósitos que se alinean con Su Voluntad.
  • Lo que no vemos, Dios si lo Jesús es la luz. Si él está, nunca habrá oscuridad, aún en nuestra noche más oscura.
  • Él conoce nuestro destino. El vino con un propósito, sabía de dónde venía, y hacia dónde iba. Por lo tanto, el puede decir, donde yo estoy, ustedes estarán…
  1. OBEDEZCA AÚN A PESAR DE SUS DUDAS. Vs. 6-7 Usted y yo tenemos dudas, tenemos cuestionamientos y tenemos fallas. Pero a pesar de nuestras dudas e inseguridades, practiquemos la obediencia, y veremos la Gloria de
  • Puede que lo que haga Dios, en este momento no tenga sentido. Vs6 (Escupió, hizo lodo, y lo untó en los ojos al ciego) Jesús le dice al ciego, después de llenarlo de lodo, que se lave, el hombre, que es ciego en ese momento, no entiende qué está pasando, no sabe del cuestionamiento de los discípulos, no sabe nada pero obedece…
  • No resistamos a obedecer, hay que obedecer ya. La Obediencia tardía es desobediencia. A pesar de no ver bien, obedezca y haga la voluntad de Deje de cuestionar tanto y pedir tanta información, ¡obedezca ya!
  • La obediencia siempre tiene recompensa. El hombre obedeció, se lavó, y fue Obedecer trae recompensa, y si obedece a Dios, Dios le ha de recompensar… yo solo se, repetía, que yo antes no veía y ahora puedo ver. Era feliz con su milagro.
  1. TODO LO QUE NOS PASA, ES PARA GLORIFICAR EL NOMBRE DE DIOS. Vs. 8-9 Los vecinos conocían al hombre, sabían de su ceguera de nacimiento. Y no entendían. Dios hará que su vida sea testimonio, sí es  obediente. Dios le permite ser testigo fiel de sus maravillas. Usted es un milagro viviente, dé Gloria a Dios con su vida

Conclusión: Usted y yo tenemos desafíos enormes adelante. Pero en lugar de perder tiempo, lamentando, o cuestionando, póngase a la orden del Señor y dígale desde lo más profundo  de su corazón ¿para qué Señor? ¿Para qué soy útil? Usame para tu gloria…

Cuando nos disponemos a obedecer, inmediatamente, todo cobra sentido y Dios se glorifica a través de nuestra vida. ¿Está listo para hacer la pregunta correcta?

ORACIÓN: Por paz a cada familia. Por sanidad en los que están sufriendo. Por sabiduría para los emprendedores que están con preocupación e incertidumbre para este. Por los que deben salir a trabajar y van con temor. Por provisión abundante para los que quedan en casa. Por sabiduría para nuestros gobernantes. Por temor de Dios y responsabilidad para los que gestionan, manejan fondos públicos. Por los que toman decisiones que afectan directamente al país, para que Dios gobierne sus corazones. Por las personas en seguridad, equipos de salud, y en la primera línea contra todo este virus. Por nuestros pastores de la PIER, y por los pastores en todo Honduras que están predicando el evangelio y están en necesidad de paz, alimento. Por renovación de ánimos, creatividad, y paz en cada nación. EN EL NOMBRE PODEROSO DE JESÚS.

FUENTE: Gracias Pastor DORIAN BANEGAS por sus enseñanzas.

Comentarios

SI CREES, LO RECIBIRÁS

Era uno de esos extraños casos que ningún hospital quiere recibir, primero porque nadie podía establecen un diagnóstico certero, y segundo porque había gastado todo su dinero tratando de encontrar el remedio para su mal.

Su caso había sido discutido en juntas de médicos y habían llegado a la conclusión que no había nada que ofrecerle a la desesperada paciente. La único que sabía es que doce años atrás empezó con un sangrado que los médicos de su tiempo diagnosticaron como “flujo de sangre de origen desconocido”. Dicha condición le traía múltiples dificultades, algunas de carácter social, porque en su tiempo y en su comunidad y, simplemente por su condición, adquiría el señalamiento de “despreciable”, lo que la mantenía alejada de todos, incluso de sus seres amados.

EL propósito de la Palabra en Marcos 5, es que todos sepamos que por difícil o imposible que parezca nuestro problema, Dios siempre tiene la solución si, mediante la fe, creemos que lo recibiremos.

UNA MUJER CON UNA ENFERMEDAD INCURABLE

MARCOS 5: 24-26: «Fue, pues, con él; y le seguía una gran multitud, y le apretaban. 25Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre, 26y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor,

Las enfermedades catalogadas como “incurables” siempre han existido y han sido el dolor de cabeza de los médicos, pero más de los pacientes que las padecen. Las medidas paliativas son la única alternativa ante esta situaciones, con la advertencia para el paciente que, “hacemos todo lo que podemos pero no le prometemos nada”. La mujer de la historia había escuchado esa frase tantas veces que se había convertido en una “pesadilla auditiva” pero lo seguía intentando, aunque su corazón le decía con más fuerza: “ya no sigas, ya no hay nada para ti”.

LA FE ES UN REGALO DE DIOS Y PUEDE ACTUAR CUANDO TODO ESTÁ PERDIDO

MARCOS 5: 27-28: «cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto. 28Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva. 

Un día, alguien le habló de un hombre con un poder extraordinario, capaz de sanar la enfermedad más terrible con solo el poder de su Palabra y que hablaba sobre el amor de Dios. Esa noche la mujer no durmió pensando que ese hombre era la solución de su vida. Una mañana despertó con su corazón palpitando más rápido de lo normal, su frecuencia respiratoria estaba acelerada.

Jesús iba a llegar a su pueblo, pero, “¿cómo me acercaré a Él, qué le voy a decir, cómo lograré llegar si nadie me quiere, como se voy a captar su atención si solo soy una pobre mujer enferma?”

En ese mismo momento, algo nació en su corazón, algo que empezó a crecer con fuerza, algo que le hizo creer firmemente que todo lo que deseaba se cumpliría por el poder de aquel hombre al que llamaban Jesús. Lo que la mujer sentía es lo que nosotros conocemos como FE y su fe creció tanto que nada ni nadie la detendría. Se abrió paso como pudo, se acercó casi arrastrándose y solo llevaba un pensamiento: “Si tocare tan solamente su manto, seré salva”

¿Qué clase de fe es esta? ¿Cómo se llega a esos niveles de fe? La verdad es que no tienes que hacer nada, ni matricularte en una “escuela de fe”. Sólo tienes que creer en tu corazón, y si realmente lo crees, lo recibirás.

AL INSTANTE RECIBIÓ SU SANIDAD

MARCOS 5: 29-34 » Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote. 30Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos? 31Sus discípulos le dijeron: Ves que la multitud te aprieta, y dices: ¿Quién me ha tocado? 32Pero él miraba alrededor para ver quién había hecho esto. 33Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y se postró delante de él, y le dijo toda la verdad. 34Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote.

Eso mismo ocurrirá en tu vida. “Pero yo tengo mucha fe y no ocurre nada”, me decía una persona que aprecio mucho. Recuerda, le contesté, que la fe es un regalo de Dios y viene a tu vida cuando escuchas la voz de Dios como resultado de escudriñar Su Palabra. Por otro lado, agregué, mira el ejemplo de Pablo cuando no recibía la sanidad por la que pedía. Muchos fueron sanados por la oración de este hombre, pero cuando le tocó orar por él mismo no ocurrió nada. No porque no tuviera fe, no porque no creyera que lo recibiría; pero la soberanía de Dios se impone ante todo lo que puedas pensar . Dios siempre va a cumplir su propósito en ti.

ORACIÓN: Que Dios haga un milagro en la economía de nuestro país. Que nunca falten los alimentos el los hogares de nuestra nación. Que Dios siempre provea para la mesa de sus hijos. Que toda enfermedad sea sanada. Que creamos firmemente que recibiremos todo lo que pedimos al Padre en el nombre de Jesús. Amén.

FUENTE. Gracias Pastor DAVID ROMERO por sus enseñanzas.

Comentarios

NO VIVAMOS PARA NOSOTROS

¡Dios les bendiga a todos! Llegamos al día 90 de esta cuarentena ordenada por el Gobierno de Honduras. Ha sido un camino interesante, lleno de pausa, lleno de espera, y lleno de paciencia.

Pero hay dos caminos al terminar esta cuarentena, o salimos mejores y renovados, o salimos peores que cuando entramos. Espero que sea lo primero. Le comparto mi experiencia y testimonio, y le animo a que envíe un mensaje y lo comparta en la página de este blog:

  1. He comprobado, que Dios es fiel y eso no depende de mí.
  2. He comprobado que tengo una familia que me ama.
  3. He comprobado que Dios me manda a servir, sea cual sea mi limitación.
  4. He comprobado que el Señor es soberano y él sigue en control.
  5. He tenido dificultades, pero Dios me sostiene a mí y mi familia.

Esta es mi experiencia, la suya puede ser diferente. Sé de algunos hermanos que han pasado pruebas duras en este tiempo, perdieron seres queridos, han experimentado soledad, o han experimentado enfermedad, o están pasando pruebas duras.

Me tocó salir a la oficina del canal para atender unos detalles algo urgentes, y mientras iba en el camino, pasando por el Boulevard del Norte, en el puente a desnivel que conduce a la Universidad Autónoma, observé un rótulo enorme que dice “TODO VA A ESTAR BIEN” haciendo alusión a la situación de la reapertura económica, y la incertidumbre en el aumento de casos de personas infectadas, con este terrible virus. Me sorprendió ese mensaje, pero me hizo recordar las promesas de Dios, y es que es cierto, si Dios está en control y yo he puesto mi confianza en él, definitivamente, “TODO VA A ESTAR BIEN». Pero, no cree que ¿usted y yo debemos ser portadores de este mensaje? Y el mensaje es este: Ponga su fe en Jesucristo, ponga su esperanza en Dios, y le aseguro que ¡todo va a estar bien!

Usted y yo somos llamados a edificar y bendecir a todas las personas a nuestro alrededor. Sea una persona que se sacrifica por los demás y levanta al débil, anima al desanimado, alienta al triste, socorre al necesitado. Tenemos un llamado y no podemos renunciar.

Vamos y meditemos en la Palabra de Dios:

1. Seamos fuertes por los demás.

ROMANOS 15: 1 -2 » 1 Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos. 2 Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno, para edificación.

Por naturaleza somos egoístas desde niños, y preferimos ponernos antes que todo. Pero el estándar de Cristo es más alto y más sublime. Es mejor dar que recibir, porque dando es como recibimos. Llevemos siempre un mensaje de bendición y de buenas noticias. Mostremos la fortaleza de Cristo en nuestra vida e inspiremos a otros a tener esperanza.

            a. Significa negarse a nosotros mismos. Negarse es la parte difícil. Darle la mejor porción al otro. Y eso  cuesta, y mucho. Nadie quiere dar lo mejor, queremos dar lo menos mejor al otro y lo mejor para nosotros. Pero si en algo nos diferenciamos, es cuando damos al otro y disfrutamos ver al otro  deleitarse. Ahí es cuando crecemos.

             b. Tengamos consideración de los otros. 2 Cada uno agrade a su prójimo en lo que es bueno… Si usted puede hacer algo bueno por alguien, no se detenga. Se asombrará ver que la mayoría de las personas, no esperan bondad desinteresada, de los demás. Debido a nuestro pecado, siempre          tendemos a ver con sospecha, cuando alguien muestra bondad, pero no debe ser así con los hijos de Dios, usted debe dar con amor y mucha bondad.

              c. Dejemos que Cristo crezca y nosotros mengüemos. Cuando nos ejercitemos, en cuidar al otro, le damos espacio a Cristo para que el crezca y nosotros vayamos menguando. Es lo natural en el Reino de Dios, que Cristo reciba toda Gloria.

2. Cristo Jesús nos dió ejemplo vivencial. 

ROMANOS 15: 3 -4 » 3 Porque ni aún Cristo se agradó a sí mismo; antes bien, como está escrito: Los vituperios de los que te vituperaban, cayeron sobre mí. 4 Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.

Siendo Dios, Jesús no tuvo eso como cosa a que aferrarse, sino que siendo en forma de Dios, se hizo hombre y fue obediente, humilde, hasta la muerte de Cruz (Fil. 2: 5 en adelante) Si el Creador del Universo, se humilló… ¿No cree que nos vemos, casi rayando en el ridículo, cuando somos orgullosos y prepotentes? Cada vez que siendo creyentes, nos enseñoreamos de los demás, negamos nuestra fe y de las demandas de Cristo.

               a. El hijo del Hombre no viene a ser servido, sino a servir. Mateo 20:28, Jesús claramente declara su misión, yo no vine a ponerme como más importante (Aunque es el más importante y más Grande) el vino a darnos ejemplo.

               b. Todo lo escrito en la Palabra es para nuestra enseñanza. Cada vivencia de Cristo, dejada en la Palabra, es para nuestra edificación y crecimiento. No hay más, es todo lo que nesitamos.

               c. Este servicio, nos traerá fruto de esperanza y paz. Servir a los demás, trae gozo, y trae paz, trae  esperanza que podemos cambiar, que podemos crecer, que en medio de toda circunstancia, cuando Dios gobierna nuestros corazones, todo, sí, todo, todo va a estar bien.

3. Tengamos ese mismo sentir en Jesús.

ROMANOS 15: 5-6 » Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús, 6 para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Cristo viene a unirnos y la fe en Jesús, nos debe poner ese sentir. ¿Cuál sentir? el sentir de ser portadores de esperanza, de bondad, las buenas nuevas, del evangelio de Salvación.

               a. Seamos pacientes y consolemos. No todos tienen esperanza, algunos pasan quejándose, no nos unamos a esas voces, llevemos esperanza. No divulgue noticias que no edifican, que destruyen,                      ocupemos el tiempo en edificar, en todo lo bueno, todo lo justo, todo lo de buen nombre, lo que tenga toda virtud, en eso pensemos, en eso meditemos y ocupemos el

               b. Seamos unánimes a una voz. Cristo, el Padre, y el Espíritu Santo, son una unidad perfecta, el Dios trino, Un solo Dios en tres personas, es la muestra de unidad perfecta, perfecta armonía. El mismo Dios nos dice, sean unánimes a una sola voz. No hablen otro idioma. Me gusta esto: el idioma del reino de Dios es la alabanza, el idioma del mundo es la queja, no sea bilingüe, no hable “queja-banza” hablemos todos los creyentes un solo idioma, y mientras con nuestras vidas hablamos en una sola voz unánimes, el mundo sabrá que Dios es real.

               c. Juntos como un cuerpo glorifiquemos a Dios. Como un cuerpo bien conformado, debemos glorificar a Dios. Como Josafat frente a la batalla, que nuestro clamor y nuestro canto sea. “Glorificad a Jehová, porque su misericordia, es para siempre.” No dejemos de ser ejemplo a los demás, y de esa forma llevar Gloria a Dios.

Conclusión. ¿Qué le deja este tiempo de pausa durante esta cuarentena? Se ha vuelto amargado, ¿por el Gobierno?, ¿por el Covid-19? ¿Porque sus planes de 2020, no salieron?, no me mal entienda, a veces me enojo ante las decisiones a todas luces erradas, pero regreso a la cruz, y presento mi queja. Yo tenía planes a prueba de balas, y nada de eso se logró.¿Pero sabe qué? Yo estoy convencido, que TODO VA ESTAR BIEN, no por una frase bonita y pegajosa, sino, porque lo que me garantiza que todo va a estar bien, es que usted y yo  hemos confiado en Dios, y por ello podemos tener amor, gozo, paz paciencia, benignidad, bondad, fe mansedumbre y templanza. El fruto del Espíritu en todo su esplendor es para este preciso momento, es lo que necesitamos de manera evidente en todo esto. Hermanos queridos, anhelemos ser mejores, anhelemos reflejar más a Cristo, ese debe ser nuestro anhelo, llenarnos de su Presencia, vivir por su espíritu y ser la manera tangible que los demás conocerán a Cristo. Dios les bendiga.

FUENTE: Gracias Pastor DORIAN BANEGAS por sus enseñanzas

Comentarios