Categoría: AGRADECIMIENTO

SUPERANDO EL AFAN, EL TEMOR Y LA ANSIEDAD

Este mensaje está basado en un pasaje poderoso y liberador que nos recuerda la providencia y el cuidado amoroso de nuestro Padre celestial. En medio de un mundo lleno de ansiedad, preocupaciones y afanes, el Señor nos llama a un lugar de descanso en Él. Nos dice: «No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir». ¿No es esta una palabra liberadora en medio del caos que nos rodea?

MATEO 6:25-34 «25Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? 26Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? 27¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? 28Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; 29pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. 30Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? 31No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? 32Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. 33Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 34Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

Mirad las aves del cielo, no siembran ni siegan, ni recogen en graneros, y sin embargo, nuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Acaso no nos está diciendo el Señor que somos sus amados hijos, y que Él proveerá para nuestras necesidades? ¡Oh, cuánto nos ama nuestro Dios!

Considerad los lirios del campo, cómo crecen sin preocuparse ni trabajar. Ni siquiera el rey Salomón, en toda su gloria, fue vestido como uno de ellos. ¿Y si Dios cuida así de la belleza pasajera de los lirios, cuánto más no cuidará de nosotros, sus hijos amados? ¿No nos está diciendo el Señor que confiemos en Él y en su provisión, en lugar de vivir atados por la preocupación y el miedo?

Entonces, ¿qué nos dice el Señor en medio de todo esto? Nos dice: «Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas». ¿No es este un llamado a la prioridad correcta en nuestras vidas? En lugar de preocuparnos por las necesidades materiales, debemos buscar el reino de Dios y su justicia. Debemos buscar su voluntad y su presencia por encima de todo lo demás, confiando en que Él proveerá para todas nuestras necesidades.

Hoy es tiempo de dejar atrás la ansiedad, el miedo y el afán. Es tiempo de confiar plenamente en el Señor y en su promesa de cuidarnos y proveernos. Es tiempo de buscar su reino y su justicia con todo nuestro corazón, mente y fuerzas.

Que el fuego del Espíritu Santo nos consuma hoy, capacitándonos para vivir una vida de fe audaz y confianza en nuestro Dios. Que seamos valientes y osados en nuestra fe, proclamando su verdad y su amor en un mundo necesitado. Que seamos luz en medio de la oscuridad, mostrando al mundo que nuestro Dios es fiel y digno de confianza.

No os afanéis, amados, por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal. Confía en el Señor, descansa en su amor, y verás como Él obra maravillas en tu vida.

He aquí, aplicaciones practicas que debo implementar para no estar afanado, ni temeroso:

  1. Cultiva una relación íntima con Dios: Dedica tiempo diario a la oración, la lectura de la Palabra y la comunión con Dios. Conocer más a Dios te ayudará a confiar en Su carácter y en Su provisión.
  2. Practica la gratitud: Agradece a Dios por todas las bendiciones que Él te ha dado en tu vida. Mantén un diario de gratitud donde escribas todas las cosas por las que estás agradecido. Esto te ayudará a enfocarte en las bendiciones en lugar de en las preocupaciones.
  3. Prioriza el Reino de Dios: Busca primero el Reino de Dios en todo lo que hagas. Asegúrate de que tus decisiones, metas y acciones estén alineadas con los valores del Reino y la voluntad de Dios para tu vida.
  4. Confía en la provisión de Dios: Recuerda que Dios es tu proveedor fiel y confía en que Él suplirá todas tus necesidades según Su gloria en Cristo Jesús (Filipenses 4:19). Esto te ayudará a no preocuparte por las cosas materiales.
  5. Practica el desapego: No pongas tu seguridad en las posesiones materiales. Aprende a desapegarte de las cosas del mundo y a confiar en la seguridad que proviene de tu relación con Dios.
  6. Vive en el presente: En lugar de preocuparte por el futuro, concéntrate en vivir el día a día. Confía en que Dios tiene el control y que Él te dará la gracia y la sabiduría para enfrentar cada desafío a medida que surja.
  7. Busca apoyo comunitario: No tengas miedo de compartir tus preocupaciones con otros creyentes de confianza. La comunidad cristiana puede ser un gran apoyo en tiempos de dificultad y puede ayudarte a recordar la verdad del evangelio.

Cuando implementamos estas prácticas, esto nos ayudará a vivir en la libertad y la paz que provienen de confiar en Dios en lugar de preocuparnos por las cosas de este mundo. Recuerda siempre que eres amado y cuidado por tu Padre celestial, quien proveerá para todas tus necesidades.

¡Que Dios te bendiga abundantemente mientras caminas en fe y confianza en Él!

Comentarios

DAR GRACIAS A DIOS, SIEMPRE

Dar gracias a Dios en cada circunstancia nos motiva a buscar el propósito de Dios en todo. Aunque el Día de Acción de Gracias siempre termina, nuestras expresiones de gratitud a Dios deben continuar a lo largo de nuestra vida diaria.

En el Antiguo Testamento, cuando Dios estableció a los hebreos como Su nación, les enseñó tres verdades importantes: (1) Dios es santo, (2) el hombre es pecador y (3) y la obediencia es esencial.

Por otro lado, una de Sus provisiones más preciadas es Su Palabra escrita, la cual nos instruye y revela todo lo que necesitamos saber acerca del Señor. Nuestra gratitud por ello puede medirse por la atención que le prestamos. Si estamos realmente agradecidos por Su Palabra, la leeremos diligentemente todos los días.

¿Cómo podemos seguir el ejemplo que nos enseña el sacrificio diario de acción de gracias?

Podemos comenzar tomando nota de las bendiciones sencillas que Dios nos brinda cada día. Tener necesidades básicas como comida y refugio, y cualquier otro regalo que Dios elija otorgarnos dentro de nuestra situación de vida, son motivos para estar agradecidos. Muy a menudo damos por sentado estas cosas, pero todas ellas nos las proporciona nuestro amoroso Padre celestial.

Tener un corazón agradecido mantiene nuestra mente enfocada en el Señor. Por eso, cada mañana es una oportunidad para agradecer al Señor por una buena noche de sueño.

La gratitud honra a Dios.

Cuando reconocemos al Señor como la fuente de todas nuestras bendiciones, lo estamos exaltando al declarar nuestra dependencia de Él. ¿Quién no ha pronunciado una oración de agradecimiento después de escapar por poco de un accidente automovilístico? El agradecimiento nos ayuda a darnos cuenta de que no podemos sobrevivir en la vida sin la ayuda de Dios.

El agradecimiento se expresa de diversas maneras.

A veces nos reunimos en servicios de adoración para tener comunión y cantar alabanzas a Dios. Pero también podemos adorar al Señor cuando estamos solos al permitir que las actividades cotidianas, por simples que sean, se conviertan en motivos para agradecerle. Otra forma de reconocer al Señor como nuestro proveedor y expresar nuestra gratitud es darle la primera parte de nuestros ingresos.

Un espíritu de acción de gracias es el resultado de recordar todo lo que Dios ha hecho por nosotros.

Las Escrituras describen muchas bendiciones y privilegios que resultan de nuestra salvación y deberían invocar gratitud en nuestros corazones:
• Dios nos escogió antes de la fundación del mundo.
• Estamos habitados y sellados por el Espíritu Santo.
• Estamos eternamente seguros.
• Se nos han dado dones del Espíritu.
• Tenemos una relación íntima con el Señor.
• Tenemos la paz de Dios en nuestros corazones.
• El Señor nos ama incondicionalmente.
• Nunca estamos distantes de la presencia de Dios.
• El Señor provee para nuestras necesidades.
• Contamos con Su protección divina cada día.
• Tenemos la promesa de una resurrección corporal.
• Tenemos la bendición de la expiación de Dios a través de Cristo y el perdón total de nuestros pecados.
• Tenemos un hogar eterno en el cielo y la promesa de la resurrección.
• Se nos ha dado la Palabra de Dios, la fuente de todo conocimiento y entendimiento.

La acción de gracias verdadera, sincera y diaria tiene un impacto poderoso en nuestras vidas. Resulta en un cambio de mentalidad y en el deseo de obedecer al Señor. Gratitud:

• Nos mantiene continuamente conscientes de que estamos caminando en la presencia de Dios. Esto contribuye a un estilo de vida piadoso.
• Nos motiva a buscar los propósitos del Señor en todo en nuestra vida. Incluso si no entendemos lo que está haciendo, agradecerle alivia la carga.
• Nos ayuda a someter nuestra voluntad a la suya cuando sufrimos dolor o pérdida. Al agradecerle en medio de nuestro dolor, reconocemos su amorosa soberanía.
• Nos recuerda continuamente que Él es nuestro Dios y nos motiva a hablarles a otros acerca de Él.
• Nos recuerda nuestra continua dependencia de Él.
• Nos ayuda a confiar en el Señor. Como sólo Él sabe qué es lo mejor, podemos agradecerle incluso si no entendemos por qué sucede algo.
• Es esencial para alegrarse en medio del sufrimiento. Cuando nuestras vidas se hunden y todo parece oscuro, los cantos de alabanza y acción de gracias restauran nuestra esperanza, asegurándonos que Dios es la Luz en nuestra oscuridad.
• Elimina la ansiedad. La gratitud puede eliminar la preocupación.
• Mantiene nuestro enfoque en el Señor. Puede que la situación no cambie, pero nuestra actitud sí.
• Nos da energía física, mental, emocional y espiritual.

Asi que para que esto sea una realidad en nuestras vidas es importante hacer a Jesús, el Señor y Salvador, haciendo la siguiente oración: Padre celestial, reconozco que soy un pecador y que mi pecado me aleja de Tí. Declaro con mi boca que Jesús murió en la cruz del Calvario y perdonó mis pecados, y que Dios Padre lo levanto de los muertos. Cancelo todo pacto con el mundo, conmigo mismo y con las tieblas, y hago un nuevo pacto con Jesucristo. Declaro que soy libre, que soy salvado y que soy sano. Amén

Comentarios

DESPIERTA, DIOS QUIERE RESTAURARTE

La condición de tu corazón determina la dirección de tu vida. Este es un tema muy importante porque en realidad solo hay dos direcciones en la vida, y van en caminos opuestos y conducen a destinos opuestos. Puedes caminar hacia el Señor Jesucristo, a la vida eterna, o alejarte de Él a la muerte eterna. Y el factor determinante es el estado de tu espíritu.

En la parábola del hijo pródigo:

LUCAS 15:11-24 » 11También dijo: Un hombre tenía dos hijos; 12y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes. 13No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. 14Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. 15Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos. 16Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. 17Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 18Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros. 20Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. 21Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. 22Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. 23Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; 24porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.»

Aqui Jesús habló a los fariseos en respuesta a sus quejas contra él por su misericordia hacia los pecadores, descripciones de los personajes que podrían representarnos a cada uno de nosotros. Podríamos estar viviendo un estilo de vida pecaminoso como el hermano menor, ser farisaicos e implacables como el hermano mayor, o tener un corazón misericordioso como el padre de la parábola.

Dado que la Palabra de Dios es verdadera, podemos confiar en que la guía y las advertencias que da en esta ilustración de un hijo perdido son precisas y se les debe prestar atención. Si tomamos el camino que eligió este hijo menor, podemos estar seguros de que nosotros también encontraremos un resultado similar aunque no podamos verlo en este momento.

PROCESO QUE PASO EL HIJO PRODIGO HASTA LA RESTAURACIÓN DEL PADRE

1. Su Deseo. El corazón de este joven estaba lleno de un deseo de libertad. Había comenzado a ver la vida en la casa de su padre como restrictiva; por lo tanto, le pidió a su padre su parte de la herencia. A pesar de que una herencia normalmente se recibe después de la muerte, este padre accedió a la petición de su hijo y le entregó su parte de la herencia.

2. Su Decisión. Poco tiempo después, el hijo decidió irse de casa para perseguir sus deseos sin obstáculos. Uno de los objetivos de Satanás es convencernos de que hacer las cosas a nuestra manera y dejar atrás las restricciones de Dios es el comienzo de la vida real.

3. La Partida. El hijo se fue a un país lejano. Para nuestros propósitos, podemos considerar un país lejano como cualquier lugar al que elijamos ir fuera de la voluntad de Dios. Podría estar a una cuadra de distancia o al otro lado del mundo porque habla de la condición de nuestro corazón, no de la ubicación de nuestro cuerpo. El diablo suscita el descontento al señalar lo que nos falta. Luego nos pinta un cuadro de la buena vida que nos espera si lo seguimos. Sin embargo, siempre omite el resultado final de una vida de indulgencia pecaminosa.

Con mucho dinero para alimentar sus deseos, el joven se pone en marcha para disfrutar de los placeres del pecado. En un país lejano, no habría nadie que lo responsabilizara, por lo que podría hacer lo que quisiera. Pero Dios ve todo y un día hará responsable a cada persona. “Está establecido que los hombres mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9:27).

4. El Engaño. El hijo pródigo cayó en las mentiras del diablo sin considerar las consecuencias que inevitablemente seguirían. Despilfarró todo su dinero (Lucas 15:13).
5. Su Deambular. El problema de vivir para nuestros propios placeres es que la novedad pronto se acaba. El disfrute que una vez experimentamos disminuye a medida que descubrimos que la satisfacción del pecado es temporal. En un intento por recuperar el placer, podemos deambular de una experiencia a la siguiente, solo para descubrir que no hay placer duradero en el pecado.
6. El Querer. El joven pronto descubrió que no solo estaba disminuyendo su satisfacción, sino que también sus fondos habían disminuido. Seguir sus deseos, lo había dejado en bancarrota y sin amigos. Y para empeorar las cosas, una hambruna llegó a la tierra causando escasez de alimentos. Satanás nunca revela el resultado de seguir sus tentaciones porque su objetivo es destruir a las personas. Su camino hacia el placer está plagado de hogares rotos, vidas y los cuerpos de quienes le creyeron.

Desesperado, el hijo pródigo se contrató a sí mismo con uno de los ciudadanos de ese país y se encontró en el lugar más bajo al que podría llegar un hombre judío: en un corral alimentando cerdos. Tenía tanta hambre que incluso las garrobas que les dio a los cerdos comenzaron a verse bien para él. A veces se necesita la peor de las circunstancias para abrir los ojos ciegos. No importa cuántas personas le hayan advertido de los peligros de seguir este camino, no pudo ver la tontería de sus elecciones hasta que llegó al final del camino. Fue entonces cuando el joven recobró el sentido y pensó: “¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen pan de sobra, pero yo aquí me muero de hambre!”. (v.17)

El camino del placer, que finalmente conduce a la desesperación, ha sido tomado por muchas personas que han rechazado las advertencias de familiares y amigos. Y como el hijo pródigo, hoy se encuentran en pocilgas figurativas, privados de recursos y de dignidad. ¿Cómo algo que parecía tan bueno al principio podía volverse tan malo? Siempre es así cuando Dios queda fuera de escena y la gente se aleja de Él. Sin embargo, no importa cuán lejos alguien se haya alejado del Señor y cuán profundo haya caído, Dios nunca deja de amar y buscar a los perdidos.

7. La Toma una decisión. Después de recobrar el sentido, el hijo pródigo decidió volver con su padre. Lleno de vergüenza y culpa, planeó su confesión y se fue a casa. Esta es la única solución para cualquiera que quiera volver a casa con Dios. Los sentimientos de convicción son el resultado de la obra del Espíritu Santo cuando atrae a cada pródigo de regreso al Padre celestial. Dios está dispuesto a perdonar a todos los que acuden a Él en humilde arrepentimiento, confesando su pecado, confiando en la sangre de Cristo para la limpieza, recibiéndolo como Salvador por fe y rindiéndose a Él como Señor.

Así como el hijo pródigo fue recibido en casa por su padre, Dios dará la bienvenida a todos los que vienen a Él para la salvación. No hubo ningún impedimento por parte del padre para abrazar y vestir a su hijo pequeño y celebrar su regreso a casa. Y así es exactamente como el Señor Dios da la bienvenida a todos los que vienen a Él, incluso a aquellos que han hecho un desastre en sus vidas. No hay nada que perder y mucho que ganar.

Dios aun esta dispuesto a recibirte, si estas dispuesto a decirle en voz alta: «Padre Celestial, he pecado contra ti, me he alejado de ti, hice oídos sordos a tu evangelio. Hoy, te pido que me perdones. Te entrego mi vida a ti. Te pido que me salves, me perdones, que me limpies. Escribe mi nombre en el Libro de Vida del Cordero. Te doy gracias por perdonar mis pecados, quiero ser una nueva criatura bajo el poder del Espíritu Santo. En el nombre de Jesús. Amén.»

FUENTE: GRacias Pastor CHARLES STANLEY por sus enseñanzas.

Comentarios

ESCRIBE LA VISIÓN, ESCRIBE TUS METAS

Este año 2023, debe ser un año cuando debemos entrar con grandes expectativas, porque Dios tiene oportunidades que Él va abrir para nosotros, ya sea a traves de una persona o de ideas creativas, pero debemos seguir sus instrucciones y ser obedientes a su Palabra.

Para lo anterior, es importante que establezcamos metas para este nuevo año, las cuales deben ser Medibles, Específicas, con Tiempo de ejecución y Alcanzables. Ya que Dios nos instruye en:

HABACUC 2:2 «Y Jehová me respondió y dijo: Escribe la visión y declárala para que corra el que leyera en ella.«

Aqui se nos indica que debemos escribir nuestras metas, y no solo pensarlas o visualizarlas, porque esta es la manera más adecuada para que Dios pueda actuar y prosperarnos. MIra lo que Él tiene establecido:

3 JUAN 2 » Amado, Yo deseo que tu seas prosperado en todas las cosas, que tengas salud, asi como prospera tu alma.

Presta atención, si tú quieres que este año sea diferente, escribe tu visión, escribe tus metas. Yo no sé si a estas alturas del año ya tienes escritas tus metas, pues de esta manera podemos enfocarnos en ellas y posteriormente evaluarlas para saber si las hemos cumplido y las que no, hacer los ajustes necesarios.

En mi caso particular, las tengo divididas en: Espirituales, Familiares, Profesionales y Personales. Y si tú escribes las tuyas, estoy seguro que Dios bendecirá tu vida y veras la Gloria de Dios de una manera sobrenatural. Te lo hablo por experiencia.

Talves no veamos las metas cumplidas de una solo vez, porque la Palabra de Dios nos dice en:

PROVERBIOS 4:18 » Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto.»

Esto nos quiere decir que tu nuestra prosperidad va en aumento y que la expectativa para el año 2023 sea subir, sea crecer, sea ser prospero.

ENTONCES, QUE DEBEMOS HACER ?

1. TOMESE EL TIEMPO PARA PLANIFICAR.

Dios solo bendice el orden, Él no bendice el desorden. Defina que es lo que quiere en su vida, en su vida personal, en el area financiera, en su vida espiritual, es su vida profesional. Pero defínalo, marque fechas para llevarlos a cabo.

Quiere tener una casa,un empleo, una promoción, quieres viajar, quieres crecer espiritualmente hablando, quieres servir en algún Ministerio de tu Iglesia, en alguna organización de servicio. Te comento esto, porque Dios cuando quiere bendecir a alguien, pregunta: QUE QUIERES?.

Recordemos el ejemplo de Jesucristo cuando venían los ciegos o los leprosos. Claro, Él sabia que necesitaban la vista o ser limpios en sus cuerpos. Pero porque preguntaba ?, porque nosotros tenemos que hacer nuestra parte.

Hasta entonces, hasta que el ciego y el leproso decían que querían, Jesús daba la vista al ciego y sanidad al leproso. Él les decía: De acuerdo a lo que has pedido, te sea dado.

Una vez más, escribe la visión, escribe lo que vas hacer. Esto no es una sugerencia, es una orden.

2. EL AHORRO.

Dice la Palabra de Dios, que unos Fariseos vinieron a Jesús para tentarle y poder asi acusarle, preguntándole: Es liito pagar los impuesto?. Y Jesús les contesto: Dar al Cesar lo que el del Cesar y a Dios lo que es de Dios.

En este sentido, lo primero que tenemos hacer es dar nuestros diezmos a Dios, o sea donde recibimos nuestro crecimiento espiritual, en este casa en la Iglesia en que nos congregamos, porque?, porque hay promesa:

MALAQUíAS 3:10-11 » Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.

Podemos ver que al traer los diezmos a Dios, no solo recibiremos bendiciones hasta que sobreabunda, sino que también, Dios reprenderá por nosotros al devorador, al que retraza nuestras bendiciones, al que trae enfermedad a nuestras vidas, al que trae discordias, tristeza, depresiones, etc.

Y así como en otras culturas, se les enseña el hábito del ahorro, nosotros también debemos ahorrar al menos el 10% de nuestros salarios o ingresos. Sino miremos las hormigas, se abastecen durante la época de abundancia para época de escasez. De eso se trata, del ahorro. Sobretodo en esta temporada de crisis, de recesión económica.

3. SEA AGRADECIDO CON DIOS CADA DÍA.

Siempre demos gracias a Dios porque eso es agradable a Él. Recibes tu paga, dale gracias a Dios, recibió un milagro, dele gracias a Dios, se graduó uno de sus hijos, dele gracias a Dios, recibió su sanidad, dele gracias a Dios.

Porque cuando damos gracias a Dios, estamos garantizando un segundo y mayor favor que el primero. Sino veamos, la historia de los 10 leprosos.

LUCAS 10:15-19 » 15Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, 16y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y este era samaritano. 17Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? 18¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? 19Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado

Este que había sido sanado de la lepra, fue el único delos 10 que regreso y se postró. Jesús le manifestó, como tu regresaste a dar gracias a Dios, Levántate, vete, tu fe te ha salvado.

Ahora mismo como una forma de manifestar mis agradecimientos, he comprado un cuaderno, donde cada día escribo las cosas por las cuales estoy agradecido cada día y lo hago antes de irme a la cama.

4. ADQUIERE CONOCIMIENTO.

QUE CONOCIMIENTOS VAS ADQUIRIR ESTE AÑO?. Por lo menos lee la Biblia, pero planifíquelo, establezca a que horas lo va hacer, conque Libro de la Palabra vas a comenzar. Te recomiendo el Libro de San Juan. Lee un capítulo cada mañana, medita en ello,.

En mi caso, como testimonio, no solo leo la Palabra, en 4 diferentes Libros, sino que me he propuesto aprender de memoria un versículo cada semana. Ya lo comencé, pero lo maravilloso, es que me he encontrado con capítulos que me llaman mucho la atención y me los estoy memorizando completos.

Además, e he propuesto leer un capítulo de un libro cristiano cada día/cada semana y lo estoy haciendo.

Profesionalmente, aunque tengo Grados de Maestrías, quiero actualizarme en el area de Finanzas Corporativas, Como Vender en Amazon. De hecho ya tomé un seminario de este tema en la Camara de Comercio de Madrid. Lo interesante es que ahora mismo tengo 69 años, y te lo menciono porque estoy expectante de lo que Dios hará este año, y si estoy preparado, Dios me va a dar oportunidades para desarrollarme en eso y hacer que mi vida tenga mayor sentido y propósito y asi ver la Gloria de Dios es esas actividades.

Te podría comentar otras cosas que profesionalmente estoy haciendo por asunto de tiempo, no te lo puedo explicar, sin embargo, iré compartiendo a lo largo de este año.

Planifíquese, tome su tiempo, porque sino lo haces, no lo vas a hacer.

4. LA ORACIÓN.

QUE TIENE PLANIFICADO EN LA ORACIÓN?, TIENE UN TIEMPO DIARIO DE ORACIÓN? Esto es vital, porque ese tiempo es el fundamento diario de todo el año. Planifíquelo. He decidido que mi tiempo de oración sea más apasionante. Además de tener un tiempo de oración una vez a la semana conjuntamente con mi esposa y nos vamos a centrar a orar por las metas.

Donde parte de ese tiempo de oración es para orar por las personas que aun no conocen y que Dios nos de ideas de cómo compartir la Buenas Nuevas del Evangelio con ellas.

Les quiero comentar que comencé mi tiempo de oración desde hace 44 años y ha sido lo máximo. Hemos visto la mano de Dios sobretodos nuestros asuntos de la vida, incluyendo aquellos tiempos dificles, de pruebas, pero trayendo cada cosa a los pies de Dios. Y siempre nos ha mostrado el camino, o nos ha fortalecido, dado paz, protección y provisión.

LUCAS 18:3-8 » 3Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él, diciendo: Hazme justicia de mi adversario. 4Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre, 5sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia. 6Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto. 7¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?.

Les aseguro que así como Nuestro Dios respondió a esa petición de esa viuda, así Nuestro Señor, nos responderá.

6. SER DILIGENTE

Negligente es aquel que sabiendo hacer lo que hacer lo que tiene que hacer, no lo hace. Eso es ser alocado.

Pero un diligente es perseverante, un persistente, es enfocado. Asi que si sabes que tienes que ahorrar, sabes que tienes que diezmar, sabes que tienes que planificar, sabes que tienes que orar, que tienes que leer y no lo haces. Solo tu tienes la respuesta y nadie más.

Que este año marque la diferencia, que este año veas el sol de la aurora, aunque sea un poquito. Alguien decía: «tu no tienes la culpa donde naciste, pero sí tienes la culpa de quedarte así como estas.»

Señores, vamos a ver la Gloria de Dios porque nuestra vida será el producto de una vida ordenada, planificada, dándole a Dios lo que es de Dios, orando, instruyéndonos, sirviendo, pero planificando. Y le aseguro que su vida no será igual.

OREMOS, acompáñame y di en voz alta: » Señor, gracias por tu palabra, vamos a a experiencia de un nuevo año, una nueva oportunidad que nos estas dando, y sé que, dentro de tu misericordia, está que lo terminemos diferente, en una condición mejor. Tú sabes cómo esta mi vida, en el área espiritual, familiar, profesional y personal. Pero quiero declarar que este año es un año diferente, hoy, marca la diferencia en mi vida. En el nombre de Jesús. Amén.»

FUENTE: Gracias Pastor ARTURO LOPEZ MALUMBRES por sus enseñanzas.

Comentarios

YouTube