Categoría: Temor de Dios

EL PLAN DE DIOS SIEMPRE ES EL MEJOR

Siempre tenemos dos opciones, sobre todo cuando estamos ante situaciones difíciles.

Podemos escoger seguir nuestro propio camino o la voluntad de Dios. Aunque sabemos que hacer lo que le agrada a Dios es la mejor opción, de manera natural nos sentimos atraídos a escoger lo contrario. Y, aun así, el Señor tiene el poder para que todo obre para nuestro bien. Por tanto, si queremos disfrutar de sus bendiciones, debemos obedecerlo y no seguir nuestros propios planes.

Muchos de los principios bíblicos son ilustrados con la vida de los personajes de las Sagradas Escrituras. Moisés es un ejemplo de estas dos opciones; escoger hacer nuestra voluntad o la de Dios.

Trasfondo histórico

Mientras Jacob y sus 12 hijos vivían en Canaán, los hermanos de José le tenían envidia y lo vendieron como esclavo en Egipto. Después de vivir varios años como esclavo y prisionero, José fue elevado a la posición de primer ministro. Cuando toda esa área fue azotada con una gran hambruna, José salvó a su familia y la trajo a vivir a Egipto.

Después de muchos años llegaron a ser una gran multitud, y un nuevo rey se levantó en Egipto, el cual no conocía nada de José. Sintió miedo de que los israelitas traicionaran a Egipto en tiempo de guerra y los esclavizó y afligió con una pesada carga. Pero, a pesar de todos sus esfuerzos, el pueblo de Israel continuaba multiplicándose.

Moisés nació durante la época en la que Faraón trataba de exterminar a todos los varones recién nacidos, pero su madre le mantuvo consigo por tres meses, hasta que ya no pudo esconderlo más. Fue entonces cuando lo puso en una canasta, y la situó a la orilla del río Nilo, y dejó a su hija vigilándolo. La hija de Faraón encontró a Moisés, y lo adoptó como a su propio hijo. La madre de Moisés fue escogida para ser su nodriza, hasta que fue destetado. Luego fue criado en el palacio como heredero del trono.

Una vez que Moisés creció, comenzó a preocuparse por el maltrato que sufría su pueblo hebreo y deseaba hacer algo al respecto (Ex 2.11-15). Pero lo hizo a su manera, y cometió errores que afectaron el resto de su vida. Al ver cómo un egipcio maltrataba a un hebreo, acudió a su rescate, mató al agresor y escondió el cadáver en la arena.

Errores de Moisés.

  • Se enfocó en un suceso y no en el panorama completo. En vez de considerar cómo salvar a toda la nación, se enfocó en un acto de crueldad.
  • Siguió su razonamiento. Moisés creyó que la única manera de ayudar al hebreo era matando al egipcio.
  • Actuó por impulso. No se detuvo a pensar, sino que reaccionó de manera inmediata.
  • Actuó con sus propias fuerzas. Tomó la justicia en sus manos, en vez de depender del Señor.
  • Actuó impulsado por la ira. Su ira incontrolable le llevó al asesinato.
  • No pensó en las consecuencias. Moisés no consideró lo que pasaría como resultado de sus acciones.

Cuando actuamos a nuestra manera, también cometemos los mismos errores. Pero si nos acostumbramos a obedecer a Dios, podremos reconocer que sus pensamientos y sus caminos son más altos que los nuestros, y escogeremos hacer su voluntad (Is 55.8, 9). Andar en los caminos de Dios debe llegar a ser un hábito para nosotros.

Los resultados de las decisiones de Moisés.

  • Asesinó a un hombre.
  • Sintió gran temor.
  • Fue desterrado de Egipto.
  • Se tuvo que separar de su familia y de la nación.
  • Se convirtió en pastor de ovejas.
  • Tuvo que pensar en lo que hizo.
  • Perdió su alta posición, poder e influencia.
  • Vivió en el desierto, mientras su pueblo continuó sufriendo en Egipto sin que pudiera hacer nada.

Si escogemos hacer nuestra voluntad y no la de Dios, también tendremos que enfrentar graves consecuencias. Nos sentiremos llenos de remordimientos y desilusiones, y tendremos que enfrentar las consecuencias de nuestras acciones. No solo nos afectarán a nosotros, sino también a otros. Aunque el camino de Dios no siempre es el más fácil a seguir, ni es el que más nos agrada, y puede llegar a ser el más doloroso, siempre es la mejor opción, pues va de acuerdo con el plan de Dios y propósito para nosotros.

El prerrequisito para hacer la voluntad de Dios.

Nadie puede seguir el plan de Dios sin un encuentro con Él, por medio de su Hijo Jesucristo. Debemos confesar y arrepentirnos de nuestros pecados, y creer que Cristo pagó la deuda que teníamos, para que podamos ser perdonados y tener una relación con nuestro Padre celestial.

El resultado de hacer la voluntad del Señor.

Después de 40 años en el desierto, Dios le habló a Moisés por medio de una zarza ardiente (Ex 3.1-6). Para ese entonces, Moisés había dejado de confiar en sí mismo y estaba listo para ser usado por el Señor para liberar a los israelitas. Cuando Moisés se acercó para ver por qué la zarza no se consumía, Dios le dijo que regresara a Egipto para demandar a Faraón que dejara ir a los isrealitas (Ex 3.7-22).

  • Moisés obedeció el mandamiento divino (Ex 4.19, 20). Siguió las instrucciones de Dios, en vez de seguir sus propios planes.
  • Procedió en el tiempo del Señor y no en el suyo.
  • Dios proveyó todo lo que Moisés necesitaba. Aaron se convirtió en el portavoz de Moisés cuando no se sintió bien y Dios le dio grandes señales que serían usadas para convencer a Faraón.
  • El Señor eliminó sus temores. Le aseguró que su presencia y poder lo acompañarían.
  • Le dio instrucciones específicas a Moisés.
  • Moisés pudo sentir el poder del Señor en su vida. Egipto era una nación muy poderosa, pero Moisés fue enviado con el poder del Dios todopoderoso.
  • Pudo ver el poder de Dios obrar de manera inusual. Moisés fue testigo de los milagros que Dios obró para liberar a los hebreos de la esclavitud egipcia.
  • Los hebreos fueron bendecidos. Se fueron de Egipto con grandes riquezas.
  • Moisés aprendió a hacer la voluntad de Dios. Comprendió cuán efectivos son los planes de Dios y cuán vano era seguir los suyos.
  • Aprendió que el Señor podía usarlo. Llegó ante la presencia de Faraón, armado tan solo con una vara y pudo observar cómo el Señor liberó a su pueblo.
  • Dios alcanzó en un corto espacio de tiempo lo que Moisés no hubiera podido lograr durante toda su vida. Moisés rescató a un hombre, pero el Señor liberó a todo el pueblo de Israel sin causar una guerra o revolución.

Si imitamos el ejemplo de Moisés y escogemos el camino de Dios, también aprenderemos que, si lo obedecemos, Él es Fiel para cumplir su voluntad.

FUENTE: Gracias Pastor CHARLES STANLEY por sus enseñanzas.

Comentarios

EL TEMOR DE DIOS

https://www.facebook.com/Shartinotec.com/public_html/shekinalife/videos/257018886525189/

Comentarios

EL TEMOR DE DIOS

Cuando hablamos acerca de tener temor de Dios, eso significa tenerle miedo Dios o es otra cosa?. Antes de darle respuesta a esa pregunta, quiero hacer notar que Dios es un Dios Santo y justo y si tiene miedo o no todo depende de como vive su vida. Si vive en pecado, pues tiene el derecho total a tenerle miedo a Dios. Y es que la Palabra de Dios es clara.

ROMANOS 6:23 » Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Por otro lado, es la voluntad de Dios, lo siguiente:

DEUTERONOMIOS 13:4 » En pos de Jehová vuestro Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis, y a él seguiréis.»

Este es el mandato de Dios.

Ahora bien, que es Temer a Dios: significa reverenciarlo, honrarlo, exaltarlo, engrandecerlo, tenerle un gran respeto, adorarlo, tenerle en alta estima, obedecerle, reconocer su dignidad, honrar su posición como creador y juez de la humanidad.

SALMO 33:8 » Tema a Jehová toda la tierra; Teman delante de él todos los habitantes del mundo.

Le haré una pregunta: Teme usted a Dios o solo es alguien de quien habla ?, o es alguien a quien ora en caso de una emergencia? o alguien a quien ora cuando está en problemas, cuando no sabe que hacer y tiene miedo?

Lo que pasa es que los que rechazan a Dios, no hay temor de Él, no lo honran porque para ellos, Dios es un problema porque estorba su camino. Es de hacer notar que Dios es un Dios Santo y no tolera el pecadoy Él no permitirá que se el pecado se acomode en su vida.

El Dios Santo que odia el pecado, no odia al pecador, pero si odia el pecado porque el pecado daña su voluntasd, su propósito y los planes de Dios para su vida.

Los que no conocen a Dios, se preguntan: para que necesito a Dios en mi vida?. Se lo diré porque. 1) Para que cuando muera, no muera separado eternamente de Dios; 2) Para que llegue a ser la persona que Dios quiera que fuera; 3) y para que llegue al cielo, porque si no teme a Dios y se muere en ese estado, se irá al infierno.

Por lo tanto, el Temor de Dios es algo sagrado

HEBREOS 9: 27 » Y de la misma manera que está establecido para los hombres que mueran una vez y después de esto el juicio.»

No quiere a Dios en su vida?. Déjame decirte algo!: no vas a poder evitar el juicio del Dios Santo sobre tu vida. Y si decides no amarle, y decides morir sin Él, dejara que tengas lo que quieras contra su voluntad.

La Biblia dice que Dios es Santo y que tenemos que caminar en santidad, no dije sin pecado, ni perfecto, sino santo porque el único perfecto es el que murió en la cruz y resucito, y ahora mismo esta sentado a la derecha del Padre, intercediendo por ti y por mi. Dios es santo y debemos temerle de la manera correcta.

PORQUE DEBEMOS TEMERLE A DIOS

  1. Nos da sabiduría.

DEUTERONOMIOS 13:4 » En pos de Jehová vuestro Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis, y a él seguiréis.

Esto es lo que Dios nos manda a cada uno de nosotros, porque el principio de la sabiduría es el temor de Dios. Y esto no ligo yo, sino lo dice la Palabra de Dios.

PROVERBIOS 1:17 » El principio de la sabiduría es el temor de Jehová.

Hay mucha gente que se cree inteligente. Usted podrá tener cantidad de títulos universitarios, puede ser un experto sobre todo lo demás, pero sino teme a Dios, desconoce lo más importante en su vida que es su relación con el Dios Santo y Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra.

En la Biblia, la sabiduría empieza con temer a Dios. Sabiduría es saber que hacer, cuándo y cómo hacerlo, qué creer y que no creer. Y Dios esta dispuesto a dársela a quienes estén dispuestos a pedírsela, así como aquellos que estén dispuestos a dar y entregarle su vida a Él.

2. El Temor de Dios nos aparta del mal.

PROVERBIOS 16:6 » Con el temor de Jehová, los hombres se apartan del mal.

Escuche bien esto!, el Temor de Dios nos aparta del pecado, porque cuando tenemos a Dios no queremos pecar contra Dios. Quizás haya algo, pero tu lo resuelves inmediatamente, confesándoselo a Dios, arrepintiéndote y apartándote de eso, porque el Dios que vive en tí, te dará un deseo de justicia, una vida santa, justa y piadosa.

Ahora bien!, cuál es el propósito al apartarnos del pecado? es evitar e impedir que dañemos y que arruinemos nuestras vidas. Y cuando se trata de tomar una decisión importante en su vida, no solo querrá tener la sabiduría humana sino también la del Dios Santo ya que Él ve el principio y el fin al mismo tiempo y sabe todas la complejidades de todo lo que enfrentará al mismo tiempo. Esto de tener temor de Dios es un asunto de confiar en Él.

3. El Temor de Dios traerá salud.

PROVERBIOS 3: 7-8 » No seas sabio en tu propia opinión;Teme a Jehová, y apártate del mal;8Porque será medicina a tu cuerpo,Y refrigerio para tus huesos.

Sí honra a Dios y le teme, aquí dice la Biblia que algo hará a su salud, medicina a tu cuerpo y refrigerio a tus huesos. Por lo tanto, lo mas sabio que harás fisicamente es temer a Dios, obedecerle, honrarlo y poner en el cuerpo lo que le agrada.

Además, si tu conoces a Jesús como tu Salvador, tu cuerpo es ahora el templo del Espíritu Santo, la Tercera Persona de la Trinidad. Así que si maltratas tu cuerpo, maltratas la casa de Dios. Piense en esto, Dios le ama tanto que le dio un cuerpo físico, en el cual, Él mismo habita.

4. En el Temor de Dios hay una sensación de confianza.

PROVERBIOS 14:26 » En el temor de Jehová esta la fuerte confianza.

Cuando depende de Dios y vive una vida recta, hay una sensación de confianza, valor y seguridad. Además al valorar quien es Dios en su vida y enfrenta cualquier situación, no lo enfrenta solo sino que lo enfrentará con Él, por lo tanto, nos asegura que podremos superarlo.

5. Él cumplirá los deseos de nuestro corazón.

SALMO 145:19 » Cumplirá el deseo de los que le temen;Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará.

ESCUCHEME BIEN! Cuando tu vives la clase de vida que Dios quiere que vivamos y decidimos seguirle y obedecerle, dice: Dios cumplirá y suplirá los deseos de nuestro corazón. Es interesante que si le tememos, desearemos lo que el quiere que deseemos.

La gente se pregunta, porque no tengo lo que necesito?, dónde esta Dios en todo esto?. Aquí el asunto es: LE TEME A DIOS?, vive la clase de vida que abre las puertas a Dios para que responda su oración?

6. Tenemos su protección divina.

Cuando tenemos a Dios, tenemos su protección divina y también Dios alentará su corazón.

SALMO 91 : El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente.2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;Mi Dios, en quien confiaré. 3 Él te librará del lazo del cazador, De la peste destructora. 4 Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad. 5 No temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de día, 6 Ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni mortandad que en medio del día destruya. 7 Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará. 8 Ciertamente con tus ojos mirarás Y verás la recompensa de los impíos. 9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, Al Altísimo por tu habitación, 10 No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada. 11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos. 12 En las manos te llevarán, Para que tu pie no tropiece en piedra. 13 Sobre el león y el áspid pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón. 14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.15 Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré.16 Lo saciaré de larga vida,Y le mostraré mi salvación.»

7. El Temor de Dios nos lleva a la vida.

PROVERBIOS 19:23 » El temor de Jehová es para vida.

No solo nos da el latido de nuestros corazones, sino la vida real y verdadera, porque el Temor de Dios es la fuente de toda bendición inimaginable. porque tu procuras honrarlo, quieres escucharle, buscas obedecerle, recurres a Él y te entregas a Él. Obedecerle y temerlo es lo mas grandioso.

Abuelo, abuela, madre o padre, quiere lo mejor para sus hijos?, entréguele su vida a Dios, viva una vida recta de acuerdo a su Palabra, enséñele a su hijos a poner a Dios en primer lugar.

La más sabia decisión que usted puede tomar es temer al Dios vivo, honrarlo, obedecerlo, exaltarlo, alabarlo, adorarlo y creer en Él para su salvación.En el momento que decida creer en lo que Él dice, Dios cambiará su vida. porque Dios nos ha amado tanto que ha dado a su Hijo unigénito Jesús para que todo aquel que cree en Él, no se pierda más tenga vida eterna.

Déjeme preguntarle: usted le teme a Dios?. Sino, probablemente se esta preguntando y cómo lo hago?. Haciendo esta oración conmigo. Repita despues de mi:

Padre celestial, vengo delante de tí, reconociendo mi condición de pecador, te pido que perdones todos mis pecados. Límpiame y lávame con la preciosa Sangre de Jesucristo. Te entrego mi vida a ti. Hago un nuevo pacto contigo de obedecerte. Enséñame y dame la sabiduría divina. Abre mis ojos espirituales para que al leer tu Palabra, la Biblia la pueda entender. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.

FUENTE: Gracias Pastor CHARLES STANLEY por sus enseñanzas.

Comentarios

NUESTRAS MAYORES RIQUEZAS, LAS DE DIOS

Cuando nosotros pensamos en las bendiciones, lo primero que se nos viene a la mente, normalmente pensamos en que tenemos un buen auto, o una buena casa, la ropa que vestimos o un buen empleo o en muchas otras cosas en que podemos dar gracias, pero tenemos que ir mas allá, pensemos en lo que dice la Palabra de Dios respecto a la fuente de nuestras bendiciones.

Pues también debemos pensar en las bendiciones que vienen y tenemos y que has sido compradas con la Sangre de Cristo en el Calvario, bendiciones en las que la mayoría de la gente nunca piensan y muchos nunca han escuchado. y que son nuestras como resultado de nuestra relación con Jesucristo.

  1. Dios nos escogió en Cristo Jesús.

EFESIOS 1: 3-4 » Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

Dios nos escogió desde antes de la fundación del mundo, es decir que nos escogió desde antes de Genesis 1:1. QUIEN HIZO ESTA ELECCIÓN?, Dios mismo la hizo en Cristo Jesús, no con el objetivo de que la pasemos bien, ni para que seamos famosos, ni para que tengamos fama.

Aquí en ese versículo 4, podemos encontrar la respuesta: PARA QUE FUESEMOS SANTOS Y SIN MANCHA. Tú sabes lo que es esto?, pues que estemos apartados del pecado, que caminemos en su voluntad, cueste lo que cueste, y aunque algunas veces nos podríamos, yo creo que si porque tenemos al Espíritu Santo quien nos ayuda a mantenernos sin pecado y sin mancha, si confiamos en Dios.

EFESIOS 1: 5 » en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,

SEÑORES, esto no es la mente, ni la razón humana, es el lenguaje de la Deidad, es el lenguaje de Dios, es el conocimiento del Dios Santo. Predestinados, escogidos en Él y adoptados conforme a su voluntad.

EFESIOS 1: 6-7 » para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, 7en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia,

SBE LO BENDECIDO QUE ES USTED COMO HIJO DE DIOS?, Vea lo rico que es usted, es rico con cosas que el dinero no puede comprar y son algo que nadie puede quitarle.

Solo el Dios Todopoderoso puede hacer esta clase de promesas y cundo pienso en la gente que no tiene propósitos ni sentido en la vida, debería de leer este primer Capitulo de Efesios y crea que lo que Dios dice de usted. Todo hijo de Dios puede apropiarse de esos versículos.

2. Dios nos ha sellado como sus hijos.

EFESIOS 1: 13 » En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

El hecho de que Dios nos sello como sus hijos, porque lo que Dios prometio, se cumple y nadie puede romper ese sello del Dios Santo. Y es que estas bendiciones a menudo las pasamos por alto aun cuando ya fueron compradas con la preciosa Sangre de Cristo Jesús.

3. Dios nos ha dado dones.

1 CORINTIOS 12: 7-11 » Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. 8Porque a este es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

Dios ha equipado nuestras vidas para que logremos lo que Él tiene en mente, para que vivamos conforme a ese don y ponerlo al servicio de los santos.

Sí alguno te dice o tu mismo te dices que no eres importante. Déjame decirte que si eres importante, pues Dios te escogió antes de la fundación del mundo, Cristo murió en la cruz por tus pecados, eres morada del Espíritu Santo. Y asi hay promesa tras promesa.

4. Dios nos ama.

JEREMIAS 31:3 » Con amor eterno te he amado, por tanto, te prolongue mi misericordia.»

Quien puede decirte «Te he amado con amor eterno». Nadie, solo Dios. Ese amor eterno dura por la eternidad, nunca cesa, nunca se ha interrumpido, Dios nos ama las 24 horas del día.

Quizas te preguntes porque permite ciertas cosas?. No te lo puedo contestar, pero si puedo decir esto: que nada sucede a los hijos de Dios sin su consentimiento, su presencia y su poder.

Todos hemos sufrido algo que no escogimos, que no nos gusto. Hubiéramos querido que Dios lo hubiera hecho de otro modo, pero Dios lo permitió así. Sin embargo, Él tomará cada circunstancia de la vida y lo cambiará para bien, si confiamos en Él.

5. Dios nos da su paz.

JUAN 14:27 » La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

La paz nos la da Dios, nos la da a todos, es mas, Él quiere que tengamos su paz, pero para ello, es necesario que estemos unidos con Él.

Ademas de su paz, Él nos quiere dar su gozo, su amor y su satisfacción aun en tiempos difíciles. Definitivamente somos bendecidos en maneras que nunca pensamos.

6. Dios suple todas nuestras necesidades.

FILIPENSES 4:19″ Mi Dios, pues suplirá todo lo que os falte conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.»

No dice que suplirá todo lo que queramos, Al confiar en Cristo Jesús como Salvador, estamos bajo la sombra del Omnipotente, de un Dios soberano, quien no solo suple todo lo que nos falta, sino que lo hará a su tiempo, cuando sepa que lo necesitamos y en el momento apropiado, en el mejor momento.

Dios nos cuidará pase lo que pase. No significa que no sufriremos, no quiere decir que no tendremos momentos difíciles. Pero debemos estar agradecidos por todas esas bendiciones eternas, bendiciones que Dios Todopoderoso ha firmado y sellado con su nombre y que nadie puede quitárnoslas.

Si hemos aceptado a Jesucristo como nuestro Salvador, nadie puede quitarnos su seguridad eterna. Y déjame decirte esto: tu eres bendecido, tu eres bendecido a diario, eres bendecido con vida eterna, con la presencia eterna del Dios Santo quien contesta nuestras oraciones y quien te dice: «Nuca te dejaré, ni nunca te desampararé».

7. Tenemos el privilegio de la oración.

Tenemos el privilegio de hablar con el Dios Soberano del Universo. Al orar y meditar en su Palabra lo llegamos a conocer de una manera personal, vemos lo que Él puede hacer, llegamos a ver las cosas desde la perspectiva de Él. Y entendemos que no es alguien distante allá en el futuro, sino que es un Dios vivo, personal, cercano y cálido.

8. Tenemos la promesa divina de nuestra resurrección.

1 CORINTIOS 15: 51-52 » He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, 52en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

Lo que esto significa es que hay una resurrección para cada hijo de Dios, que seremos transformados en un cuerpo nuevo, y que existiremos para siempre con el Dios Todopoderoso. Esa es una promesa que tenemos de parte de Él. De ahí que no tememos morir, porque cuando nos encontremos en su presencia, lo veremos cara a cara.

9. Jesucristo nos prepara un lugar en el cielo.

JUAN 14: 2-3 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

Talvez te preguntes, y como será el cielo?, No lo se, pero lo que si sé que será como el Dios a quien servimos. Jesús nos lo prometió. «prepararé un lugar para que donde yo estoy, vosotros también estéis.»

10. Dios nos ha dado su Palabra.

Mucha gente no ha visto una Biblia y mucha gente no sabría lo que es. Pero de todo lo que existe, la Biblia es Número !. Aquí esta como comenzó y como terminará, y aquí esta lo que sucederá de principio a fin porque la Palabra es viva y eficaz.

Un consejo: todo hijo debe tener una copia de la Biblia, es el mejor regalo que les podemos dar.

ISAIAS 40:8 » Sécase la hierba, marchítase la flor; más la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.

OREMOS: Padre celestial, este día te agradezco por esta palabra que me has permitido tener. Te pido perdón por mis pecados, me arrepiento y me aparto de ellos. Ven a morar a mi corazón y has de mí una nueva criatura. Que te alabe, te adore y te honre todos los días de mi vida. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.

Comentarios

YouTube