Entradas

Jesucristo: Nuestro Substituto

“¡Sea crucificado!” (Mt 27.22). Eso fue lo que los líderes religiosos de Israel exigieron que los romanos hicieran con Jesucristo, pues la crucifixión era la peor muerte imaginable.

Fue una práctica que se originó con los bárbaros siglos antes y fue transmitida a los persas, griegos y, finalmente, a los romanos, que la refinaron para hacer sufrir más a la víctima. Los líderes judíos demandaron que Cristo fuese ejecutado para deshacerse de Él de una vez por todas. Lo cual continúa siendo el deseo de muchos, pues no quieren tener nada que ver con Cristo. Pero quienes lo conocemos y amamos, deseamos que sepan que el Señor vino a salvar a los pecadores.

Cuando Jesucristo se dio a conocer como un predicador que proclamaba un nuevo mensaje, los líderes religiosos de su época lo odiaron por perturbar su sistema religioso. No aprobaban lo que enseñaba y temían perder el control que tenían sobre las personas. Sin embargo, la cruz en la que pidieron que muriera vino a ser el medio por el cual se ofrecería salvación a todos los que creyeran en Él.

Corintios 1.18, 22-24 contrasta dos perspectivas diferentes de la cruz: la de los que se pierden y la de los que se salvan. “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios… Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; más para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios”.

El mensaje de Jesucristo era diferente al de los líderes judíos porque ofrecía una vida nueva.

Le dijo a Nicodemo, quien era fariseo y maestro en Israel, que nadie puede ver el reino de Dios si no nace de nuevo en el Espíritu (Jn 3.3). En el Sermón del monte, Jesucristo describió el estilo de vida que agrada a Dios, el cual difiere del que enseñaban los fariseos. Incluyó amar a los enemigos, perdonar las ofensas y confiar en que nuestro Padre celestial proveerá para nuestras necesidades.

Además, el Señor hizo milagros que enojaron a los religiosos. Sanó enfermos y revivió muertos. La multitud que le seguía aumentaba; pero, a pesar de la evidencia de su deidad, los líderes religiosos se volvieron contra Él y usaron la autoridad que tenían para llevarlo a la muerte. Les enojaba el que afirmara ser el Hijo de Dios y el único camino a la salvación.

Aunque quizás nos preguntemos cómo alguien podría sentir esa clase de hostilidad hacia Cristo, muchas personas hoy en día aborrecen el escuchar su nombre, pues el mismo representa el camino angosto a la salvación. Están dispuestos a mencionar a Dios, pues toda religión cuenta con algún dios; pero el hecho de que Cristo afirmara que solo Él era el camino a Dios les ofende.

Lo que creemos acerca de Jesucristo es vital.

La Biblia declara que Cristo es el unigénito Hijo de Dios. Su venida fue anunciada por los profetas del Antiguo Testamento como la que liberaría a las personas de sus pecados y rebeliones contra Dios. Sin embargo, esta creencia ha venido a ser poco popular en nuestros días, pues amenaza a una sociedad que desea ser libre de hacer lo que le plazca. Se ofenden contra cualquiera, en especial cuando un creyente les dice cómo deben vivir. Y mientras más el creyente obedece, adora y sirve a Cristo, más incómodos se sienten a su lado.

La muerte vicaria de Jesucristo en la cruz es el corazón del cristianismo.

Morir como nuestro substituto fue la razón principal por la cual el Hijo de Dios vino al mundo. Como es Dios y llevó una vida perfecta, era el único que podía pagar por los pecados de la humanidad. Por eso nació de una virgen, para ser humano y morir en la cruz por nosotros. Dios- Padre depositó nuestros pecados sobre su Hijo, quien sufrió la ira que merecíamos. Sin su muerte expiatoria no habría salvación, y todos moriríamos en nuestros pecados padeciendo la ira de Dios por toda la eternidad.

Así como Jesucristo es el único substituto, también es el único camino a la salvación.

  • El Señor lo afirmó al decir: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Jn 14.6). No hay otra manera en la que podamos ser perdonados y reconciliados con Dios, sino solo por medio de la muerte expiatoria de Cristo en la cruz. Todos los que creen en Él como Señor y Salvador son perdonados de sus pecados y son hechos dignos ante Dios.
  • Pablo también declaró que Jesucristo es el único camino. En Romanos 5.8-10 se describe de una manera maravillosa: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que, siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida”.
  • Pedro proclamó a Jesucristo como el único camino. Al defender el evangelio ante los líderes hostiles del Sanedrín judío, dijo: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hch 4.12).

Aunque como cristianos seamos acusados de tener una mente estrecha, debemos mantenernos firmes y aferrarnos a la verdad de la Biblia, la cual nos dice cómo ser salvos. Seremos criticados, pero no debemos avergonzarnos del evangelio de Jesucristo.

Y además, debemos ser valientes al proclamar la salvación por medio de Cristo. Todas las personas necesitan saber que: “de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna” (Jn 3.16). Todos los que confían en que la muerte de Jesucristo saldó la deuda de sus pecados y rinden su vida ante Él, pueden estar convencidos de que sus nombres han sido escritos en el Libro de la Vida del Cordero y que pasarán la eternidad en el Cielo.

FUENTE: Gracias Pastor Charles Stanley por sus enseñanzas.

Comentarios

Escoge el Camino Correcto

¡Dios te castigará por eso! La mayoría de nosotros ha expresado esas palabras por años. De alguna manera, hemos creído que a Él le gusta causarnos dolor y castigarnos cada vez que pecamos. Pero no es cierto. Es verdad que la paga del pecado es muerte; sin embargo, no es Dios quien la ocasiona.

La Biblia dice que por miles de años ha estado en vigencia una maldición, pero el diablo es el causante de ella, no el Señor. Dios nos advierte acerca de ésta en Deuteronomio 30:19. Después de describir en detalle las bendiciones que recibirán los que siguen al Señor y las graves consecuencias que sufrirán los que se aparten de Él, dice: «… os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia».

Analícelo de la manera siguiente. Existe un lugar que se llama maldición. Dios nos advierte acerca de ese lugar y nos insta a no tomar el camino que nos conduce allí. Ahora, Él nos ha dado libre albedrío para que escojamos el camino que queramos seguir. Si elegimos el camino que lleva a la maldición, y no nos desviamos; allí llegaremos. ¿Será porque Dios nos envió? ¡No! Pues Él nos advirtió que no fuéramos ahí.

Es vital tener presente que no importa si se encuentra en el camino hacia la maldición o está viviendo en ese lugar, Dios puede rescatarle en cualquier momento. Lo sacará de ahí; y lo hará libre de enfermedades, vicios y cualquier cosa que le tenga esclavizado.

Si usted hoy se encuentra en el camino equivocado y ve la destrucción que se avecina, arrepiéntase y tome el buen camino. Encomiende su camino a Jesús para que Él le libere de cualquier cosa que le tenga cautivo. Para comenzar, usted puede orar: Señor Jesús, he tomado el mal camino y ahora mismo te pido que me perdones. Quiero escoger la vida y Tu camino. Por favor, libérame de esta atadura y lléname de Tu Espíritu Santo. ¡Gracias, Señor!

Recuerde que no importa lo que haya hecho, Dios no quiere castigarlo, sino perdonarlo. Él desea salvarlo y levantarlo. Confíe en Él para que le ponga en el camino de la vida hoy.

 

Fuente: Gracias por sus enseñanzas Pastor Kenneth Copeland

Comentarios

Porque es Importante El Reconocimiento de la Presencia de Dios en Nuestras Vidas

Si hemos reconocido que hay un Dios que está en nuestras vidas, morando en cada uno de nosotros, hemos llegado a tener una intimidad profunda con Él, entonces podemos decir que hemos entregado todo nuestro ser y todas las áreas que nos conciernen.

Y si esto es cierto, hemos llegado a reconocer que Él está al mando y tiene el control y todo sale de la manera que Él desea, y esto es así, siempre y cuando estemos en su voluntad.

Lo interesante es que confiando en Dios de esta manera, tenemos una conciencia de Dios que otros no la tienen. Porque querremos vivir lejos de un Dios amoroso y soberano?, que todo lo sabe, y es Todopoderoso.

Esto lo comprendió el Rey David de Israel:

Salmo 23: 1-4 "Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;"

Aquí el Rey David, manifiesta su verdadera experiencia, denota que Dios es su suplidor, le ha dado paz, consuelo, guianza, justicia, y sobre todo que al reconoce su presencia. Podemos intuir que su presencia era su tesoro mas importante.

Déjame decirte, el deseo del corazón de Dios es que vivamos en el reconocimiento de su presencia. Porque esto cambiará tu vida, eso marcará la diferencia, si estas concientee de su presencia.

Eso no significa creer que Dios existe, no es eso!, es estar concientes de su Presencia en tu vida.

 EVIDENCIAS DEL RECONOCIMIENTO DE SU PRESENCIA

1. Dios está continuamente en nuestros pensamientos, concientes e inconsientes.

Él hace posible que aun cuando estemos haciendo algo. a la vez está el Espíritu Santo de Dios en nuestro subconciente, que nos hace sensibles a su presencia. Es como un silencio Santo en nosotros. Pero Él está allí.

2. Buscamos constantemente la guia de Dios.

1 Samuel 30: 6-8 " Y David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo estaba en amargura de alma, cada uno por sus hijos y por sus hijas; mas David se fortaleció en Jehová su Dios.Y dijo David al sacerdote Abiatar hijo de Ahimelec: Yo te ruego que me acerques el efod. Y Abiatar acercó el efod a David. Y David consultó a Jehová, diciendo: ¿Perseguiré a estos merodeadores? ¿Los podré alcanzar? Y él le dijo: Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los cautivos."

Éste es un vivo ejemplo que describe al Rey David como alguien que siempre buscaba la guía de Dios, pero solo cuando no buscó a Dios, se metió en serios problemas. Todos los dias tomamos decisiones, ya sea en la familia, el trabajo, el negocio, y en nuestras relaciones, por lo tanto, si reconocemos su presencia, buscaremos continuamente su guía.

Recuerda esto, Dios está interesado en todo respecto a tu vida

3. Vemos a Dios como nuestro compañero constante.

Si lo veo como mi compaño fiel, siempre estaré conciente de Él, por lo tanto, no tengo porque preocuparme de nada. Piensa en esto, la fuerza mas poderosa en el mundo está en la persona de Jesús. Êl es Todopoderoso, Él lo sabe todo y es todo amor.

No hay mejor compañero que Él.

4. Tenemos paz enmedio de las tormentas.

Salmos 23:4 " Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado;"

Todos pasamos por dificultades y tormentas en la vida, pero lo que nos mantiene, nos lleva y nos ayuda a sobrevivir es el tener a Dios conmigo.

Cuando pasemos por una tormenta, lo que debemos recordar es que estamos en esto con Dios, porque entonces el Espíritu Santo, nos guiará, nos consolará, nos afirmará en lo que sea necesario. Y el resultado será que todo en la vida cambiará para bien.

Ten la seguridad de que Él ve las tormentas antes que lleguen, y antes que lleguen, ya Él está operando para facultarnos a enfrentar lo que sea.

5. El reconocimiento de su presencia produce en nuestro corazón hambre por la Palabra de Dios.

Salmos 42: 1 " Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía.

Por eso es que debemos comenzar cada día con la Palabra de Dios, puede ser un versículo, un capitulo, o lo que sea, porque el leer la Palabra de Dios nos impulsa a pensar en Dios, y a estar concientes de que Él estará con nosotros ese día.

6. Además tenemos gozo en nuestros corazones.

Jeremias 15:16 "Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se invocó sobre mí, oh Jehová Dios de los ejércitos."

Si tenemos a un Dios Todopoderoso en la persona del Señor Jesucristo, y al Espíritu Santo morando dentro de nosotros, eso debe darte gozo.

Él está a su lado, donde quiera que vayas, por eso nuestra mirada debe estar en Dios. Él está alli contigo. Nadie puede seguirle como puede Él. Habrá momentos en que tus amigos o su familia no estén allí y tu estes solo, pero nunca estás solo.

Dios quiere que vivamos de un modo que reconozcamos que no estamos solos. Dios está con nosotros.

Talvez tengas rencor hacia alguien o tienes toda clase de problemas, quiza sea hora de preguntarle al Señor: que estas tratando de decirme?. Quiza haya algo que deba corregirse.

Todos debemos estar alertas porque reconocer su presencia lo cambia todo, y sin duda habrá gozo en tu corazón.

7. Estamos mas concientes de la bendiciones que Dios nos envía.

Muchas personas son bendecidas cada día y nunca le dan ningun mérito a Dios.

Santiago 1:17 "Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. 

 Pero sino estoy conciente de su presencia, le daré el crédito a alguien más. Lo creyentes no hablan de suerte, hablamos de ser bendecido.

La presencia de Dios en nuestras vidas marcará la diferencia. Podemos ver que Dios es bueno, está aquí y lo estará en cualquier lugar donde nos encontremos.

8. Si estamos concientes de Dios, la oración será prioridad en nuestras vidas.

NO es que diremos una oracioncita al estar un aprieto, sino que hablamos con Dios en todo tiempo, porque aveces necesitamos escuchar a Dios.

Lo que pasa es que a Dios le interesa cada aspecto de nuestras vidas.

9. Examinamos cada decision conforme a su voluntad.

Señor, cual es tu voluntad en esto, o en aquello?. Todos enfrentamos cosas, o de repente viene alguien a pedirte consejo, entonces deberiamos decir en nuestros adentros, "Ayudame Señor, dame la sabiduria para darle la respuesta correcta."

Porque si vivimos concientes de su presencia, queremos pasar esa decisión por Dios.

10. Vemos nuestras necesidades a la luz de su presencia.

Si tú tienes una necesidad, mira esa necesidad a la luz de su presencia.

Filipenses 4:19 "Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

De surgir una necesidad, no tengo que preocuparme porque Él conoce bien mis necesidades. Es más, Él las conoce primero que nosotros y por eso Él está listo para suplir esa necesidad cualquiera que sea.

11. Nuestra adoración es más real y gratificante al estar conciente de su presencia.

Cuando adoramos a Dios,  y lo hacemos verdaderamente de corazón, uno siente como que estamos delante de Él porque  estamos sensibles a su presencia.

Él quiere que vivamos asi, concientes de su presencia.

12. Andamos en obediencia a Dios como estilo de vida.

Este es lo que pide Dios de nosotros, y si lo somos, Dios mantiene su mano sobre nosotros, cuidandonos, protegiendonos, supliendo nuestras necesidades.

Pero si somos desobedientes, le damos derecho al enemigo de retrazar lo que Dios tiene previsto para nosotros.

Y si eso esta pasando, preguntémole a Él, en que te estoy fallando?. Arrepientete, pide perdón y sigue adelante.

13. Tenemos una relación mas firme con Jesucristo.

Nuestra comunión es mas sensible y por eso hace que sea una relación maravillosa y gozoza.

Él desea lo mejor para nosotros y desea que lo apreciemos más, que lo amemos, y Él nos responde de la misma manera.

Esa es la clase de relación que Él desea que tengamos, intensamente enamorados de Él, concientes de su presencia, pase lo que pase.

Sí alguien dice: Dios no está en mi vida. Lo que se perderá será el don de la vida eterna, lo que se perderá será el cielo, lo que se perderá será todo el gozo y lo maravilloso que Dios provee.

Pero lo que deseo que veas, es que reconociendo la presencia de Jesús, tu vida cambia de perspectiva y le dá sentido, porque comienzas a ver las cosas a la luz de su presencia. 

Sino has aceptado a Cristo como tu Salvador, vives la vida de un necio, sé que no te gusta eso, pero es la verdad. Si llevas una vida mundana y malvada, que niega por completo a Jesús y siembras una vida sin Dios, una vida que niega por completo a Jesús y cosecharás una vida mundana y malvada, con toda clase de inmoralidad, obtendras lo que eso conlleva.

Pero si aceptas a Jesucristo como tu Salvador o restauras tu vida a Jesús, recibirás el fruto que eso trae y es maravilloso.

OREMOS: "Padre celestial, estamos agradecidos contigo, por tu bondad por nosotros, sabemos que hay mucho por aprender, sin embargo, todo es cuestion de nuestra relación contigo. Te pido que el Espíritu Santo siembre en mi corazón este mensaje y que sino hemos tenido una relación intima contigo, a partir de este día, nos volvemos a tí. Te pido perdón por todos mis pecados, me arrepiento de haber pecado contra tí. Te necesito Señor, ven a morar a mi corazón, hazme una nueva criatura conforme a los deseos de tu corazón. Hoy hago un nuevo pacto contigo, de servirte, de obedecerte, de seguir tus mandamientos y preceptos, en el nombre de Jesús. Amén.

FUENTE: Gracias Pastor Charles Stanley por sus enseñanzas.

Comentarios

Autoridad Espiritual

Este es un mensaje para empoderar al pueblo de Dios, porque Dios nos está otorgando un nuevo manto, con un mayor nivel de autoridad.

Y sobretodo porque los tiempos que estamos viviendo son tiempos difíciles y no vamos a poder lidear con las situaciones que vienen sino tenemos un mayor nivel de autoridad y de oración. Con la autoridad que antes nos moviamos, ya no podemos. Por lo tanto necesitamos un nivel mayor de autoridad.

Entiéndase como AUTORIDAD, al derecho legal que Dios nos ha dado para ejercer poder. La autoridad sin el poder que la respalde significa nada.

Juan 1:12 "Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

Esta Palabra, manifiesta que cuando nacimos de nuevo, Jesús nos dió una medida de autoridad espiritual. No solo nos la dió, sino que tenemos una medidad de autoridad. Es decir que tiene el derecho, el privilegio, la autoridad para ejercer el poder de Dios.

Cuando hubo el conflicto original entre Korea del Norte y Estados Unidos, el Presidente Kim Jong-un le dijo a Mr Trump, "yo voy a apretar un boton y voy a destruir una ciudad de los USA". Y el Presidente de los Estados Unidos, le contestó: "mi boton es es más grande".

En el contexto espiritual significa que usted tiene autoridad en el ambito espiritual y que el boton suyo es más grande que el del diablo, porque usted tiene el poder de Dios. Por lo tanto, la autoridad es el poder para gobernar.

PROPÓSITOS DE LA AUTORIDAD ESPIRITUAL.

1. Es para enforzar la Ley y el orden.

La ley sin autoridad no significa nada. Dios ha dado leyes, la Palabra y la dió para enforzarla. Dios dijo "por mis llagas, tu has sido sanado". Y como sabemos por fé que Dios cumple sus promesas, entonces nosotros debemos enforzarla.

Tu eres el representante del Reino de Dios aquí en la tierra, por lo tanto, tu debes enforzar la Ley de Dios.

2. Dios nos ha dado autoridad para ejercer poder.

A que poder se refiere, al poder que produce milagros.

Recuerda que tu eres un hijo de Dios, y que Dios está en tí. De ahi, que si estás conciente de eso, no se deje intimidar cuando vea un cancer, o cuando vea a un demonio manifestarse, porque tu tienes el derecho legal para ejercer poder.

Dios te ha dado el poder y te ha dado la autoridad para que enforces la Ley de Dios. Sí en el cielo no hay pobreza, enforza la Ley y dí: "en esta casa habrá prosperidad". Porque usted como creyente tiene la autoridad, tiene el poder.

Si un demonio viene a tu casa y te dice, no me salgo. Tu le debes decir: en el nombre de Jesús, yo sé quien soy en Cristo Jesús y sé quien Dios es en mi, asi que: sal fuera en el nombre de Jesús.

No tenga miedo, no se intimide por las circunstancias, o por los problemas o por las perplejidades. El problema no es más grande que la autoridad que Dios le ha dado.

Dios te ha dado una autoridad que está por encima, mas allá y es sobrenatural.

Toma autoridad en el nombre de Jesús. La autoridad es dada y la autoridad se toma. Dios nos da la autoridad y cuando Dios te la dá, tómala.

Si estas cansado de ese mismo problema que no se ha ido, o la misma circunstancia, dile a satanas: Sal fuera, sal fuera de mis finanzas, sal fuera de mis negocios, sal fuera de mi hogar. Tú tienes la autoridad, no te dejes intimidar, porque entre más grande se hace la circunstancia, Dios se hace más grande.

Dios te trajo a este lugar para decirte: tú tienes el poder y la autoridad de Dios. Tienes autoridad para sanar enfermos, para echar fuera demonios, para predicar, para pofetizar, para resucitar muertos.

3. El propósito de la autoridad es para subyugar  y sojuzgar.

Lucas 10:19 " He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará."

Aquí POTESTAD es poder y autoridad que ahora ya posees, para hollar serpientes y escorpiones. Serpientes y escorpiones se refiere a la pobreza, escacez, la depresión el miedo, el desanimo, la enfermedad y todo lo que viene del infierno.

Y tambien posees la habilidad de ejercer autoridad sobre toda fuerza del enemigo, y nada, nada, nada, escuchame bien, nada y en ninguna manera os dañará.

Que alguien te haya dicho que te hizo brujeria en tu casa, cual es el miedo?. Si la Biblia dice que nada te dañará, entonces duerme en paz porque nada, nada, nada te dañará.

Hollar es pisotear. Cristo dijo: "Yo les doy poder y autoridad para hollar. HOLLAR significa pisotear., asi que pisa la pobreza, pisa la depresión, subyuga. Dios te ha dado autoridad para subyugar.

4. Dios te dió poder y autoridad para dirigir el fluir del poder.

El diablo le encanta interrumpir el fluir del poder, porque eso a ti te saca del orden. Cuando no estás en orden, cuando no estás en sumisión, tú estás fuera de orden. Y por eso es que la bendición no te alcanza, porque no estas en el flujp del orden. Dí: he sido llamado para subyugar.

Sí alguien te pregunta si tienes autoridad espiritual, que le vas a decir?, SI TENGO.

Recuerda que tú tienes el derecho legal para ejercer poder, y cual es su propósito?: enforzar la Ley, enforzar la Palabra. Donde quiera que vayas enfórzala para redirigir el flujo de poder y aquí es importante estar bajo sumisión a la autoridad, porque sino está sometido, el flujo de poder va a otro lado.

CUALES SON LAS BASES PARA EJERCER PODER.

Antes de explicar cuales son esas bases, es importante manifestar que la AUTORIDAD ESPIRITUAL es esa autoridad espiritual que lidea con entidades espirituales.

Un ejemplo: si un Doctor revisa a una persona y determina que lo que tiene es cancer, que es un tumor, o un hueso doblado, que es artritis. El Dr. solo puede identificar algo con instrumentos, el no puede ir más allá, pero resulta que la causa no es natural, sino espiritual, que detras de esas circunstancias lo que hay es una persona sin cuerpo llamada demonio.

Detras de ese cancer el Dr. no tiene la habilidad de lidear con eso. Requiere de una autoridad mayor, y sabe a donde va a ir esa persona enferma?, va a ir a tí.

Por lo tanto, cuales son esas bases que como hijos de Dios nos permiten ejerer el poder:

1. Tu posición en Cristo.

Tu posición en el ámbito espiritual, es quien es Dios en tí, y tú en Dios. Tu posición no está basada en el conocimiento, ni la experiencia, sino en tu posición en Cristo.

Juan 1:12 "Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

Tu posición espiritual es de hijo, es de creyente, eres un sacerdote, eres un testigo, eres un ciudadano del Reino de los Cielos, eres un Embajador. Desde esa posición tu ejercitas el poder de Dios, no cualquier poder, es el poder de Dios.

Sí crees que no eres nadie, que no puedes, entonces la autoridad no es para tí. Pero si crees que eres un hijo de Dios, entonces la autoridad es para tí.

Eres el representante de la Ley. En lo espiritual eres un creyente, en lo natural eres una ama de casa, o un hombre de negocios, o un trabajador, o un profesional. Por eso es que tú debes establecer quien eres en Dios, antes de ejercer autoridad.

Uno de los principios de la autoridad, es que tu nunca entregas tu posición. Esposo toma tú posición como sacerdote, toma tú posición como hijo de Dios, provee, ora, da, ven a la Iglesia, toma tu posición, porque si no tomas tu posición, alguien más la va tomar.

Esta es mi posición, yo soy el Pastor de los Sábados y nunca voy a entregar mi posición, no me importa quien me critique, no me importa quien me acuse, no me importa quien me ataque, mi posición está firme, de aquí no me muevo, a menos que Dios me lo indique o se lo indique a mi Pastor General.

Tú tienes que saber que eres un hijo de Dios, que tú eres un sacerdote, que estas llamado a traer tu ofrenda, a adorar, a alabar, esa es tu posición, no es tu esposa quien solo debe orar, eres tú quien debe orar, toma tu posición.

No regales tú posición, pelea, pelea, toma autoridad

Esta es tu posición, tú autoridad es en Dios, tú eres un representante del Gobierno de Dios aquí en la Tierra, eres un representante de la autoridad en la Tierra, tú eres un Embajador, tú eres el representante del Dios Altísimo. Entonces si tú eres todo eso, tú vas a sacar ese demonio fuera., tú vas a orar por los enfermos y se van a sanar, quítale las finanzas al diablo, toma la autoridad.

Si alguien te dice, quien eres tu?, dile: Yo Soy un Hijo de Dios, tengo privilegios, tengo derechos y tengo autoridad.

2. Para tener la autoridad  del cielo, debes estar en sumisión.

Usted ha reprendido y nada pasó, usted ha orado por los enfermos y nada pasó. Entonces debes preguntarte y que pasó?. Debes preguntarte si estas en gobierno?.

Porque lo que lo califica para representar ese gobierno es que tú tienes que ser hijo bajo sumisión, Embajador bajo sumisión, testigo bajo sumisión. Hasta que no te hayas sometido a la autoridad, no estás en Gobierno. Potencialmente tienes autoridad, pero cuando lo ejercitas no pasa nada, porque el diablo reconoce la autoridad.

Y como reconozco que estoy en autoridad?

Mateo 11:12 " Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan."

Aquí hay un pueblo que toma su posición y no la regala, es mas, son violentos y por lo tanto como dice la Palabra, los violentos la arrebatan como un premio valioso, y los que están en Gobierno lo arrebatan, y estos son los que viven bajo la autoridad.

Sométete y vas a tener autoridad.

Un hombre bajo autoridad es un hombre muy peligroso, porque el diablo sabe que está bajo autoridad. Tú estas cubierto, tienes la cobertura divina, estas escondido, estas protegido bajo la poderosa mano de Dios. Sino estas cubierto estas desnudo y estas expuesto.

Pero si estas bajo sumisión de tú jefe, de tú mentor, de tú pastor, de tús padres, de tú madre, el diablo te tiene terror. Porque cuando le digas: suelta mi mente, suelta mis hijos, vete de mi casa, el diablo te tiene miedo y tiene que huir.

Si estamos en Gobierno, todo lo que hagamos va a ser afectado, tu negocio, tu cuerpo, tus hijos. Sométete y verás como Dios te va a levantar.

Mateo 16:19 "Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.

Esto es lo que saben, los que tienen autoridad, tienen el poder que los respalda. Tienen un boton bien grande, que cuando le dice al diablo: sal fuera, el diablo tiene que obedecer y dice: sí, sí. Porque el reconoce quien tiene autoridad.

Cuando vives en sumisión, entonces, tú puedes ejercitar autoridad. Entonces todo lo que ates, será atado, todo lo que prohibas, será prohibido. YO PROHIBO AL DIABLO QUE TOQUE A MIS HIJOS.

No tengas miedo, ata al diablo, ata al demonio, ata al cancer, ata la enfermedad, dile: VETE, VETE. Ejercita tu autoridad.

Santiago 4:7 "Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

Primero sométete a la autoridad y después resiste. Sometéos a la autoridad de Dios, resistíd al diablo, paraos firmes contra él y él huirá de vosotros. Va a huir porque estás bajo influencia divina, bajo el control divino y bajo protección divina.

3. Conforme a tú propósito y tú llamado.

Es decir que estás de acuerdo a la asignación y al territorio que Dios te ha dado. Porque cuando Dios te dá un territorio, Dios te dá la autoridad para lidear con aquellos demonios.

Ademas de la autoridad espiritual debemos mencionar la autoridad moral que es el resultado o viene del caracter nuestro. Yo no tendría la autoridad moral de darte un consejo si hubíese tenido 4 divorcios.

Si yo no ofrendo, ni diezmo, no tengo la autoridad moral para decirte que diezmes y ofrendes. Pero como lo hago, tengo la autoridad moral para decírtelo.

Como le podemos decir a un pueblo que haga algo!.  Si nosotros no hicieramos eso, pero si lo estas haciendo, tu tienes la autoridad moral para reprender al diablo en tus finanzas, en tu negocio, y en tu familia.

AHORA ES TIEMPO DE ACTIVARTE EN LA AUTORIDAD ESPIRITUAL: "Padre mio, en este día, reconozco que hay áreas en mi vida, que no han sido sometidas en mi hogar, en mi familia, en mi trabajo. Y en este día, tomo la decisión de someterme a la autoridad, no cuestionaré la autoridad, no hablaré en contra de la autoridad. Soy activado en una nueva dimensión, soy activado en autoridad para ejercer autoridad, en el nombre de Jesús, para ejercitar autoridad, para sanar a los enfermos, para echar fuera demonios, resucitar muertos, atar y desatar. Soy un hijo de Dios, soy una hija de Dios. Te doy gracias, te doy la honra, te doy la alabanza, soy ejercitado para ejercer poder, en el nombre de Jesús.

Gracias Señor, porque tengo autoridad, para lidear con bestias, con demonios, con serpientes, con escorpiones, con la pobreza, con la miseria, con el abuso, con el dolor, tengo autoridad porque soy un hijo de Dios. Se me ha dado autoridad, y ahora mismo, la tomo, tomo la autoridad de Dios.

Había un problema que no podia vencerlo y tomo autoridad sobre ese problema, sobre esa circunstancia, sobre ese demonio, sobre esa depresión, sobre esa pobreza.

Soy un hijo de Dios, un representante del Reino de los Cielos en esta tierra, por lo tanto, tomo autoridad en el nombre de Jesús, y le ordeno a satanas que suelte mis hijos, suelta mis finanzas, vete de mi hogar, enfermedad vete de mi cuerpo, opresión vete de mi vida, miedo vete de mi vida, en el nombre de Jesús. Amén."

FUENTE: Gracias Pastor Guillermo Maldonado por sus enseñanzas.

 

Comentarios