Mensajes Puros

EL DIABLO: UN ENGAÑADOR Y UN MENTIROSO, Y HOY LO VAMOS A DESENMASCARAR

Todos nosotros tenemos que estar apercibido de que tenemos un enemigo, un enemigo real y hoy lo vamos a descubrir. Mire lo que dice la Palabra de Dios:

1 Pedro 5:8 «Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;»

Ese enemigo, que es el diablo quiere devorarnos, y esto significa que él quiere tragarnos con ansias, consumirnos, destruirnos, trastornarnos y engullirnos. 

Así que cuidado!, porque si le damos lugar al diablo, nos puede devorar. Por esto es necesario que debemos saber con quién nos enfrentamos para mantenernos firmes y no descuidarnos.

Algunas personas que ya han recibido a Jesucristo como Salvador sufren derrotas una y otra vez porque no se dan cuenta de que tienen un enemigo espiritual.

Muchas personas, hoy en día, dudan de que el diablo exista, pero la Biblia enseña que Satanás es real y que su meta consiste en alejar a las personas de Dios, en frustrar el plan divino y en causar división.

El diablo es un mentiroso y nadie está libre de sus engaños. Así que, para poder mantenernos firmes ante sus mentiras, los creyentes en Cristo debemos conocer sus estrategias.

QUE ES UN ATAQUE SATANICO?

Es un asedio deliberado de Satanás sobre un individuo, con el propósito de hacerle daño, ya sea en su espíritu, alma, cuerpo, o en los tres aspectos. Estos ataques pueden suceder en cualquier momento o provenir de cualquier dirección. El diablo trata de hacernos tropezar cuando estamos más débiles, y sabe a quién o qué usar para lograrlo. Casi siempre nos tienta con aquello que no necesitamos o que no debemos buscar, para hacernos caer.

ROMANOS 8: 5-6: “Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz”. 

Los pensamientos de los que no son salvos son gobernados por lo que el apóstol Pablo llama “la carne”; y esto trae como resultado la muerte. No se refiere al cuerpo físico, sino a una motivación interna que se opone a Dios. Andar en la carne es andar en el pecado. Por otro lado, el Espíritu de Dios mora en los creyentes para gobernar sus pensamientos y acciones de acuerdo a los deseos del Señor, y para darles vida y paz.

ROMANOS 8:7-8 “Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios”. 

Como los no creyentes son controlados por la carne e influenciados por Satanás, tienen pensamientos que se oponen a Dios. Además, sin el Espíritu Santo no pueden obedecerlo ni complacerlo.

ROMANOS 8:9 “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Él”. 

Lo que distingue al cristiano del resto de la humanidad no es el que asista a la iglesia, sea bautizado, ni tenga buen comportamiento, sino el que el Espíritu Santo viva en él. Aunque Satanás engañe y tiente a los creyentes para que pequen, la desobediencia no resulta en pérdida de la salvación.

2 CORINTIOS 4; 3-4: “Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios”. 

El diablo en todo momento obra con la intención de engañar y cegar a las personas en relación a la verdad de Cristo. El resultado es un mundo que se caracteriza por pecado, conflicto y la mentira.

LA MENTE ES EL CAMPO DE BATALLA DE SATANAS

El diablo se infiltra en el mundo con sus mentiras, e incluso los cristianos podemos ser engañados. En todo momento está listo para introducir sus ideas en nuestra mente para desviarnos al tratar de convencernos de que no sufriremos las consecuencias de nuestro pecado. Si creemos sus mentiras y desobedecemos a nuestro Padre celestial, seremos disciplinados. Pero el Espíritu Santo también nos recuerda que somos hijos de Dios y que nuestros pecados ya han sido perdonados por medio de la muerte de Cristo en la cruz; por lo que nunca seremos separados de nuestro Salvador.

LA ESTRATEGIA DE SATANAS

1. Dirige nuestra atención hacia una necesidad o deseo. 

Esta estrategia comenzó en el ambiente perfecto del huerto del Edén, cuando Satanás desvió la atención de Eva, para que no se fijara en la provisión abundante de Dios, sino solo en aquello que le había prohibido; el fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal. El diablo ha usado esa misma táctica desde ese momento para despertar lujuria, codicia y envidia. Promete que al alcanzar lo que deseamos nos sentiremos satisfechos; pero aquello que está fuera de la voluntad de Dios no puede producir gozo duradero, sino solo destrucción.

2. Escoge el momento oportuno. 

Después de haber ayunado durante 40 días, Satanás se acercó al Señor Jesucristo para tentarlo a que convirtiera las piedras en pan para satisfacer su hambre. Sin embargo, Cristo no había venido para servirse a sí mismo, sino para obedecer a su Padre celestial. De la misma manera, el diablo se nos acerca cuando estamos hambrientos, enojados, solitarios o cansados. En momentos como esos, debemos hacer una pausa para reconocer si estamos ante un ataque satánico en nuestro punto de mayor vulnerabilidad.

3. Crea duda en nuestra mente, y su objetivo principal es la Palabra de Dios. 

Desea que los cristianos usemos nuestro razonamiento para desobedecer, al malinterpretar porciones bíblicas o al usarlas fuera de contexto para justificar nuestros pecados. Una vez que el diablo logra que las personas duden de la veracidad de cualquier porción de la Biblia o que vean esas porciones como irrelevantes u obsoletas, se afianza en sus vidas para continuar promoviendo la mentira.

4. Quiere que caigamos en discusiones. 

No debemos debatir con las tentaciones, sino rechazarlas. Cuando el Señor se vio tentado por Satanás en el desierto, siempre respondió de la misma manera. Le dijo: “Escrito está”, y luego citó un pasaje de la Biblia (Mt 4.1-11). Los mandamientos de Dios no tienen el propósito de alejarnos de lo que es bueno, sino de protegernos de la destrucción que produce el pecado.

5. Usa el engaño. 

Engañar consiste en confundir al oscurecer la verdad. Satanás trata de que aquello que es malo sea visto como algo bueno.

6. Quiere crear división. 

Intenta convencer a los jóvenes de que la Biblia es anticuada y obsoleta; que nos valida en este tiempo. Mentira!.   Su meta consiste en reemplazar la unidad, la familia y la iglesia con conflicto, desconfianza y división. Y, como la Palabra de Dios promueve armonía y paz, comienza por sembrar dudas acerca de sus enseñanzas.

7. Su meta es destruirnos. 

Si logra convencer a las personas de que duden de un versículo de la Palabra de Dios, también puede persuadirlas para que rechacen toda la Biblia. De hecho, los versículos relacionados con la tentación que enfrentan, serán los primeros que desecharán.

La Biblia es un Libro Sagrado, Santo. Es el Libro de Dios. No se trata de creer parte, sino todo. La Biblia habla del cielo y del infierno, del bien y del mal, haba de satanás y de los ángeles, habla de sus promesas, de la vida y del camino hacia Dios.

Satanás le mentira, le dará falso testimonio, le engañará y hará todo todo en su poder para lograr que dude dela Palabra de Dios. Pero hay algo y seguro, morirá y será juzgado por la Palabra de Dios.

Quiero hacerle un pregunta: DONDE SE ENCUENTRA HOY?, has aceptado a Jesucristo como tu Salvador personal?. Talvez no entienda lo que paso en la cruz del calvario, o en la tumba vacía, pero creer en la Palabra de Dios, creer en el Señor Jesucristo entregándote a Él, tendrás la vida eterna.

OREMOS: Padre, gracias por hacer la Palabra tan clara como el agua, expusiste al diablo como el mentiroso que es. Nos has mostrado al Seńor Jesús para enseñarnos la verdad y que toda nuestra ayuda y nuestro modo de vivir esta en Él. Perdona nuestros pecados, límpianos con la Sangre de Cristo Jesus, de tal manera que seas aceptos delante de ti. Hoy quiero hacer un pacto de meditar en tu Palabra y seguir tus mandamientos y preceptos. Espíritu Santo ven a morar a mi corazón. Te lo pido en el nombre de Jesús, que es nombre sobre todo nombre. Amén.

FUENTE: Gracias Pastor CHARLES STANLEY por sus enseñanzas.

Comentarios

LA PERSEVERANCIA

Para entrar a la nueva era Pentecostal, es necesario que seamos personas perseverantes a cualquier costo y que nuestra vida sea un reflejo del fruto que Dios espera de nosotros.

MARCOS 4:20 «Y estos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.»

Esto es la expectativa de Cristo Jesús que demos fruto al recibir la Palabra de Dios y al atesorarla.

Hoy estamos viendo un sacudimiento mundial: la pandemia del COVID-19, la arena del Sahara, la plaga de langostas, terremotos, de momento. Y en esta crisis hay 3 aspectos que resaltan:

1. La depresión: problemas mentales, emocionales y físicas.

2. Recesión: problemas financieros.

3. Y que la gente se da por vencido.

Todo esto ha traído violencia domestica, divorcios, adicciones, etc. Por lo tato, esta crisis ha venido a revelar la verdadera condición espiritual del corazón y la madurez de las personas., porque una persona madura va a responder bien a una crisis.

Por lo tanto, en esta crisis hay 3 clase de personas: las que quedaron estancados, los que tiraron la toalla y el último, el remanente, quien es que sigue adelante  a cualquier costo.

Por eso debemos tener cuidad en lo que pensamos y las palabras que emitimos. No podemos jugar con los pensamientos de entregar lo que Dios nos ha confiado. Si Dios le entrego algo, Dios espera que nosotros seamos fieles hasta la muerte.

APOCALIPSIS 2:10 «No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.» 

Esto es lo que Cristo dice: fieles hasta muerte.

PERSEVERANCIA

Es paciencia, longanimidad y aguante. Es la habilidad de permanecer y sufrir bajo presión por largo tiempo y sin desanimarse. Por eso es que la perseverancia es importante.

ROMANOS 5: 3-4 «Y no solo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza.»

LA PERSEVERANCIA PRODUCE CARACTER, POR LO TANTO, ES LA HABILIDAD DE CONFRONTAR LA DIFICULTAD Y NO DARSE POR VENCIDO Y SEGUIR MOVIENDOSE HACIA ADELANTE A CUALQUIER COSTO Y HASTA EL FINAL.

Aun cuando te encuentres bajo ataque, te sigues moviendo.

DE DONDE VIENE ESA PERSEVERANCIA

Hay dos tipo de perseverancia, una, la que es natural, o sea  que esta basada en la habilidad humana, «voy a tratar»; la otra es sobrenatural o la divina que viene de Dios.

ROMANOS 15:5 «Que el Dios que infunde aliento y perseverancia les conceda vivir juntos en armonía, conforme al ejemplo de Cristo Jesús, para que con un solo corazón y a una sola voz glorifiquen al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Es Dios, el Señor de la perseverancia. Tu talvez has orado para que tus hijos se salvaran y aun no ha sucedido, pero tú continuas orando, continuas perseverando y lo haces hasta que obtienes la victoria.

PORQUE RAZÓN NO DEBES PARAR

1. Porque rompes un ciclo. Una vez que paras, es difícil volver a comenzar. Por eso es que el diablo quiere que rompas el ciclo. No puedes parar, sigue orando, sigue dando.

2. Porque hay una ley espiritual, la Ley de la Acumulación. La oración de ayer se añadió, el diezmo, la ofrenda de ayer se añadió y ese impulso va a crear el rompimiento.

Sino te das por vencido, vas a ver a tu familia venir a Cristo. Sino te das por vencido, vas a ver a tu negocio prosperar. No pares de sembrar, no pares de creer, sigue moviéndote, con COVID o sin COVID, con dinero o sin dinero, pero sigues perseverando.

PORQUE LA GENTE SE DA POR VENCIDO

1. No conocer la duración de su circunstancia o de su problema. Qué difícil es tener un problema y no saber cuánto va a durar.

2. Las decepciones o desiluciones de la vida. O sea las expectativas no cumplidas. Usted esperaba que su negocio después de 3 años, su negocio se expandiera, pero no ve que prospera de la manera que esperaba.

Usted esperaba que su familia viniera a Cristo pero todavía están en casa o no han restaurado su relación con Dios. Sosténgase en las promesas de Dios. Persevere, crea que Dios es fiel y si lo dijo, Él lo va a cumplir.

NUMEROS 23:19 «Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará?, Habló, ¿y no lo ejecutará?, He aquí, he recibido orden de bendecir; Él dio bendición, y no podré revocarla.» 

3. Las ofensas. No podemos ser sensibles a las ofensas. Las ofensas van a venir, pero debemos ser resbaladizos en esto. Perseveremos mejor en la Palabra, la oración, el ayuno y la fe en Cristo Jesús. Arrepiéntete, perdona, ora por los que te ofenden y sigue moviéndote hacia adelante.

Dios espera que en esta nueva era, te pares firme, con mayor fuerza. El Ministerio es un sacrificio y no es para que los hombres te reconozcan, sino para que Dios te reconozca. Todos los días tenemos que estar bien con Dios.

RECOMPENSAS DE SER PERSEVERANTES

1. El favor de Dios. Aquí en la tierra, la provisión, la protección de Dios, los de repentes de Dios, la paz y la bendición de Dios sobre ti.

2. Autoridad y Vencedores. Este es aquel que comienza algo y lo termina.

APOCALIPSIS 2:26 » Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones,» 

Dios nos pide que perseveremos porque entonces nos dará autoridad sobre las naciones y sobre todo espíritu inmundo para hollar serpientes y escorpiones.

3. No borrara nuestros nombres del Libro de la Vida.

APOCALIPSIS 3:5 «El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida,»

Cuando estemos delante de la presencia de Dios seremos vestidos con vestiduras blancas.

4. Nos sentaremos con Jesús en su trono.

APOCALIPSIS 3:21 «Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Que privilegio, llegar a sentarnos al lado de Jesús nuestro amado Señor. Cuidado dejamos de perseverar, cuidado con las falsas doctrinas. Se lo advierto como su Pastor, permanezca fiel a la doctrina, permanezca en la fe.

Si Cristo no se hubiera dado por vencido en la cruz, usted y yo estaríamos muertos en nuestros pecados, otros estarían muertos y otros en el mismo infierno.

QUE PODEMOS HACER?

1. Olvidando lo que quedó atrás.

LUCAS 9:62 «Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.»

Recuerda que en tu pasado no hay nada, solo hay dolor, congoja, ofensas, etc. No podemos ver, ni volver hacia atrás.

2. Puestos los ojos en Jesús.

HEBREOS 12: 1-2 «Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, 2puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe.» 

Mantengamos puestos nuestros ojos en Jesús, el autor y el consumador de nuestra fe. No nos demos por vencidos, sigamos creyendo, sigamos orando, sigamos dando, sigamos sirviendo. Creamos por un milagro.

OREMOS: Mi Padre y mi Dios, hoy vengo delante de ti, a pedirte perdón, por haberme dado por vencido, te pido perdón por jugar con is pensamientos y no seguir adelante. Límpiame con tu Sangre Jesucristo y que la unción de tu Espíritu, tu Gracia sobrenatural vengan sobre mí para perseverar bajo la crisis y bajo las presiones o bajo las circunstancias difíciles. Jesús, gracias por no darte por vencido, fuiste a la cruz, moriste por mi y derramaste tu Sangre. Señor, en este día, hago un compromiso con too mi corazón, de no mirar atrás, de no volver hacia atrás, miro adelante y hago un compromiso de serte fiel hasta la muerte. En el nombre de Jesús. 

FUENTE: Gracias Pastor GUILLERMO MALDONADO por sus enseñanzas.

Comentarios

EL PENTECOSTES DEL AÑO 2020

El 31 de Mayo del 2020, se celebró la fiesta de PENTECOSTES y a partir de ese momento, se inicia una nueva era de favor de parte de Dios.

Para la Iglesia de hoy, es un recuerdo de que el Espíritu Santo llego a la tierra. Pero también es día de agradecimiento porque Dios nos ha guardado durante esta pandemia que hemos venido enfrentado. Pero lo mas interesante es que ha sido algo histórico. Déjame explicártelo:

PARTAMOS DEL PRIMER PENTECOSTES

EXODO 19 «Y descendió Moisés del monte al pueblo, y santificó al pueblo; y lavaron sus vestidos. Y dijo al pueblo: Estad preparados para el tercer día; … Aconteció que al tercer día, cuando vino la mañana, vinieron truenos y relámpagos, y espesa nube sobre el monte, y sonido de bocina muy fuerte; y se estremeció todo el pueblo que estaba en el campamento. Y Moisés sacó del campamento al pueblo para recibir a Dios; y se detuvieron al pie del monte.»

El primer pentecostés sucedió en el monte Sinaí donde Dios Padre, descendió y sacudió ese monte. El pueblo Judío recién había salido de Egipto e iban a tener un encuentro con Dios, el primer pentecostés. Ahí Dios hace un pacto con Israel y ellos se comprometen a obedecerlo.

Por lo que en esta oportunidad nosotros vamos a renovar nuestro pacto con Dios.

Aquel pentecostés solo fue para los Judíos.

EL SEGUNDO PENTECOSTÉS.

Se basa en el siguiente relato:

HECHOS 2: 1-4 «Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.»

Aquí quién descendió no fue el Padre, sino el Espíritu Santo, por lo tanto, la fiesta del pentecostés es la fiesta del Espíritu Santo. Interesante, que en este pentecostés nació la Iglesia y vino para empoderarla y ser testigo de Cristo. A partir de ese momento comienza una nueva era, la era del Espíritu Santo.

Esta nueva era se caracteriza por la llenura, el bautismo y el derramamiento del Espíritu Santo, así como el sobreabundar, visitaciones, cielos abiertos y un gran reinicio. Es la última nueva era antes de la venida de Cristo.

Lo interesante es que acabamos de venir de una Pascua (Semana Santa) en este año 2020, la cual fue histórica, porque fue la segunda después de 4,000 años que se celebro en cuarentena y con una plaga. La última ocurrió en Egipto bajo esas mismas condiciones.

Esta es una nueva era para el mundo, la Iglesia y para la historia, es la final antes de que Cristo venga de nuevo a traer a su pueblo. Cuando una nueva era viene, las cosas cambian, como por ejemplo: todo el mundo sale a la calle con mascarilla, por lo que ha habido un realinamiento, un gran reinicio y la clave es un arrepentimiento, porque el arrepentimiento lo va a llevar a recuperar todo.

LO QUE VIENE AHORA

1. Si tuvimos una pascua histórica, esperemos un pentecostés histórico. Creer en la protección y la provisión de Dios, creer para recibir el pentecostés histórico para que nos levantemos en fe, para que seamos guerreros, seamos un remanente y para que seamos guiados por Dios.

Hay una transición de una vieja a una nueva era, pero para que el pueblo cruce a esta nueva era, el pueblo no puede cruzar si hay heridas, si hay ofensas o falta de perdón. Es decir, el pueblo tiene que arrepentirse de sus pecados. El pueblo tiene que ser perseverante, seguir orando, seguir ofrendando, seguir asistiendo a la Iglesia llueve, relampaguee, o en crisis, o en pobreza, ni comprometer la Palabra de Dios por nada, porque en la casa de Dios es donde Él envía su bendición.

2. Estamos entrando a la era de los derepentes. No nos cansemos de seguir orando, seguir ofrendando porque hay una ley espiritual de la acumulación, que cuando menos lo pensemos, Dios va a provocar un rompimiento en nuestras vidas.

Veremos una promoción en nuestros empleos, o talvez necesitas un empleo y Dios te va a recompensar con un trabajo, o te va a pagar las deudas, traerá ventas sobrenaturales, o veras algún familiar venir a Cristo o restaurar su vida a los caminos de Dios y todo porque has venido orando por todo eso y más.

3. Un fresco bautismo de poder y un fresco bautismo de fuego. El Espíritu Santo vendrá no como un viento fresco, sino como un viento delicado, suave, gentil y gradual, con el objetivo de empoderar a los creyentes para que seamos testigos finales, puros, lavados y santificados para la venida de Cristo.

4. Es la era de la restauración de todas las cosas. En tiempo de pago. Dios va restaurar todo lo que el diablo te robó.

5. Un tiempo donde experimentaremos persecución de la Iglesia.

6. Una nueva era donde miraremos el avivamiento mas grande que la tierra jamas ha visto.

7. A la cosecha de almas mas grande que la tierra jamas ha visto.

8. Miraremos una aceleración de tragedias en el mundo si el hombre no se arrepiente. No será un virus, sino otra cosa.

Pero hoy es día para darle gracias a Dios por su bondad, porque nos ha protegido, gracias por su fidelidad.

OREMOS: Padre celestial, en este día, me arrepiento por haber contristado tu Espíritu Santo, con palabras de maldición que han salido de mi boca, con ofensas y falta de perdón, con odio y resentimientos o por no hacer tu voluntad. Te pido que me limpies y perdones con tu preciosa Sangre. Remueve toda iniquidad de mi vida y límpiame. Ahora, permíteme entrar a esta nueva era; hago el cruce a la era de restauración, la era del favor de Dios, la era de la cosecha. Todo lo que sembré en lagrimas, lo recogeré con gozo. Te pido también que pueda experimentar mi propio pentecostés con tu fuego y con el bautismo de poder. Espíritu Santo, ven gentilmente sobre mi, bautízame con tu fresco fuego del cielo. En el nombre de Cristo Jesús. Ahora mismo lo recibo. Amén.

FUENTE: Gracias Pastor GUILLERMO MALDONADO, por sus enseñanzas.

Comentarios

NO VIVAMOS PARA NOSOTROS

¡Dios les bendiga a todos! Llegamos al día 90 de esta cuarentena ordenada por el Gobierno de Honduras. Ha sido un camino interesante, lleno de pausa, lleno de espera, y lleno de paciencia.

Pero hay dos caminos al terminar esta cuarentena, o salimos mejores y renovados, o salimos peores que cuando entramos. Espero que sea lo primero. Le comparto mi experiencia y testimonio, y le animo a que envíe un mensaje y lo comparta en la página de este blog:

  1. He comprobado, que Dios es fiel y eso no depende de mí.
  2. He comprobado que tengo una familia que me ama.
  3. He comprobado que Dios me manda a servir, sea cual sea mi limitación.
  4. He comprobado que el Señor es soberano y él sigue en control.
  5. He tenido dificultades, pero Dios me sostiene a mí y mi familia.

Esta es mi experiencia, la suya puede ser diferente. Sé de algunos hermanos que han pasado pruebas duras en este tiempo, perdieron seres queridos, han experimentado soledad, o han experimentado enfermedad, o están pasando pruebas duras.

Me tocó salir a la oficina del canal para atender unos detalles algo urgentes, y mientras iba en el camino, pasando por el Boulevard del Norte, en el puente a desnivel que conduce a la Universidad Autónoma, observé un rótulo enorme que dice “TODO VA A ESTAR BIEN” haciendo alusión a la situación de la reapertura económica, y la incertidumbre en el aumento de casos de personas infectadas, con este terrible virus. Me sorprendió ese mensaje, pero me hizo recordar las promesas de Dios, y es que es cierto, si Dios está en control y yo he puesto mi confianza en él, definitivamente, “TODO VA A ESTAR BIEN». Pero, no cree que ¿usted y yo debemos ser portadores de este mensaje? Y el mensaje es este: Ponga su fe en Jesucristo, ponga su esperanza en Dios, y le aseguro que ¡todo va a estar bien!

Usted y yo somos llamados a edificar y bendecir a todas las personas a nuestro alrededor. Sea una persona que se sacrifica por los demás y levanta al débil, anima al desanimado, alienta al triste, socorre al necesitado. Tenemos un llamado y no podemos renunciar.

Vamos y meditemos en la Palabra de Dios:

1. Seamos fuertes por los demás.

ROMANOS 15: 1 -2 » 1 Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos. 2 Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno, para edificación.

Por naturaleza somos egoístas desde niños, y preferimos ponernos antes que todo. Pero el estándar de Cristo es más alto y más sublime. Es mejor dar que recibir, porque dando es como recibimos. Llevemos siempre un mensaje de bendición y de buenas noticias. Mostremos la fortaleza de Cristo en nuestra vida e inspiremos a otros a tener esperanza.

            a. Significa negarse a nosotros mismos. Negarse es la parte difícil. Darle la mejor porción al otro. Y eso  cuesta, y mucho. Nadie quiere dar lo mejor, queremos dar lo menos mejor al otro y lo mejor para nosotros. Pero si en algo nos diferenciamos, es cuando damos al otro y disfrutamos ver al otro  deleitarse. Ahí es cuando crecemos.

             b. Tengamos consideración de los otros. 2 Cada uno agrade a su prójimo en lo que es bueno… Si usted puede hacer algo bueno por alguien, no se detenga. Se asombrará ver que la mayoría de las personas, no esperan bondad desinteresada, de los demás. Debido a nuestro pecado, siempre          tendemos a ver con sospecha, cuando alguien muestra bondad, pero no debe ser así con los hijos de Dios, usted debe dar con amor y mucha bondad.

              c. Dejemos que Cristo crezca y nosotros mengüemos. Cuando nos ejercitemos, en cuidar al otro, le damos espacio a Cristo para que el crezca y nosotros vayamos menguando. Es lo natural en el Reino de Dios, que Cristo reciba toda Gloria.

2. Cristo Jesús nos dió ejemplo vivencial. 

ROMANOS 15: 3 -4 » 3 Porque ni aún Cristo se agradó a sí mismo; antes bien, como está escrito: Los vituperios de los que te vituperaban, cayeron sobre mí. 4 Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.

Siendo Dios, Jesús no tuvo eso como cosa a que aferrarse, sino que siendo en forma de Dios, se hizo hombre y fue obediente, humilde, hasta la muerte de Cruz (Fil. 2: 5 en adelante) Si el Creador del Universo, se humilló… ¿No cree que nos vemos, casi rayando en el ridículo, cuando somos orgullosos y prepotentes? Cada vez que siendo creyentes, nos enseñoreamos de los demás, negamos nuestra fe y de las demandas de Cristo.

               a. El hijo del Hombre no viene a ser servido, sino a servir. Mateo 20:28, Jesús claramente declara su misión, yo no vine a ponerme como más importante (Aunque es el más importante y más Grande) el vino a darnos ejemplo.

               b. Todo lo escrito en la Palabra es para nuestra enseñanza. Cada vivencia de Cristo, dejada en la Palabra, es para nuestra edificación y crecimiento. No hay más, es todo lo que nesitamos.

               c. Este servicio, nos traerá fruto de esperanza y paz. Servir a los demás, trae gozo, y trae paz, trae  esperanza que podemos cambiar, que podemos crecer, que en medio de toda circunstancia, cuando Dios gobierna nuestros corazones, todo, sí, todo, todo va a estar bien.

3. Tengamos ese mismo sentir en Jesús.

ROMANOS 15: 5-6 » Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús, 6 para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Cristo viene a unirnos y la fe en Jesús, nos debe poner ese sentir. ¿Cuál sentir? el sentir de ser portadores de esperanza, de bondad, las buenas nuevas, del evangelio de Salvación.

               a. Seamos pacientes y consolemos. No todos tienen esperanza, algunos pasan quejándose, no nos unamos a esas voces, llevemos esperanza. No divulgue noticias que no edifican, que destruyen,                      ocupemos el tiempo en edificar, en todo lo bueno, todo lo justo, todo lo de buen nombre, lo que tenga toda virtud, en eso pensemos, en eso meditemos y ocupemos el

               b. Seamos unánimes a una voz. Cristo, el Padre, y el Espíritu Santo, son una unidad perfecta, el Dios trino, Un solo Dios en tres personas, es la muestra de unidad perfecta, perfecta armonía. El mismo Dios nos dice, sean unánimes a una sola voz. No hablen otro idioma. Me gusta esto: el idioma del reino de Dios es la alabanza, el idioma del mundo es la queja, no sea bilingüe, no hable “queja-banza” hablemos todos los creyentes un solo idioma, y mientras con nuestras vidas hablamos en una sola voz unánimes, el mundo sabrá que Dios es real.

               c. Juntos como un cuerpo glorifiquemos a Dios. Como un cuerpo bien conformado, debemos glorificar a Dios. Como Josafat frente a la batalla, que nuestro clamor y nuestro canto sea. “Glorificad a Jehová, porque su misericordia, es para siempre.” No dejemos de ser ejemplo a los demás, y de esa forma llevar Gloria a Dios.

Conclusión. ¿Qué le deja este tiempo de pausa durante esta cuarentena? Se ha vuelto amargado, ¿por el Gobierno?, ¿por el Covid-19? ¿Porque sus planes de 2020, no salieron?, no me mal entienda, a veces me enojo ante las decisiones a todas luces erradas, pero regreso a la cruz, y presento mi queja. Yo tenía planes a prueba de balas, y nada de eso se logró.¿Pero sabe qué? Yo estoy convencido, que TODO VA ESTAR BIEN, no por una frase bonita y pegajosa, sino, porque lo que me garantiza que todo va a estar bien, es que usted y yo  hemos confiado en Dios, y por ello podemos tener amor, gozo, paz paciencia, benignidad, bondad, fe mansedumbre y templanza. El fruto del Espíritu en todo su esplendor es para este preciso momento, es lo que necesitamos de manera evidente en todo esto. Hermanos queridos, anhelemos ser mejores, anhelemos reflejar más a Cristo, ese debe ser nuestro anhelo, llenarnos de su Presencia, vivir por su espíritu y ser la manera tangible que los demás conocerán a Cristo. Dios les bendiga.

FUENTE: Gracias Pastor DORIAN BANEGAS por sus enseñanzas

Comentarios