Mensajes Puros

LOS 7 HABITOS DE UNA VIDA CONSAGRADA A DIOS

En las primeras semanas del año 2021 compartíamos temas de cómo ser guiados por Dios y para lo cual debemos mantenernos en fe, y para esto necesitamos poner en primer lugar en nuestras vidas al Dios Celestial, a Jesucristo nuestro Salvador y al Espíritu Santo. Y para ello debemos crear o intensificar 7 hábitos en nuestras vidas.

Pero que es un hábito?. Es algo que se repite una y otra vez de manera inconsciente.

En cambio, una vida consagrada, es una vida que ya no busca satisfacción propia mediante un estilo de vida pecaminoso, sino que se ha entregado a Dios y a su voluntad. Es una vida rendida a Dios. Y como podemos lograrlo:

1. Estableciendo una vida de oración.

Marcos 1:35-37 » Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba. Y le buscó Simón, y los que con él estaban; y hallándole, le dijeron: Todos te buscan.»

 Jesús estaba haciendo lo más importante de su vida, orando cada mañana, disponiendose a escuchar de Dios y del Espíritu Santo.

Una vida de oración, no se refiere a orar de vez en cuando, sino que se refiere a sentir cada día la necesidad, el deseo, el gozo y el gran poder que viene de orar y de hablar con el Padre.

Es decir, debe ser un hábito, algo que recurre en nuestra vida. No solo cuando estamos en aprietos, o en necesidad, sino porque amamos a Dios y estamos agradecidos por lo que Él hace en nuestras vidas.

Lucas 11:1 «Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.»

Los discipulos habian visto algo distinto en la oración del Jesús. No se trataba de algún ritual puesto que sentian le hablaba personalmente al Padre Celestial.  

Y es que todos vivimos en un mundo de tentaciones, pruebas, penas, cargas y pecado. La verdad es que no se puede tener una vida consagrada sin tener una vida de oración, pues esto nos conecta con el Dios Todopoderoso y nos hace sensibles a su voluntad, propósito y plan para nuestras vidas.

2. Tener fé y confianza en Dios.

Salmos 103: 19 «Jehová estableció en los cielos su trono, y su reino domina sobre todos.»

Si Dios ha establecido su trono en los cielos, eso nos dá una idea de su soberanía, su poder divino sobrenatural y omnisiente, que domina sobre todo. Por lo que esto, nos dá una gran base para creer en Él.

Por lo tanto, podemos estar seguros que Dios está a cargo de todo, y no importa lo que suceda, sepa que Dios tiene las riendas, sepa que Él tiene el control y que puede confiar en Él para lo que sea que permita en su vida y en la mía.

Sino confiamos en Dios, no vamos a orar.

Proverbios 3: 5-6 » Fíate de Jehova de todo tú corazón y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos y El enderezará tus veredas.» 

Cuando confiamos en Dios, se afianza nuestra comunión, lo que significa que tenemos una relación estrecha con Él.

Esta relación estrecha con Dios es hablar con Él. Dios te escucha, tu le hablas a Él, le obedeces y Él te guía.

Hay una gran comunión en la vida de quien confía en Dios. Sí no estas preocupado, es porque estás confiando en Dios. Pero si estás preocupado, Dios te está señalando y diciendo: No me has entregado ese asunto de tu vida.

 3. Meditar en la Palabra de Dios.

Salmos 63: 6-8 » Cuando me acuerde de ti en mi lecho, Cuando medite en ti en las vigilias de la noche. Porque has sido mi socorro, Y así en la sombra de tus alas me regocijaré. Está mi alma apegada a ti; Tu diestra me ha sostenido.

Meditar significa leer la Palabra, pensar en lo que dice, examinar mi corazón a la luz de lo que dice Dios, hacerle cualquier pregunta, rendirle lo que sea que nos traiga a la mente.

Entonces, mi atención se centra en Dios, y cuando nos centramos en Él, sucede que las preocupaciones se desvanecen, los problemas se disipan, y nuestra mente ya no está contaminada con toda clase de asuntos que no nos hacen bien.

Por eso es vital un tiempo a solas con Dios, anhelarlo, meditar en Él, y pensar en Él.

4. Obedecer a Dios.

Deuteronomio 27:10 «Oirás, pues, la voz de Jehová tu Dios, y cumplirás sus mandamientos y sus estatutos, que yo te ordeno hoy. Deuteronomio 28:1 «Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.

La forma más sabia de vivir, es obedecer a Dios y dejarle a Él las consecuencias en sus manos.

Tenemos que escoger entre seguir a otros o a Dios. Tener esto o a Dios. Esta senda o la de Dios.

Dejeme decirte lo siguiente: Sino tenemos estos hábitos sagrados, maravillosos, impactantes y edificantes, es porque hemos escogido la senda del mundo. Pero Él nos ha llamado a seguir sus caminos. 

5. Depender del Espíritu Santo.

Esto quiere decir, rendir nuestra vida a la presencia residente del Espíritu Santo.

Lucas 24:49 » He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.» 

Jesús sabía que sus discipulos no iban a poder hacer lo que les había encomendado.y por eso les indicó que esperasen a ser bautizados por el Espíritu Santo para recibir poder. De la misma manera para nosotros.

Efesios 5:18 » No os embriagueis con vino, en lo cual hay disolución, antes bien, sed llenos del Espíritu Santo.»

LLeno significa, ser lleno de continuo. Cada mañana al despertar y antes de meditar en la Palabra, deberiamos de decir: » Padre, quiero que me llenes de tu Espíritu hoy, llename de poder, dame tu guia y dirección para cumplir tu llamado en mi vida. Que sea sensible a tu voz y consejo. Y que esté consiente de tu presencia en todo momento.»

Recuerda que cuando recibimos a Jesús como nuestro Salvador, el Espíritu Santo vino a morar a nuestro corazón, por lo tanto somos morada de la Tercera Persona de la Trinidad, que es el Espíritu Santo.

Dios lo envió a nuestra ayuda, nuca estamos solos. Él es quien nos faculta, nos fortalece, nos sana y está allí porque lo necesitamos a Él.

6. Dar a Dios y a otros.

Lucas 6:38 » Dar y se os dará, medida buena, remecida, apretada y rebosando, darán en vuestro regazo, porque con la misma medida con que medis, os volverán a medir.»

Lo primero que debemos hacer cuando recibimos nuestros ingresos, es apartar el diezmo y entregarlo a Dios en la Iglesia donde recibimos el alimento espiritual. Por experiencia puedo decir que nunca nos ha faltado nada, al contrario, Dios nos ha proveido mucho más.

Sí ofrendamos a Dios, Él hará justo lo que prometió. La Biblia dice que Dios ama al dador alegre. Oígame bien, siempre tendrá algo porque tienes a Dios dentro de tí y todo lo que necesitas, Dios ha prometido proveerlo.

7. Perdonar a otros.

Efesios 4: 26-27, 30-32 » Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo. … Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. «

No siempre es facil perdonar, a veces es dificil, especialmente cuando nos han hecho ciertas cosas, pero debemos perdonar.

De llevar a cabo estos 7 hábitos, tendremos una vida consagrada que será bendecida una y otra vez de muchisimas maneras, pero la decisión es tuya, por lo que le sugeriría que tomara una decisión ahora mismo, porque transformarán por completo tu vida y te llevarán a lograr más de lo que tu corazón podría haber anhelado.

OREMOS: » Padre, te amamos y agradecemos por tu Palabra desde Génesis hasta Apocalipsis. Hoy te pedimos que nos des sabiduría para reconocer que con estos 7 hábitos todo lo demas cobrará sentido y abrira la puerta a mis mejores bendiciones. Te pido que perdones mis pecados y desarrollemos estos 7 hábitos transformadores en nuestra vida. Señor, te pido por alguien que está leyendo este escrito y que no es salvo, que perdones sus pecados y vengas a morar en él, que limpies su corazón y rinda su vida a tí, ahora mismo. Te damos gracias, en el nombre de Jesús. Amén.»

Fuente: Gracias Pastor CHARLES STANLEY por sus enseñanzas.

Comentarios

COMO COMIENZAS EL AÑO 2021

Señor, gracias te damos por tu fidelidad, tu bondad, amor y misericordia hacia nosotros y porque tu nombre es verdadero y tu Palabra es verdad. Y no hay duda que tú has sido fiel, por lo que te damos la Gloria a ti nuestro Salvador Jesucristo, y es por eso que podemos decirte que te amamos con todo nuestro corazón, pues tu nos formaste, nos creaste y conoces nuestro futuro.

ASI DEBEMOS COMENZAR EL AÑO 2021

  1. Con EXPECTATIVAS de que algo bueno va a suceder a nuestro favor. No con tristezas, no con desánimos, sino expectantes de que algo bueno viene a nosotros, poniendo como base la fe en nuestro Dios.
  2. Esa fe dará como resultado OPORTUNIDADES. Y vendrán en forma de algo, o alguien, o lugar, o cosa. Por lo tanto, puedo declarar que las oportunidades vienen a mí en el 2021.
  3. Para esto debemos seguir INSTRUCCIONES. a) Dejar lo que queda atras para impulsarnos a lo nuevo. b) Poner a Dios en primer lugar, dándole la primera ofrenda, el primer ayuno, la primera oración del día, los primeros frutos y entonces tendremos garantizado un año glorioso porque Dios tiene nuestro futuro en sus manos.

El año 2020 fue el año de la preparación del remanente, fue un año de pruebas, de sacudimiento personal, familiar, Iglesia y global. Fue el comienzo de la Iglesia apostata, fue el año del reset, fue un año de madurez, pero el Señor nos protegió. Fue un año de guerra espiritual en las finanzas, la salud, los hijos, y fue el año del comienzo de señales de acuerdo a la siguiente lectura.

MATEO 24: 7-8 » Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores.»

PREDICCIONES PARA LOS PROXIMOS AÑOS Y EN EL 2021

  1. El número 2021 es el año para ser limpio de nuestra pecaminosidad. Es el año para purificar nuestros corazones y santificar nuestras vidas. Y para ello, Dios nos dio el fuego fresco en el día de Pentecostes del 2020 . Por lo tanto el 2021 será el año de la limpieza y santificación por el fuego del Espíritu Santo. Donde veremos liberaciones masivas, sobretodo de la pecaminosidad.
  2. Las señales se van a intensificar para la segunda venida de Cristo. La plaga del COVID-19 seguirá en la tierra y terminará como un catarro o gripe. Por lo tanto, sigamos con las prácticas de bioseguridad, protejamos nuestro sistema inmunológico y apliquemos la Sangre de Jesús cada día, porque las profesias apuntan hacia la segunda venida de Cristo Jesús. Y mientras no haya arrepentimiento vendrán otras plagas.
  3. El 2021 será el año de la recuperación. Recuperaremos lo que hemos perdido en el 2020, las finanzas, la salud, las fuerzas, etc. No será para todo el mundo, sino para el remanente, es decir, los que obedecen la Palabra de Dios.
  4. El 2021 será el año del rompimiento, para todos los que han sido procesados, a los que han pasado por pruebas y no han comprometido la verdad en el 2020.

COMO HACER LA TRANSICIÓN DE LO VIEJO A LO NUEVO.

  1. No os acordeis de las cosas pasadas.

ISAIAS 43:7-8 » No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. 19He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.

No te acuerdes del pasado. Es importante que tu corazón deje el pasado, porque de lo contrario repetirás el mismo ciclo del año 2020. Pero para ello tienes que cambiar de mentalidad, de vida, de corazón, y Dios no te mete en la nueva temporada hasta que cambies tu corazón.Caso contrario te quedarás estancado.

2. Tenemos que caminar en fe. Debemos abrazar la fe, renunciar a lo que paso en el 2020 y tenemos que hacer lo que Dios nos dice en este mensaje.

3. Necesitas romper las ataduras del alma que no son de Dios. Con personas que son un daño a tu vida espiritual, con lugares que te contaminan o con cualquier otra cosa que nos aleja de Dios. Necesitas romper con las ligaduras emocionales que no son de Dios.

4. La clave para entrar en lo nuevo es la obediencia. Porque la obediencia va acelerar el ciclo de Dios en tu vida.

OREMOS: Padre celestial, he oido tu Palabra que nos ha hablado el Espíritu Santo atravez de este mensaje. Yo la recibo y declaro que este año será un año de recuperación, de rompimiento, de limpieza y purificación. Renuevo mi pacto de buscarte a ti. Rompo toda atadura del alma que no son de Dios, ahora mismo, los rompo, y hago la transición a lo nuevo. En el nombre de Jesús. Amén.

FUENTE: Gracias Pastor GUILLERMO MALDONADO por sus enseñanzas.

Comentarios

COMO SER GUIADOS POR DIOS

En estos días, quien ha estado guiando tus pensamientos, tus actitudes, tus deseos, tus anhelos?, lo guía alguien?, alguna filosofía?, o te has dejado llevar por tus sentimientos y emociones?.

Si es así, déjame decirte que no tienes estabilidad en la vida, ya que el plan de Dios es que nos rijamos por nuestra relación con Él, quien nos da estabilidad, fortaleza, claridad y guía en todo aspecto de nuestras vidas.

Los Israelitas al salir de Egipto deberían haber llegado a la tierra prometida en pocos días, pero tardaron 40 años y todo por su falta de fe y si hubieran obedecido en todo lo que Dios les dijo.

Pero como mucha gente, quitaron la mirada de Dios y el temor se apodero de ellos.

Si hemos creído en el Señor Jesucristo como nuestro Salvador debemos ser guiados por la Palabra de Dios y por nuestro compas, el Espíritu Santo, quien vive en nosotros para darnos guía y dirección cada día de nuestras vidas.

Cuando los hebreos salieron del cautiverio de Egipto, tenían una columna de nube de día y una columna de fuego de noche que los protegía del sol y de las noches frías del desierto, pero también los guiaba pues cada vez que se movía esa columna, el campamento de movía y si se detenía, el campamento se detenía también. Y los llevó a una perspectiva totalmente distinta. Y si lo seguían, pronto estaría en Canaan, al lugar que Dios les había reservado.

Pero eso, no fue lo que paso!, y ahora mismo, nosotros tenemos la Palabra de Dios como nuestra guía, dirección y ahí mismo, encontraremos lo que buscamos, lo que pidamos y cualquier consejo que necesitamos. Solo abra la Palabra de Dios y Él se lo dará.

Solo leer la Palabra de Dios de vez en cuando, no es suficiente porque vivimos en un mundo vil y malvado, contrario a Dios, al Señor Jesucristo y opuesto a muchas de nuestras creencias.

QUE HACER PARA SER GUIADOS POR DIOS Y QUE NUNCA NOS SOLTEMOS DE SU MANO

  1. MEDITAR EN LA PALABRA DE DIOS.

SALMOS 119: 105 » Lámpara es a mis pies tu palabra,Y lumbrera a mi camino.»

Esto significa que Dios ha prometido mostrarnos la senda correcta. Y si queremos estar en el lugar y el momento indicado, tenemos que ir a la Palabra de Dios porque Él sabe justo donde estas y lo que enfrentas en la vida.

El problema no es la falta de dirección, sino que hemos cerrado este Libro. Es como si Israel hubiera dicho, olvídense de la columna de de nube y la columna de fuego y vayamos donde nos plazca.

Justo así es como la gente vive hoy. Muchos solo abren la Palabra de Dios cuando tienen problemas.

2. SER SENSIBLE AL LIDERAZGO DEL ESPÍRITU SANTO

Y esto es algo que dejo Jesucristo muy en claro para sus Apóstoles y le dijo: no os dejare solo, vendré a vosotros. Estaba hablando del Espíritu Santo.

JUAN 16:13 » Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.»

Así que si usted tiene la Palabra de Dios, no tienes excusa para discernir entre lo bueno y lo malo, lo verdadero de los falso, entre el bien y el mal.

Muchos dirán que eso es de los tiempos antiguos, pero NO!, Jesucristo vive en nosotros hoy.

JUAN 14: 26 » Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.»

Piense n esto al despertar cada día: como seguidor de Cristo, tenemos dentro de nosotros, morando, en todo su poder y ser, la persona misma del Espíritu Santo para darnos dirección, fortaleza, energía y discernimiento todo el día. Por lo tanto, tenemos todo lo necesario para vivir como le agrada a Dios.

De ahí que Dios no lo ha dejado solo. Talvez te has alejado de Dios porque estas en pecado, eres desobediente a Dios, o porque cerraste la Palabra de Dos y dejaste de escuchar al Espíritu Santo que mora en ti y decidiste tomar decisiones sin Dios y ahora tu vida es un desastre. Recuerda que no puedes culpar a tus padres, a tus hijos, ni a tus compañeros de trabajo, amigos o quien sea, porque Dios nos dió este Libro como una guía.

Así que cada día, nosotros somos responsables ante Dios Todopoderoso, de ser un mayordomo del conocimiento y la experiencia que nos da la Palabra de Dios para cada circunstancia de la vida.

3. ESPERAR EL TIEMPO DE DIOS.

SALMOS 62:8 » Esperad en Él en todo tiempo, oh pueblos; Derramad delante de Él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio.»

Debemos comenzar el día, leyendo las Sagradas Escrituras, ya sea un versículo o un capitulo de la Palabra, recordando que el Espíritu Santo, quien mora en nosotros, lleva esa Palabra a nuestra mente, a nuestro corazón, a nuestro espíritu y procurando usarla para guiarnos a lo largo del día.

Dios nos has dado la posesión más valiosa, pies aunque podemos tener dinero, casas, carros, pero nada de eso, ni todo junto puede igualarse a la Palabra de Dios porque nada de eso puede llevarnos al cielo, solo la Palabra de Dios y solo la Palabra de Dios puede darnos instrucciones claras para cada día.

Asimismo, podemos caminar con Dios aunque a veces no se vea la senda clara, pero expectantes de lo que Dios va hacer.

PROVERBIOS 3: 5-8 » Fíate de Jehová de todo tu corazón,Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos,Y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión;Teme a Jehová, y apártate del mal; Porque será medicina a tu cuerpo,Y refrigerio para tus huesos.

Donde, o que, o quien puede prometernos esto?

Cuando se repite estos versículos de la Palabra, algo se enciende dentro de su ser. Es la percepción del Espíritu Santo vivo, quien lo guiará, fortalecerá y lo hará entender cómo enfrentar cada circunstancia en la vida.

Además cuando leemos la Palabra de Dios, ella nos da claridad, entendimiento y visión para que andemos en santidad cada día de nuestras vidas.

JOSUE 1:9 » Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.»

MUCHA ATENCIÓN, si andamos en el Espíritu de Dios, tendremos que esforzarnos y ser valientes para ser obedientes.

Sí Dios te dice que no vayas por aquí, tendremos que ser esforzados y valientes para decidir ser obedientes. O de lo contrario cederemos a la presión de alguien más.

Es una bendición tener la Palabra de Dios con nosotros porque es nuestra ayuda, fortaleza y esperanza. Además, nos recuerda la presencia del Espíritu Santo, quien nos impulsa, nos guía, nos ayuda, nos protege y nos recuerda que tenemos a un Dios vivo.

4. OBEDECER A DIOS

HEHOS 5:29-31 «Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres. 30El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero. 31A este, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.»

Tenemos que obedecer a Dios, de lo contrario, terminaremos haciendo las cosas por nuestras propias fuerzas y energías.

Recuerde que el Espíritu Santo, que mora en nosotros, nos ha preparado, nos ha facultado para que enfrentemos dificultades y oposiciones, para darnos seguridad y para que no tengamos que preocuparnos por el hoy.

Mire, si el Espíritu Santo dice algo, haga exactamente lo que dice. No discuta con Él, no le pregunte porque, porque Él no tiene la obligación alguna de contestarle a su porque.

Porque su obligación es darle guía, dirección, y protección. Pero si le desobedecemos sufriremos las consecuencias

Hoy es sumamente peligroso cerrar el acceso a Dios porque todos necesitamos a Dios.

Por lo tanto, obedezcamos a Dios y dejémosle a Él las consecuencias. Obedezca a Dios y deje todo en sus manos porque Él es digno de confianza y Él puede manejar todo.

Para los Hebreos fue una nube de día y una columna de fuego de noche y confiar en Moises. Para nosotros es la Palabra viva de Dios porque ahi encontramos la dirección clara para cada asunto de la vida.

La Palabra de Dios es la posesión mas importante, ya que ahí encontramos la fuente de las promesas del Dios Todopoderoso.

Que Dios les bendiga en este año 2021.

FUENTE: Gracias Pastor CHARLES STANLEY por sus enseñanzas.

Comentarios

PAZ QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO, NAVIDAD 2020

Una de las cosas más interesantes de estos tiempos es el acceso a la información, o la inmediatez de los eventos. Recién acaba de pasar que el Covid 19 apareció en China cuando en este lado del hemisferio ya teníamos noticias. El asunto con esta avalancha de información, no es solamente saber más y recibir más información sino, el asunto y la pregunta que usted debe plantearse es: ¿Qué hago con toda esta información, para que mi vida sea moldeada a la imagen de Cristo?

El día de Nochebuena de 2020, un periodista muy famoso de una televisora enorme en Honduras, salió con un mensaje tan desalentador y tan manipulador, diciendo que NO DEBEMOS DECIR FELIZ NAVIDAD, porque la gente tiene Covid19 y porque la gente se muere. Y porque están afectadas por las inundaciones. Hermanos y amigos, no caiga en ese mensaje barato del mundo. Hay una verdad enorme dicha desde los labios de nuestro Salvador Jesús:

JUAN 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis AFLICCIÓN; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Usted y yo no podemos dejarnos llevar por conceptos humanistas y simplistas, hay un mensaje que sigue haciendo eco en las edades.

JUAN 14:27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

No podemos vivir ni en temor, ni en miedo, ni en zozobra. Debemos abrazar la paz de Dios y que por medio de la fe en Jesucristo podemos tener. Esa paz es diferente a todo lo demás. No ve las circunstancia actuales, sino que mira al cielo, y a diferencia del periodista, que lamenta no tener respuesta del cielo, SI TENEMOS RESPUESTA. Las respuestas a nuestras preguntas, se encuentran en la Palabra de Dios.

Esta mañana le traigo una meditación que he titulado: Paz que pasa el entendimiento en Navidad 2020

Empecemos aclarando algo: La Navidad, no se reduce a una cena e intercambio de regalos o buenos deseos. La Navidad trasciende más allá de la mente finita y es un acto de amor sacrificial. Muchos dicen que no debemos celebrar, porque están damnificados, pero se olvidan que cuando quiso nacer el Salvador, le cerraron las puertas y terminó naciendo en un corral maloliente lleno de animales de campo. Fue perseguido para ser asesinado, es decir que sufrió violencia gubernamental, fue forastero; tuvo que vivir en el exilio sus primero años y fue migrante por el desierto de vuelta a su tierra natal. La Navidad es la venida del Salvador, que movía los engranajes del gran plan celestial que culminaría en el triunfo sobre la muerte, luego de hacer una pausa muriendo en la cruz donde se consumó nuestra redención. La Navidad, es el inicio de nuestra paz. Vamos a meditar ahora en la Palabra de Dios:

JUAN 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis AFLICCIÓN; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Cuando usted medita la Palabra de Dios, SIEMPRE lea los versículos alrededor del pasaje para crear un contexto y así poder encontrar toda la riqueza del versículo. Por cuestión de tiempo no puedo leer todo este capítulo 16 de Juan, pero permítame dejarle tres enseñanzas esta mañana.

1. Jesús prometió paz en Él. (vs.33a Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis ) ¿Qué cosas había hablado antes? Bueno, el capítulo 14, 15 y 16 Jesús les habla a sus discípulos de cómo él se va al Padre, cómo seremos rechazados por su causa… promete su paz, y proclama: Juan 14:27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. También les dice a los discípulos, que separados de Él, nada podemos hacer, y por último en el capítulo 16, dice directamente que si creemos tendremos paz en Él.

      a. Él es quien garantiza nuestra “Para que en mí tengan paz” Él mismo Jesús garantiza nuestra paz, nos envió al Espíritu Santo para ser guiados a toda verdad.

      b. Su Palabra que ha sido dada, nos muestra la “Estas cosas os he hablado” Su Palabra ya fue dada, no hay más que decir, lo ahí dicho está para ser creído y hecho vida. Aplicado a lo cotidiano de nuestro ser. En ella no hay engaño.

      c. Su paz está vigente para “Tengáis paz…” Nos muestra su provisión constante. Siempre hemos de tener su paz, contar con ella como el más valioso recurso en nuestra vida diaria.

2. Jesús NO PROMETIÓ, evitarnos el dolor. (vs. 33b En el mundo tendréis AFLICCIÓN😉 Jamás Jesús vino a    decir que iba quitarnos o evitarnos que sufrimos, Él si vino a dar libertad a los cautivos, a anunciar a los pobres, pero no vino a hacer nuestra vida un colchón de suaves Jesús, está más interesado de nuestra alma y corazón que de lo externo, sanó y sigue sanando, pero para ganar nuestro corazón.

Por ejemplo, Jesús no vino a erradicar la pobreza, y por eso dijo: “Siempre tendrán pobres…” tampoco vino con promesas de erradicar la enfermedad: “Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos.” Más bien al haber dicho esto dignifica la profesión médica, como instrumentos útiles en las manos de Dios. Y de paso, gracias a todos en el personal médico que arriesga su vida no solo en esta época sino desde tiempos inmemorables.

       a. Estamos en el mundo, pero no somos del “En el mundo…” hace una diferencia del lugar del dolor, la muerte y la aflicción, el mundo, este ámbito terrenal. Allá en su presencia, en nuestra patria celestial, todo será perfecto, no habrá luna ni sol, ni llanto ni dolor, ni muerte ni enfermedad… Pero en el mundo, este mundo caído, este mundo si es un lugar de dolor.

       b. Mientras estemos acá, SIEMPRE, habrá “ tendréis…” No hay nada que podamos hacer para evitar sentir cansancio, hambre, desánimo, enfermedad, etc… nuestra naturaleza pecaminosa, es el cuerpo que sufre, por eso exclama el apóstol Pablo en Romanos 7:24 !!Miserable de mí!¿quién me librará de este cuerpo de muerte?

        c. En este mundo no faltará la AFLICCIÓN. Tarde o temprano, nos llega la aflicción, con envolturas Una enfermedad, una pandemia, cáncer, injusticia, desolación, la quiebra financiera, la infidelidad, el divorcio, la traición, depresión, una adicción. Nuestros miembros están comprometidos y propensos a caer en la aflicción. Pero NO TODO ESTÁ PERDIDO.

 3. TENEMOS UN LIBERTADOR QUE HA VENCIDO. (vs33c pero confiad, yo he vencido al Cuando más oscuro está es que pronto ha de amanecer. Esta pandemia va a pasar, esta pandemia no será para siempre, y deberíamos decir como los jóvenes ante el horno de fuego: Y AÚN SI NO nos librarara… Dios es digno de toda Gloria y Honra, porque Él es el Dios soberano y todopoderoso

       a. Jesús nos pide ser valientes. Cuando Jesús dice: pero confiad, también nos está diciendo, sean valientes y no tengan miedo. 1 Corintios 16:13 dice: Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos. Vivir la vida para Jesús es solamente para valientes. Requiere sacrificio y mucha perseverancia.

        b. Depositemos nuestra confianza en Él. No hay mejor persona en quien confiar, que en la persona de Jesús, él garantiza nuestra paz, él asegura nuestro destino, y nos da la esperanza de caminar siempre en la verdad.

        c. El ha vencido para SIEMPRE. La victoria de nuestro Salvador es tan grande, tan completa, que nada le quita mérito a su obra redentora, que es ÚNICA y completa. 1 Juan 5:4 Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. Dios nos ha dado una fe, una esperanza, nos ha dado la victoria y en medio del dolor, en medio de la aflicción podemos decir ¡Feliz Navidad! Por medio de su paz que sobrepasa nuestra mente.

Conclusión: El mundo nos dice que nos quedemos callados, que guardemos silencio y no andemos diciendo o deseando “Feliz Navidad” el mundo nos quiere callados, pero como dijo el apóstol Pedro en el libro de Hechos 4:19-20 Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios;    20 porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.

Si usted se calla, otro hablará y si fuera necesario, las piedras hablarán. En esta temporada, proclame que tenemos paz, y que todos pueden tener esa paz. Esa paz está disponible en la persona de Jesucristo. Este mensaje es para usted que lo ha perdido todo, Dios no es ajeno a su dolor, porque Él sufrió, Dios no es ajeno a su pérdida, porque él sabe, al haber entregado a su Único Hijo en rescate por todos. Este mensaje es para usted que no le falta nada, para que abra su corazón para dar, este mensaje es para todos que juntos en amor y empatía lloremos con los que lloran y riamos con los que ríen. Podemos tener “Paz que sobrepasa el entendimiento en esta Navidad” Dios le bendiga.

FUENTE: Gracias Pastor DORIAN BANEGAS por sus enseñanzas.

Comentarios