Mensajes Puros

¿PREOCUPADOS SOLO POR EL PAN?, CUANDO PERDEMOS DE VISTA LO REALMENTE IMPORTANTE.

Llevamos 215 días de pandemia en Honduras. ¿Se ha preocupado? ¿Tenía planes? ¿Ha dudado? ¿Se ha sentido confundido?

Yo puedo responder, sí, a todas esas preguntas. Es que como personas con una naturaleza pecaminosa, es muy fácil, olvidar que tenemos un Dios Todopoderoso. Somos como el pueblo de Israel justo después de haber cruzado el mar Rojo. Este pueblo vio, la columna de nube en el día, y la columna de fuego en la noche, con estos dos portentos podían caminar de día y de noche y poder escapar de la ira del faraón. Luego vieron abrirse al Mar Rojo, vieron cerrarse el Mar Rojo y con ello tragarse a los enemigos que les perseguían. Cantaron y bailaron por esa victoria, pero rápidamente olvidaron todo el favor de Dios para enfocarse en saciar el deseo de comer las cebollas y la comida egipcia.

A veces se nos olvida de dónde nos sacó el Señor. Vamos a la Palabra y descubramos juntos los tesoros de la Palabra de Dios:

M​ARCOS 8:14-21 «Habían olvidado de traer pan, y no tenían sino un pan consigo en la barca. Y él les mandó, diciendo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos, y de la levadura de Herodes. Y discutían entre sí, diciendo: Es porque no trajimos pan. Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Qué discutís, porque no tenéis pan? ¿No entendéis ni comprendéis? ¿Aún tenéis endurecido vuestro corazón?, ¿Teniendo ojos no veis, y teniendo oídos no oís? ¿Y no recordáis?. Cuando partí los cinco panes entre cinco mil, ¿cuántas cestas llenas de los pedazos recogisteis? Y ellos dijeron: Doce. Y cuando los siete panes entre cuatro mil, ¿cuántas canastas llenas de los pedazos recogisteis? Y ellos dijeron: Siete. Y les dijo: ¿Cómo aún no entendéis?»

El mensaje central de este pasaje y la idea que debe permanecer en su mente es: D​ios es todo en mi vida, nada es más importante que Dios, y no me dejaré llevar por la corriente de este mundo.

A. Estamos enredados en la vida cotidiana y olvidamos lo trascendental.

Jesús va con los discípulos en la barca, y trata de enseñar verdades profundas, “cuídense de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes. La levadura afecta a toda la masa, recuerde que para el pueblo de Israel la levadura era símbolo de impureza, en la Pascua se comía pan sin levadura, simbolizando la pureza. Jesús divide las levaduras: la de los fariseos y la de Herodes… ambas terribles, hipocresía, maldad, crueldad, etc.

  1. Es importante cuidar de nuestro diario vivir, pero no es lo determinante. Si usted no trabaja, no tiene derecho a comer, dice la Palabra. Pero no puede enfocarse solo en el trabajo. Debe guardar un balance.
  2. Por cuidar lo temporal, descuidamos lo eterno. Nos enredamos en lo que perece, lo banal de la vida, los afanes del mundo, y nuestro enfoque se pierde de lo realmente importante lo eterno. ​Colosenses 3:2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.
  3. Por ocuparnos de trivialidades, no escuchamos al maestro. Qué fácil es decir: “los discípulos peleando, quién había olvidado comprar la comida del viaje” Pero, ¿acaso nosotros no nos enfrascamos en discusiones sin sentido por qué vestir o qué comer? Jesús hablando, y nosotros discutiendo sobre si comemos pizza o pollo o sopa… Terminamos como Marta, la hermana de Lázaro, y el maestro con ternura nos llama la atención y nos dice:​ …afanados y turbados están con muchas cosas. Lucas 10:41

B.  Jesús demanda poner prioridades.  Y​ a no es tiempo de discutir cosas sin sentido trascendental. Creo que una de las cosas en estos tiempos, es valorar lo realmente importante. Hay prioridades, usted y yo dijimos, más de una vez, no tengo tiempo, ¿pues que cree? A la fuerza nos dieron más tiempo… nos obligaron a encerrarnos, nos obligaron a cuidarnos, si hay tiempo. Y si eso es en lo terrenal, cuanto más en lo espiritual, pero la cuestión es llevar mi vida espiritual, esa que está alineada a Jesús, a que afecte positivamente mi vida terrenal. Cuando pongo a Dios en primer lugar, no me preocupa que comeré, o si tengo o no tengo para pagar la factura de energía, no me malentienda, trabaje duro para sus compromisos, pero no ponga su confianza en su fuerza, ni en su trabajo, sino que ponemos nuestros ojos en Jesús.

  1. Abramos el entendimiento. ¿​ Acaso no entienden? Preguntó el Maestro, la pregunta sigue vigente y sigue haciéndose.
  2. Requiere humildad y entrega. N​ o lo sabemos, ni lo podemos todo. Necesitamos ayuda. Necesitamos auxilio. Salmo 121 dice Alzaré mis ojos a los montes, ¿de dónde vendrá mi socorro?
  3. Dios no desprecia un corazón dispuesto. ​Lo contrario de un corazón dispuesto, es un corazón endurecido. Jesús les habla fuerte a sus discípulos, y nos habla fuerte a nosotros y llama con energía nuestra atención para que dispongamos el corazón en depongamos toda barrera de orgullo y demos paso al conocimiento de Dios, para ser usados en la extensión de su Reino. Un corazón dispuesto, obedece y se enfoca en Dios y su Reino.

C. Jesús nos recuerda que él es Todopoderoso. Ustedes han visto, ustedes han oído, ¿No recuerdan? NO DEBEMOS OLVIDAR LA MISERICORDIA, NI LA GRACIA DE DIOS SOBRE NUESTRAS VIDAS. Pero qué fácil para nosotros es olvidar que Dios es tan bueno. Hagamos un ejercicio mental, y por un momento recuerde de dónde le ha traído el Señor, no quiero decir, de dónde lo ha sacado, pero si piense: ¿De dónde me ha sacado el Señor? ¿Hasta donde me ha traído? Decida NUNCA volver atrás.

  1. Él nos ha llenado de favores y misericordias.
  2. Cada día experimentamos un milagro y ni cuenta nos damos.
  3. ¿Acaso no entienden?. Qué debemos entender, pues debemos entender esta idea que no debe irse jamás de su mente: D​ ios es todo en mi vida, nada es más importante que Dios, y no me dejaré llevar por la corriente de este mundo.

​Somos producto de la gracia de Dios. NO LO OLVIDE, usted es depositario de la multiforme gracia de Dios. Si usted se acerca más a Dios, más se va a parecer a Cristo, si usted se ejercita en este pensamiento: ​Dios es todo en mi vida, nada es más importante que Dios, y no me dejaré llevar por la corriente de este mundo… ​le aseguro que está por ver los mejores años de su vida. No hablo de un camino sin espinas, pero si le hablo de vivir una vida en sintonía con la gracia de Dios.

Repita conmigo: D​ios es todo en mi vida, nada es más importante que Dios, y no me dejaré llevar por la corriente de este mundo.

FUENTE: Gracias Pastor DORIAN BANEGAS por sus enseñanzas.

Comentarios

COMO ESTAR SEGUROS DE LA VOLUNTAD DE DIOS

Si alguien le preguntara a qué se refieren los cristianos al hablar de la voluntad de Dios, ¿qué le respondería?

Pues déjame decirte que la Voluntad de Dios es uno de los principios más importantes después de haber recibido a Jesús como el Señor y el Salvador de nuestras vidas. Porque él vivir a diario sin la guía y la dirección de Dios, es insensatez. Y qué bueno que nuestro modelo para hacer la voluntad de Dios es el Sr. Jesucristo y lo podemos ver claramente en este pasaje:

LUCAS 22:39-42 «Y saliendo, se fue, como solía, al monte de los Olivos; y sus discípulos también le siguieron. Cuando llegó a aquel lugar, les dijo: Orad que no entréis en tentación. Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.»

En ese momento se preguntó: Hay alguna otra manera de redimir al mundo?, y el Padre le dijo, no!,  esa es la única manera. Y Jesús le dijo: que no se haga mi voluntad sino la tuya, porque nada va a satisfacer, más que la voluntad del Padre. Dios nos creo para depender del Dios Todopoderoso, y Jesús reconocía esa dependencia para con el Padre.

Por lo tanto, La Voluntad de Dios es lo que Dios aprueba y determina llevar a cabo. Y concierne las decisiones de Dios de qué hacer y que no hacer.

Cuando hablamos de la voluntad de Dios, nos referimos al propósito de Dios, el plan de Dios y el deseo del corazón de Dios para cada uno de nosotros, porque Él tiene un interés personal en ello.

SALMOS 40:8  “El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón”.

Sin embargo, algunos creyentes asisten a la iglesia cada semana sin detenerse a pensar en la voluntad de Dios. Por tanto, no tienen idea alguna de cómo el Señor desea usarlos.

Debemos vivir cada día de acuerdo al propósito de nuestro Padre celestial, conforme a sus planes y en obediencia a sus deseos. Pero ¿cómo podemos estar seguros de que andamos en su voluntad? Sobre todo, si enfrentamos tiempos de dolor, sufrimiento y dificultad. Aunque las pruebas pudieran parecer contrarias a la voluntad de Dios, nos asegura que aquello que permite ha sido diseñado para nuestro bien; incluso los problemas y las dificultades.

CATEGORIAS DE LA VOLUNTAD DE DIOS

  1. La voluntad predestinada. Ciertos eventos han sido predestinados por el Señor y nadie puede ir por encima de su soberanía.
  2. La voluntad moral. Se refiere a las normas morales por las que Dios desea que el ser humano se guíe. Un buen ejemplo de esto son los Diez Mandamientos, los cuales se aplican a todas las personas.
  3. La voluntad deseada. El Señor declara de qué manera debemos vivir los cristianos.
  4. La voluntad circunstancial. Si hemos fallado y no podemos vivir de acuerdo a sus normas, Dios desea que sepamos cómo debemos reaccionar ante dichas circunstancias.
  5. La voluntad inmediata. Esta se refiere a lo que nuestro Padre celestial desea que hagamos en cuanto a la situación que enfrentamos.

COMO ESTAR SEGUROS DE LA VOLUNTAD DE DIOS?

Cada día debemos tomar decisiones, y cada una de ellas es una oportunidad para preguntarle al Señor lo que desea que hagamos. Estas decisiones pueden ser prácticas, morales, financieras o de cualquier otra índole. Cada aspecto de nuestra vida debe ser sometido a la voluntad de Dios, pues Él, ya ha escogido el mejor camino que debemos seguir. El Señor conoce cada situación que enfrentaremos desde nuestro nacimiento hasta el día de nuestra muerte. Solo Él tiene la sabiduría, gracia, bondad y misericordia para cambiar nuestro corazón y guiarnos en cada aspecto de la vida.

Para ayudarnos a reconocer si nuestras decisiones concuerdan con la voluntad de Dios, debemos hacernos las siguientes preguntas:

1. ¿La decisión concuerda con la Palabra de Dios? Su voluntad y su Palabra siempre concuerdan. El Señor se  revela por medio de las Sagradas Escrituras y nos muestra la forma en la que obró en la vida de los hombres y mujeres de la Biblia. La única manera en la que podemos saber si Dios aprueba lo que hemos escogido hacer, es determinar si está de acuerdo con lo que enseña en su Palabra. Dios no desea esconder su voluntad de nosotros, sino que quiere revelarla a todos los que deseen obedecerlo de verdad. Sin embargo,  si nos encontramos lejos del Señor y en pecado, no recibiremos su dirección hasta que primero prestemos atención a sus advertencias y nos pongamos a cuentas con Él. Para saber lo que debemos hacer, vaya a la Palabra de Dios y talvez no sepas a donde ir, pues hay indice en las Biblias relacionado a temas específicos donde Dios te dice si eso concuerda con la voluntad de Dios o no.

2. ¿Es una decisión sabia? Lo primero que debemos considerar son las consecuencias. Cada decisión produce consecuencias; algunas son de nuestro agrado y otras no. Así que, debemos evaluar los posibles resultados  de nuestras elecciones y cómo pueden afectar a otros. Nuestras decisiones influenciarán a las personas de una manera u otra. Los que viven a nuestro alrededor observan la manera en que vivimos, lo que hacemos y cómo reaccionamos. Aunque es cierto que no podemos cumplir a la perfección la voluntad del Señor, sí podemos tomar decisiones sabias que beneficien su reino, la vida de otros y la nuestra.

3. ¿Puedo pedirle a Dios que me ayude a tomar una decisión? La vida cristiana consiste en una relación seria con el Señor, y no debemos intentar tomar decisiones por nuestra cuenta, para luego buscar su aprobación. Primero debemos preguntarle si es lo que desea que hagamos. Cómo vivimos en un mundo que se opone a Dios y a su justicia, somos incapaces de tomar decisiones sabias sin su ayuda y dirección.

4. ¿Tengo paz genuina en cuanto a la decisión? Al caminar dentro de la voluntad de Dios podemos disfrutar de paz verdadera y sentir agradecimiento por su dirección. Pero si nuestra decisión no concuerda con la voluntad de Dios, nos sentiremos irritados y llenos de dudas. Aunque quizás hemos tomado la decisión correcta, tenemos que estar seguros de si es o no el tiempo de Dios. Si nos adelantamos o nos atrasamos a su plan, pagaremos un alto precio.

5. ¿Concuerda esto con mi identidad como seguidor de Jesucristo? Si en verdad hemos nacido de nuevo y seguimos a Cristo, desearemos hacer su voluntad al adaptar nuestro comportamiento y acciones, para que            concuerden con nuestra identidad en Cristo. Por ejemplo, la manera en la que hablamos, nos vestimos, reaccionamos y actuamos debe ser un reflejo de Cristo en nosotros. Si nuestras decisiones difieren de quienes somos en Cristo, entonces no son la voluntad de Dios.

6. ¿Concuerda esta decisión con el plan de Dios para mi vida? Algunas de las respuestas a nuestras preguntas relacionadas con lo que debemos hacer están reveladas de manera clara en la Biblia; pero en otras      ocasiones, la situación específica que enfrentamos no se menciona en su Palabra. Por tanto, debemos considerar si nuestra decisión revelará alguna incongruencia entre nuestra conducta y nuestra vida cristiana. La hipocresía daña nuestro testimonio de Cristo.

7. ¿Honrará a Dios esta decisión? El Señor es glorificado cuando nuestras decisiones concuerdan con su Palabra; pero si no podemos dormir bien y no sentimos tranquilidad, debemos considerar lo que hemos elegido. Dios trae esa inquietud a nuestro corazón para protegernos de malas decisiones, pues nos ama y desea guiarnos hacia el mejor camino.

8. Como consecuencia de mi decisión, ¿sentiré arrepentimiento y pesar por el resto de mi vida? El  momento para reflexionar en esta pregunta es antes de tomar una decisión, pues si no forma parte de la voluntad de Dios, el remordimiento y la inquietud que vendrá como consecuencia puede acompañarle toda la vida. Piense en esto: Dios quiere lo mejor para usted.

9. ¿Puedo esperar que Dios me recompense por esta decisión? Las decisiones que tomamos en esta vida determinan si nuestras acciones son dignas de recompensas en este mundo y en el cielo.

Me imagino que te estas preguntando: que puedo hacer para que todo esto que se ha mencionado se manifieste en mi vida?. Para ello, voy a invitarte a hacer la siguiente oración:

«Padre celestial, vengo delante de tu presencia para pedirte perdón por mis pecados, lávame y límpiame. Me arrepiento. Ven a morar a mi corazón y has de mi una nueva persona, que te ame y siga tu voluntad. Abre mis ojos espirituales para comprender tu Palabra y seguir tus caminos. Te lo pido todo en el nombre de Jesús. Amén.»

FUENTE: Gracias Pastor CHARLES STANLEY por sus enseñanzas.

Comentarios

EL RECONOCIMIENTO DE LA PRESENCIA DE DIOS

Quisiera comenzar esta exposición, preguntándote lo siguiente: Donde esta Dios en tu vida?, porque si Dios no forma parte de tu vida, perdóname pero no sabes de lo que te estas perdiendo.

Es claro que Dios es real porque Él tiene el control absoluto de tu vida, de cada circunstancia y todo sale de la manera que Él desea.

Entonces porque vivir lejos de un Dios amoroso, que es soberano, Todopoderoso, que todo lo sabe y es Omnipresente. Dios esta aquí y allí donde te encuentras, lo reconozcas o no. Él no cambia, por lo tanto, todo esta en su presencia.

Entonces porque vivir lejos de un Padre amoroso que desea lo mejor para ti.

SALMOS 23: 1-4 «Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo

Definitvamente Dios esta contigo y conmigo, y Él obra en la vida de sus siervos, suple sus necesidades conforme a su amor y misericordia. El deseo de Dios es que vivamos en el reconocimiento de su presencia porque eso cambiará y marcará tu vida.

EVIDENCIAS DEL RECONOCIMIENTO DE LA PRESENCIA DE DIOS EN NUESTRAS VIDAS

1. Porque Dios esta continuamente en nuestros pensamientos.

Ya sea consciente o inconscientemente. En todas nuestras actividades deberíamos ser sensibles a su presencia, siendo ese sentir como un silencio santo en nosotros. Pero Él esta allí.

2. Buscamos constantemente la guía de Dios

Si estamos conscientes de la presencia de Dios, buscaremos continuamente su guía y si tiene que tomar desiciones diariamente, le pide a Dios sabiduría para manejar eso. No hablo de decidir acerca del color de zapatos a usar, sino de aquellas decisiones que pueden afectar su vida para bien o para mal.

3. Vemos a Dios como nuestro compañero constante

Si lo veo como mi compañero fiel, siempre estaré consciente de Él, por lo tanto no tengo que preocuparme de nada.

Piense en esto, la fuerza más poderosa de universo esta en la persona de Jesucristo, quien es Todo poderoso, Omnipresente y Omnisciente. 

4. Tenemos paz en medio de la tormenta.

FILIPENSES 4:7 «Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Todos pasamos por dificultades y tormentas en la vida, pero lo que nos sostiene es sí tengo a Dios conmigo. Cuando pasamos una tormenta, podemos decir: estoy en esto, pero estoy en esto con Dios.

Jesús esta conmigo y sé que el Espíritu Santo me guiará, me consolará y afirmará. Es más, Él ve nuestras tormentas antes de que lleguen, mientras tanto su poder está operando para facultarnos a enfrentar lo que sea.

5. Crea en nosotros hambre por la Palabra de Dios.

HEBREOS 4: 12 «‘Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.» 

Cuando descubrimos que la Palabra de Dios es viva, entonces cada día estamos expectantes de lo que Dios esta por decirnos. Puedes leer ya sea un versículo o un capítulo cada día. Porque al leer y meditar en la Palabra, nos impulsa a pensar en Dios y a estar conscientes de que Él estará con nosotros ese día.

6. Tenemos gozo en nuestro corazón.

SALMOS 16:11 «Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre.»

Piense en esto: tienes a un Dios Todopoderoso en la persona del Señor Jesús. Tienes al Espíritu Santo morando dentro de tí. Por lo tanto, eso debería ser suficiente para tener gozo.

Nuestro enfoque y nuestra mirada debe estar en Dios porque Él esta allí. Habrán momentos en que tus amigos no estén, o cuando tu familia no esté allí, pero ten en mente que no estas solo, nunca estas solo, Dios esta contigo y conmigo.

Talvez las cosas no van como deberían ir y ahí es donde le podemos preguntar a Dios: Qué estas tratando de hacer conmigo y sin duda habrá expectativa y gozo en tu corazón.

7. Estamos más conscientes de las bendiciones que Dios nos envía.

Santiago 1: 7 «Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.» 

Toda buena dádiva y todo don perfecto viene del Padre, pero si no estoy consciente de su presencia, le daremos el mérito a alguien más. Talves tu digas: que suerte la que tuve!. Pero los creyentes no hablas de suerte, hablan de ser bendecidos porque Dios es bueno.

8. Al estar conscientes de su presencia, la oración será prioridad en nuestras vidas

HEBREOS 4:16 «Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.» 

Esta es la confianza que tenemos, que podemos venir delante del Padre como un hijo se acerca al Padre, con toda confianza y aun cuando estemos en aprietos, lo que haremos es hablar con Él. Es mas, necesitamos escucharle porque tenemos un Padre perfecto y porque Él se interesa en cada aspecto de nuestras vidas.

9. Examinemos cada decisión conforme a su voluntad.

Señor, cual es tu voluntad en esto?, cual es tu voluntad en aquello?. Todos enfrentamos cosas pero sí sometemos a Dios toda decisión importante, entonces Él nos dará la dirección correcta.

10. Al estar consciente de su presencia, veremos nuestras necesidades a la luz de su presencia.

Enfócate en Jesús y si surge una necesidad en tu vida, no tienes porque preocuparte, talves no tengas respuesta en ese momento, pero se que Dios conoce bien tu necesidad y la mía.

Es más Dios las conoce primero antes que nosotros y es por eso que Él ya esta listo para suplir esa necesidad cualquiera que sea.

11. Nuestra adoración es más real y más gratificante.

Al venir a Dios a la Iglesia o aun en el seno de tu casa y adoras a Dios, uno siente que quiere volar porque estamos felices y sensibles a su presencia.

12. Andamos en obediencia como un estilo de vida.

Cuando estamos conscientes de su presencia, nuestro mayor deseo es obedecerle, seguir sus mandamientos y sus preceptos. No como una carga sino simplemente porque queremos agradar a Dios.

13. Tendremos una relación personal mas firme con Jesucristo.

Quieres hacer lo mejor para Dios, querremos amarle más, estar mas conscientes de su presencia y más sensibles a esa relación. Por lo que eso hace que esa relación sea maravillosa y gozosa, intensamente enamorados de Él, conscientes de su presencia pase lo que pase.

Es cierto que habrán tiempos difíciles, pero lo que quiero que vea, que es el reconocimiento de su presencia en su vida, es que Él cambia nuestra perspectiva, porque verás las cosas desde la perspectiva de Dios.

Cosechamos lo que sembramos. Si siembras una vida que niega por completo a Jesús y vives una vida mundana y malvada, con toda clase de inmoralidades, obtendrás lo que eso conlleva, pero al aceptar a Jesús como tu Salvador y le das tu vida para vivir en santidad, recibirás el fruto que trae y es maravilloso.

Por eso quiero invitarte a venir a Cristo haciendo esta oración: «Padre celestial, hoy vengo delante de ti, pidiéndote perdón por mis pecados, me arrepiento y te pido que me laves, me limpies con la preciosa Sangre de Jesús. Espíritu Santo ven a morar a mi corazón y abre mis ojos espirituales. Te lo pido en el nombre de Jesús, Amén «

Fuente: Gracias Pastor CHARLES STANLEY por sus enseñanzas.

Comentarios

TU MÁS ALTO LLAMADO

Este es un mensaje que va a redirigir nuestras vidas, a darle propósito, a tener paz en medio de las tormentas y a ver las cosas desde la perspectiva de Dios.

El Apostol Pablo en 2 Corintios 11:24-28, se refiere a los sucesos que le ocurrieron después de haber tenido un encuentro con Jesús, 5 veces fue azotado, 3 veces con vara, 1 vez apedreado, 3 veces naufragado, pasado hambre y sed, preocupaciones por la Iglesia que estaba creciendo y por enfermedades.

Y este mismo Apostol, escribió también estos otros versículos:

ROMANOS 8:28 «Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.» 

Cuando el Apostol Pablo dice la Palabra sabemos, es porque él esta expresando algo que él comprobó por experiencia propia, Y dice que todas las cosas, todo lo que pasas, todo lo que tengas que enfrentar, todas las cosas ayudan para bien a todo aquel que ama a Dios y que es llamado conforme a su propósito. Y cuál es ese propósito?.

ROMANOS 8:29 «Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.» 

Según este versículo, el propósito es que seamos como Jesús. Por lo tanto, este es el llamado y el propósito mas alto de Dios para nosotros.

Talvez has sido un hombre o una mujer de negocios exitoso, o un profesional destacado, o ser un gran predicador de miles de personas o ser exitoso ante los ojos de los hombres, o bien llegar a ser Presidente de una Nación, pero ese no es su llamado mas alto.

Ese no es el deseo numero uno de Dios para usted, ni el propósito más grande que Dios tiene para ti. Déjame decirte que el propósito mas grande de Dios para todos, es que seamos transformados y cambiados a la naturaleza y al carácter de Dios, para que seamos como Jesús.

PORQUE ESTO ES TAN IMPORTANTE?

La Sagrada Escritura dice que Dios es amor, no dice qué Dios tiene amor, Dios es amor y el amor divino es Dios. Y si vamos a la escritura, específicamente 1 Corintios 13, donde se menciona la preeminencia del amor, y al sustituir la palabra amor por Cristo, entonces dice la Palabra que pudieras profetizar y tener gran revelación, pero sino eres como Cristo en su carácter, eso no le aprovecha para nada. Tú pudieras ser un gran predicador de fe, pudieras mover montañas y hacer muchos milagros, pero si no tienes el carácter de Jesús, para nada le aprovecha. Lo que si aprovecha es que todo lo que hagamos refleje el carácter de Jesús.

2 CORINTIOS 3:18 «Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.»

Este versículo dice que nosotros vamos de gloria en gloria. Sí Jesús fue la Gloria de Dios y vino a expresar a Dios plenamente, entonces sí sustituimos la palabra Gloria por Cristo, nosotros vamos de una experiencia donde somos como Cristo y nos vamos a seguir conformando a su imagen a lo largo de nuestra vida.

Y como fijo el Apostol Pablo, «yo no pretendo haber alcanzado a ser como Cristo, pero esto si hago, yo prosigo a la meta, al llamamiento supremo, llegar a ser como mi Jesús».

La mayoría de cristianos estaría de acuerdo con esta aseveración, pero lo que la mayoría de cristianos no sabe es que esto requiere el proceso de Dios para llevarlos a ese lugar. Es decir, todos debemos vaos a pasar por el proceso de Dios para conformarnos a la imagen de Cristo.

ROMANOS 5:3-4″Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; 4y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;

La salvación es gratis, pero el conformarse a la imagen de Cristo, nos v costar todo, toda nuestra vida dedicada a Dios. Dios en primer lugar en todas las cosas. Sabe porque?, porque esto traerá los frutos del Espíritu y el carácter de Cristo.

HABLANDO DEL PROCESO

La Biblia es clara al decir que la voluntad de Dios es que los cristianos sean saludables, prósperos y que tengan armonía familiar. Por supuesto que esta es la voluntad general de Jesús. Y Él lo demostró cuando puso a Adan y Eva en el Jardín del Edén, pues allí les proveyó todo.

Deuteronomio 28: 1-14 habla que si obedecemos las Leyes de Dios y guardamos sus mandamientos, todo lo que hagamos será bendecido, su familia bendecida, su negocio bendecido. Y dice también que todo lo que toques prosperará, serás cabeza y no cola, prestarás y no pedirás prestado.

Y claro, esta es la voluntad general de Dios, pero hay una voluntad más alta. Y la voluntad más alta de Dios es que nosotros seamos conformados a la imagen de Cristo. desde luego que para llegar a ello, debemos comprender que estamos sujetos a la Ley de la Transformación.

ROMANOS 12: 2 «No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Cada uno es llamado a ser transformado y toca pasar a veces la metamorfosis del gusano a la mariposa. Y segurito has pasado por situaciones en las cuales digas: Y eso porque sucedió?, porque paso eso?. Aquí tenemos que entender que el llamado más alto de Dios es que seamos transformados de una persona carnal, todo involucrado en si mismo, para ser transformado, con la mayor pasión que no sea ser el mas grande en esto o aquello, sino que nos conformemos al carácter y a la naturaleza de Cristo.

SABE CUAN SERIO ES ESTO?

Dios envío a su Hijo a este mundo y lo hizo que pasara 30 años para que fuera el tipo de persona que fuera el modelo para ser como Él. Pasó 30 años trabajándole la hombría a Jesús y luego 3 y medio años trabajando en la parte ministerial.

Esto nos revela que Dios esta interesado diez veces más en que sea como Jesuscristo que en las obras portentosas que  podamos hacer..

Desde luego, el diablo querrá convencerlo que usted se esta perdiendo lo bueno. Pero no le crea, porque lo que Dios esta haciendo es la vida eterna, esta es la vida que va a vivir para siempre.

ROMANOS 8: 18 «Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. » 

DOS ILUSTRACIONES FINALES

1. Nosotros no tenemos enemigos, solo tenemos amigos y empleadores.

SANTIAGO 1:2 «Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,» 

Cuando se enfrente a pruebas, problemas, y tribulaciones, dese cuenta que todo eso viene para probarle la fe y sigue así hasta producir el carácter de Cristo.

No los trate como si fueran intrusos, por el contrario, déle la bienvenida a todos ellos como si fueran amigos, porque ellos vienen a producir el carácter, el fruto y la vida de Cristo en ti.

2 CORINTIOS 4:17 » Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 

Dice aquí la Palabra que las tribulaciones producen en nosotros un peso de gloria. Es decir, que todas esas aflicciones trabajan para nosotros porque esas aflicciones producen el fruto del Espíritu, desarrollamos más paciencia, más amor, más misericordia, perdón y desarrollan la Gracia de Dios en nosotros.

2. Todos los que alcancen la madurez de Cristo, van a pasar por algunas situaciones que le sacudiran su mente o quebrantarán su corazón.

Pero no nos podemos relajar, porque lo que tenemos son situaciones que Dios prepara para que a la larga resulten para bendecirnos.

Los cristianos no tienen problemas, sino situaciones predestinadas que están para perfeccionarnos el carácter de Cristo.

Esta pandemia por la que estamos pasando, es una prueba, pero Dios nos esta diciendo que los que salgamos de esta pandemia, con la actitud correcta, con el espíritu correcto, siendo vencedores, mostrando que pueden tolerarlo, esas son las gentes que Dios va usar para demostrar la gran Gloria que viene a la tierra.

Estamos a la puerta de ver el mover más grande de Dios que jamas hayamos visto. Así que, prepárese para ver la Gloria de Dios, prepárese para ver los milagros. Este es un nuevo día, este es un nuevo tiempo. Po lo tanto, demos a Dios toda la Gloria y la Honra.

OREMOS: Padre celestial, aquí estamos, poniendo nuestras vidas en tus manos, solo tu tienes Palabras de vida Eterna, guíanos, dirige nuestras vidas, has de nosotros como tu quieras, nos depositamos en tus manos, confiando que tu tienes el control de nuestras vidas. Que tus planes y pensamientos son más grandes que los nuestros. Confiamos en ti Padre amado. Y si hemos pecado contra ti, te pedimos perdón. Lávanos con la preciosa Sangre de Cristo Jesús y ven a morar a mi corazón. Amén.

FUENTE: Gracias Profeta BILL HAMMON por sus enseñanzas.

Comentarios